Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Cómo robar a todas horas y que nunca te llamen ladrón

Antonio Avendaño⎮Andaluces.es⎮28 julio 2015

La noticia es esta: ‘La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha multado con 171 millones de euros a 21 empresas del mercado de distribución y comercialización de vehículos y en el de la prestación de los servicios de postventa en todo el territorio español. La CNMC considera probado que las empresas sancionadas intercambiaron información comercialmente sensible y estratégica.’

Lo que hacían los vendedores de coches es lo mismo que vienen haciendo desde hace años las empresas distribuidoras de combustible de automoción, sobre quienes también la CNMC ha ido emitiendo sucesivos informes a lo largo de los últimos años donde se demuestra que falsean el mercado disparando los precios a toda velocidad cuando sube el petróleo y bajándolos muy, muy, muy leeeeeeentamente cuando el petróleo cae.

¿Lo hacen también las compañías de suministro eléctrico ni siquiera? Ni siquiera vale la pena preguntarlo. Nos da igual que lo hagan o no: ningún consumidor percibe que exista la más mínima competencia en ese mercado cuya liberalización iba a traer tantísimos beneficios. Y en efecto, los trajo, pero no exactamente a toda la población, como tantas veces nos dijo Felipe González que sucedería.

Lo que hacen las grandes compañías es robarnos. Es cierto que no lo hacen siempre: únicamente cuando no las están mirando, que es casi siempre. O cuando las miran pero es como si no las miraran, que viene a ser lo mismo.

Alguien podrá considerar que el verbo robar parece excesivo para casos como estos. ¡Pues claro que loparece! Precisamente ahí está el truco: en que es robar pero no parece robar. Unos céntimos en la factura de la luz, otros céntimos al poner gasolina, unos cientos de euros en un coche que cuesta unos cuantos miles… es dinero que nos podríamos ahorrar pero las compañías prefieren ahorrárselo ellas, a fin de cuentas, es tan poquito que la gente no se da cuenta, y se da cuenta no suele tener tiempo ni ganas de ponerse a desenmascarar a los ladrones.

Las grandes compañías hacen trampa porque saben que nadie las ve. O si las ven no pasa nada. Bueno, lo más que pasa es una multa, pero poco más. Por esa clase de robos nadie va a la cárcel: por eso no parece robar, por eso nadie los llamará nunca ladrones.

A los ciudadanos nos ocurre con estos servicios y productos lo que les ha ocurrido tantas veces a tantas comunidades de vecinos con su administrador: que cuando algún vecino se ha puesto en serio a mirar las cuentas en detalle ha comprobado que el administrador, con lo simpático que era, fíjate tú, le estaba sisando a la comunidad, pero la cosa ya no tenía arreglo porque el administrador ya había tomado las de Villadiego.

Por lo demás, lo que hacían las compañías de coches ahora descubiertas y multadas es lo mismo que vienen haciendo las grandes multinacionales que burlan al fisco nacional residenciando sus cuentas en paraísos fiscales o semifiscales, que como se sabe son exactamente lo mismo. ¿Alguien será alguna vez capaz de ganarle a toda esta gente? ¿Habrá algún gobernante con la visión y la valentía suficientes para aliarse con otros gobernantes y lograr de una maldita vez que todos estos tipos dejen de robarnos, bien sea por la vía de falsear la competencia, bien por la de no pagar impuestos, bien por las dos?

 

Fuente:  http://www.andalucesdiario.es/Sur_izquierda/como-robar-a-todas-horas-y-que-nunca-te-llamen-ladron/

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *