Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Biólogos españoles logran reproducir un Consejo de Ministros solo con amebas

Redacción/Rokambol/16.05.15

Los organismos unicelulares tomaron idénticas decisiones.  

Catorce amebas sumergidas en una solución de ácido esperpéntico y glutamato ye-yé celebraron el pasado jueves un Consejo de Ministros consiguiendo alcanzar un 97 % de similitud respecto a las habituales reuniones caníbales que celebra el Gobierno cada viernes en el Palacio de la Moncloa.

Un equipo de investigadores del Instituto de Biología Molecular de Pamplona consiguió la extraordinaria hazaña después de comparar durante un año las resoluciones que tomaba el Gobierno en los Consejos de Ministros con el comportamiento de un grupo de amebas a las que se les estuvo administrando cuatro gin-tonics diarios de 3,5 euros a cada una durante el mismo periodo de tiempo.

Las amebas estudiadas mostraban actitudes prácticamente idénticas a las de los ministros, en cuanto a arrogancia, desfachatez y sumisión a los mercados internacionales de amebas, aunque al contrario que los miembros del Gobierno, también tuvieron ligeras intenciones solidarias con las demás amebas que no tenían trabajo o que sufrían las estafas legales de los bancos de amebas.

En los primeros momentos del experimento, los protozoos se comportaron con nerviosismo e inseguridad, pero enseguida arremetieron contra la sanidad y la educación pública. Bruselas podría recomendar a España que remodele el Gobierno a base de organismos unicelulares, pues el ahorro sería considerable.     Más en Rokambol

Un Comentario

  1. El Papagayo.
    El Papagayo. 16 mayo, 2015

    Y prosiguiendo con estas investigaciones, el grupo de Física Nuclear Gregoriana de Calasparra del Monte, ha obtenido similares resultados experimentando con babosas marinas, que sólo se alimentan de algas y sol.
    Dado el enorme ahorro que ello supondría para el Estado, el Gobierno Celestial decidirá en breve, si procede al cambio de ministros por babosas o continuaremos como hasta ahora. Se espera que un fulgor divino alumbre la decisión de Las Alturas. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *