Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Un mundo más desigual, ni crece ni mejora

  • La desigualdad ha alcanzado los niveles más altos de las últimas tres décadas en los países de la OCDE.
  • Entre 2007 y 2011, los ingresos de las familias en España descendieron un 3,5% cada año.

Teresa Cavero @teresacaverog, Responsable de Investigaciones en Oxfam Intermón y Beatriz Garde @gardetriz, Responsable de Políticas Sociales en Oxfam Intermón ⎮ Diagonal ⎮10/08/2015

 El poblado chabolista de "El Vacie", en Sevilla, convive frente a los edificios de oficina del Polígono empresarial Nuevo Torneo. (c) Daniel J. Escalera

El poblado chabolista de «El Vacie», en Sevilla, convive frente a los edificios de oficina del Polígono empresarial Nuevo Torneo. (c) Daniel J. Escalera

En cualquier conversación de amigos, tomando unas cañas, es frecuente escuchar que “ahora somos más pobres, ganamos menos, gastamos menos”. Y no lo dicen solamente los amigos, las organizaciones sociales, los sindicatos o los movimiento sociales, también lo dice la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su último informe “ Porqué menos desigualdad beneficia a todos”: la desigualdad ha alcanzado los niveles más altos de las últimas tres décadas en los países de la OCDE, y en España, también.

Entre 2007 y 2011, los ingresos de las familias en España descendieron un 3,5% anual, y el 10% de los hogares más desfavorecidos perdieron un 13% anual de sus ingresos, mientras que el 10% de los que más tenían solo perdieron un 1,5% anual de sus ganancias. Merece la pena señalar que este 10% más rico abarca a todas aquellas personas con ingresos superiores a los 28.000 euros netos anuales aproximadamente y que no tienen cargas familiares; si usted está entre ellos, que sepa que comparte el club con famosos futbolistas, algún tenista, y algún alcalde. Para saberlo, puede consultar en qué lugar social se encuentra utilizando la novedosa aplicación de la OCDE.

El  informe de la OCDE no ha podido ser más oportuno. Ya no somos unos cuantos tristes y agoreros quienes alertamos sobre el incremento de la desigualdad en España y en el mundo. Le evidencia se impone sobre el análisis de éxito que algunos plantean: la consolidación fiscal, el aumento de los impuestos sobre el trabajo y el consumo (en 2011 y 2013) y los recortes sociales (en 2013) que afectan directamente a las personas más pobres. Todas estas políticas están –también para la OCDE- en el centro del aumento de la desigualdad en nuestro país, donde las diferencias salariales no han hecho más que aumentar.

Pero el problema de la desigualdad en nuestro país no arranca con la crisis, sino que viene de atrás. De hecho, España es uno de los países donde la intervención del Estado mediante la política fiscal (de impuestos y gasto público), lejos de corregir la desigualdad, más la agrava. Además, las mal llamadas políticas de austeridad y los recortes en políticas sociales y gasto público también han hecho que se profundicen las brechas sociales.

A nivel mundial, los datos hablan por sí solos: según la OCDE (2015) en promedio, el 10% de los hogares más ricos poseen la mitad de la riqueza total, el siguiente 50% posee casi la otra mitad, mientras que el 40% menos rico -o más pobre- tiene poco más del 3%. Desde diversas organizaciones, entre ellas Oxfam Intermón, llevamos tiempo haciendo hincapié en este asunto: que la brecha económica y social aumenta, y los ricos son más ricos y los pobres más pobres. Los  datos de 2014 en base a las cifras de Credit Suisse son aun más dramáticos: el 1% más rico posee el 48% de la riqueza total, y prácticamente todo el resto está en manos del 20% más rico de la población; mientras, el 80% de la población se reparte el 3% de la riqueza mundial. Sin entrar aquí en una discusión sobre las distintas metodologías utilizadas, lo que no cabe duda es que la magnitud de la desigualdad mundial alcanza cotas absolutamente inaceptables.

Estos niveles de desigualdad, no son sólo éticamente reprochables, sino que suponen un verdadero lastre a la economía y al funcionamiento democrático. El propio Fondo Monetario Internacional alertaba hace más de un año del freno que suponen los niveles de desigualdad actuales para el crecimiento económico y publica una serie de recomendaciones para poner freno a la brecha entre los más ricos y el resto de la población mundial.

 

Fuente:  http://www.eldiario.es/desigualdadblog/mundo-desigual-crece-mejora_6_412318779.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.