Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La austeridad ha fallado. Carta abierta de Thomas Piketty a Angela Merkel

Thomas Piketty et al | The Nation | 7/7/2015

La interminable austeridad que Europa está imponiendo al pueblo griego simplemente no funciona. Ahora Grecia ha dicho bien alto que ya basta.

Como casi todo el mundo sabía, las exigencias financieras impuestas por Europa han machacado la economía griega, han conducido al desempleo masivo, han colapsado el sistema bancario y han convertido la crisis de la deuda externa en un problema mucho más grave, con la deuda disparada hasta un impagable 175% del PIB. La economía está destrozada, con los ingresos fiscales cayendo en picado, la producción y el empleo deprimidos, y los negocios hambrientos de capital.

El impacto humanitario ha sido colosal –el 40% de los niños viven en la pobreza, la mortalidad infantil se está disparando, y el paro juvenil se acerca al 50%–. La corrupción, la evasión de impuestos y la mala gestión contable de los anteriores gobiernos griegos ayudaron a crear el problema de la deuda. Los griegos han cumplido con gran parte de las exigencias de austeridad de la canciller Angela Merkel: recortes salariales, recortes del gasto gubernamental, recortes de pensiones, privatizaciones, desregulaciones y subidas de impuestos. Pero los llamados ‘programas de ajuste’ con que se ha castigado a Grecia en los últimos años solo han servido para crear una Gran Depresión como no se veía en Europa desde el periodo 1929-1933. La medicina recetada por el ministro de finanzas alemán y por Bruselas ha hecho desangrarse al paciente y no ha curado la enfermedad.

Los firmantes instamos a la canciller Merkel y a la Troika a considerar un cambio de rumbo, a evitar un desastre mayor y a facilitar la permanencia de Grecia en la Eurozona. En este momento, al Gobierno griego se le pide que se ponga una pistola en la cabeza y apriete el gatillo. Desgraciadamente, la bala no solo acabará con el futuro de Grecia en Europa. El daño colateral supondrá acabar con la Eurozona como paradigma de esperanza, democracia y prosperidad, y podría tener consecuencias de largo alcance en todo el mundo.

En la década de 1950, Europa se fundó sobre la condonación de deudas pasadas, sobre todo alemanas, lo que supuso una enorme contribución al crecimiento económico de la posguerra y a la paz. Hoy necesitamos reestructurar y reducir la deuda griega, darle a la economía un respiro para que se recupere y permitir a Grecia amortizar esa deuda ya reducida durante un plazo de tiempo suficientemente largo. Ahora es el momento de dar una repensada humana a ese punitivo y fracasado programa de austeridad de los últimos años y llegar a un acuerdo para hacer una quita considerable sobre la deuda griega y para aplicar unas medidas de las que tan necesitada está Grecia.

Canciller Merkel, nuestro mensaje es claro: la instamos a dar ese paso crucial como líder, por Grecia y Alemania, y también por el resto del mundo. La historia la recordará por lo que haga esta semana. Esperamos y confiamos en que tenga usted hacia Grecia un gesto valiente y generoso. Un gesto en favor de Europa y de las generaciones que están por venir.

Atentamente,

Heiner Flassbeck, ex secretario de Estado del Ministerio de Finanzas alemán.

Thomas Piketty, profesor de Economía en la École d’économie de Paris.

Jeffrey D. Sachs, profesor de Desarrollo Sostenible, profesor de Gestión y Política Sanitaria y director de The Earth Institute en la Universidad de Columbia.

Dani Rodrik, profesor de Economía Política Internacional en la Harvard Kennedy School.

Simon Wren-Lewis, catedrático de Política Económica en la Blavatnik School of Government, Universidad de Oxford.

 

Fuente: http://www.thenation.com/article/austerity-has-failed-an-open-letter-from-thomas-piketty-to-angela-merkel/

Traducción para Iniciativa Debate: Carlos Delgado

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *