Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La unidad popular es Podemos

Carlos Fernández Liria *⎮Cuartopoder⎮17/8/2015

Confieso que la preocupación por el desastre en el que estamos a punto de desembocar en las próximas elecciones generales me está amargando el mes de agosto. Sin embargo, tenemos tiempo de sobra para poner remedio. Porque creo que ni adrede podríamos ser tan idiotas de no buscar una solución. Yo no tengo esa solución.  Y me faltan muchos datos para pensarla. No estoy ni muy metido en el ajo ni tampoco soy muy ajeno a la cosa. Lo único que puedo hacer es expresar cómo se ven las cosas desde mi situación.

Podemos no puede ganar sin unidad popular. Me consta que esto es algo que se tiene muy claro en el interior de Podemos y parece difícil negar que es un clamor popular. A mi entender, el disparate de la iniciativa de Ahora en Común ha distorsionado mucho esta convicción y está a punto de provocar de rebote un atrincheramiento del que no se puede esperar nada bueno. Si seguimos por este camino podría incluso llegarse al caso de que tuviéramos dos opciones electorales enfrentadas, de modo que Ahora en Común obtendría cuatro o cinco escaños a costa de que Podemos perdiera probablemente una docena. El resultado sería que Ahora en Común habría salvado el aparato de IU a costa de hundir la única apuesta electoral de izquierdas que puede ser decisiva en este país. Eso sin contar con lo que se perdería globalmente a causa de la espantada de votos a tenor de esta absurda división electoral. La prioridad tiene que ser impedir este disparate.

Yo creo que hay que empezar por ser realistas. Podemos es la única posibilidad de unidad popular que puede ganar. Ha costado un año y medio de esfuerzos innombrables, de batallas desiguales contra verdaderos gigantes mediáticos, políticos y judiciales, hay mucha gente que se ha dejado la piel en el intento. ¿Por qué empezar ahora de cero, reseteando todo desde el principio? Es absurdo y suicida cuestionar a estas alturas y a pocos meses de las elecciones el liderazgo de Podemos en la unidad popular. Si Ahora en Común no hubiera comenzado por dinamitar el sentido común, sería obvio que Podemos tiene que ser el centro de gravitación. Pero también, que, al mismo tiempo y para ello, algo tiene que gravitar a su alrededor. Podemos tampoco puede encapsularse, dando la espalda a tanta otra gente que lleva tantos y tantos años organizándose, luchando y trabajando. Podemos es la unidad popular, pero a condición de que sepa serlo.

Todavía estamos a tiempo de completar unas buenas listas electorales. La resultante de las primarias no es tan mala como se está pretendiendo por ahí. Es sencillamente, la lista de un equipo que ha demostrado saber hacer las cosas y que puede seguir haciéndolas. Es un equipo, además, que Pablo Iglesias necesita y en el que confía para liderar este proceso electoral. Yo no concibo qué puede tener eso de sospechoso o de malo. Pero esa lista es la de Podemos, no es la de la unidad popular. Hay que saber completarla con decisión y valentía. A veces, en una campaña electoral, todo depende de una foto. La foto ganadora, desde luego, tendría que reunir a Ada Colau, Manuela Carmena y Pablo Iglesias. No creo que sea imposible buscar la fórmula para que esa foto sea posible. Seguramente la cosa pasa -entre otras muchas cosas-  por que el mundo de la cultura que está con Podemos se movilice en un proceso ilusionante. No sé cuál sería la foto adecuada, por ejemplo, Juan Diego Botto, Maruja Torres, Manuel Rivas o Iciar Bollaín. A mí, desde luego, me parece imprescindible Estopa. Entre los 18 y los 30 años no hay votantes que le lleven la contraria.

Para este proyecto, contamos ahora con el ejército de personas que tiene Tania Sánchez a su alrededor.  Y con tanta gente más, por un lado de IU y por otro de los movimientos sociales. No se va a ningún sitio sin Yayo Herrero, sin Ecologistas en Acción. No se va a ningún sitio sin millares de personas que han luchado por otras vías por lo mismo que representa Podemos. Yo he sido profesor de muchos líderes de Juventud sin Futuro y de muchos que ahora están en Podemos, algunos de ellos diputados y diputadas. Pero también he sido profesor de Lara Hernandez o deAlfredo Almendro, y de otro buen puñado que siguen en IU. No logro encontrar entre ellos ninguna diferencia política y estoy seguro de que no la hay. Les he tenido de alumnos en la misma clase y les he visto bailar juntos en los mismos locales. Y políticamente me resultan indistinguibles. No es posible que hayamos sacado las cosas tan de quicio como para que no sea posible encontrar una fórmula de entendimiento.

Y por supuesto, no será difícil confluir en las listas con independientes del perfil de Carlos J. Villarejo, Manuela Carmena o  Maruja Torres. Yo no soy el más indicado para tener ideas de este tipo, pero estoy seguro de que las hay a montones. Lo que sí que no puede ser es que Podemos, en lugar de aparecer como un referente del cambio para todo el mundo, se presente a la sociedad civil como cerrado y ensimismado. Eso es lo que están deseando tanto los que quieren resucitar la peor IU como los izquierdistas que, en realidad, están deseando que todo esto fracase confirmando performativamente lo que ellos llevan pronosticando desde el principio (puro goce y pulsión de muerte, diría yo).

Alberto Garzón tiene mucha razón en una cosa que viene diciendo últimamente. El mayor peligro que corre Podemos es repetir a toda prisa todos los errores ancestrales de IU. Pero la solución no puede ser crear otro Podemos llamado Ahora en Común y utilizarlo, además, para salvar el pellejo de lo peor de IU.

Desde luego, no me cabe duda de que Podemos tiene que dar un paso valiente y generoso. Si no lo hace, si no se abre con decisión a los actores políticos de izquierdas que no se sienten cómodos en su interior, nos vamos a encontrar con una paradoja fatal y surrealista. Nos encontraremos que, contra IU, Podemos logrará repetir todos los errores de IU. Y tras colocarse en una situación en la que tocará el techo que IU tuvo en otros tiempos mejores, renunciará a intentar ganar y comenzará a agotarse en salvar el aparato electoral por encima de cualquier otra consideración política. Al final, Podemos será IU. Y mientras tanto, Ahora en Común habrá logrado el admirable milagro de salvar el viejo aparato de la mismísima IU. Será genial, por tanto: tendremos dos IU, a falta de una, luchando ambas por conservar sus respectivos aparatos políticos. Y mientras tanto, las expectativas que todos habíamos puesto en este desafío político se habrán tirado por  la borda. Y en cincuenta años no nos recuperaremos de este desastre.

(*) Carlos Fernández Liria es profesor de Filosofía en la UCM.

 

Fuente:  http://www.cuartopoder.es/tribuna/2015/08/17/la-unidad-popular-es-podemos/7436

10 Comments

  1. Esther
    Esther 17 agosto, 2015

    Esto lo publiqué en mi muro hace unas semanas:
    La gente ahora dice que Podemos les está desilusionando, que no comunican como antes, que no quieren ir en una coalición de izquierdas, que los órganos del Partido no están siendo elegidos desde las bases, que si no dicen claramente que son de izquierdas y hablan de arriba y abajo, que es personalista y cerrado, etc… les está lloviendo por todos lados.
    Pero yo me pregunto:
    Podemos tiene las puertas abiertas desde el principio a que cualquier persona, lider o no de un partido político, que quiera unirse al proyecto. Ha invitado a todos a participar en Podemos, a Alberto Garzón, a Juan López de Uralde, a todas las fuerzas de izquierda y ecologistas que hay. Les ha invitado a formar parte del proyecto. A ser parte de él. Un proyecto que se convirtió en partido y nació hace casi dos años con un apoyo mayoritario de la gente de la calle y que es totalmente nuevo pero con un ideario claramente definido. Nació con unos apoyos ciudadanos que, nos guste o no, no son pocos. Eso sí, les ha pedido que si se unen sea como individuos, no como figuras de otros partidos. Esto me parece de una lógica aplastante.
    Si hay una coalición como Ahora en Común, que quiere una unión de la izquierda, y le dice a Podemos -¡ven con nosotros, todos juntos!, Bueno, pues yo entiendo perfectamente la negativa de Podemos.
    Explico por qué.
    ¿Cómo un partido que está naciendo y tiene una base de votantes tan alta se puede terciar a ir en coalición con IU, un partido al borde de la extinción? O con Equo, que aunque nos guste mucho lleva años en política y no ha logrado tener representación parlamentaria hasta ahora.
    No podemos olvidar que Alberto Garzón, político al que admiro, ha sido elevado a la categoría de candidato por IU a la presidencia del Gobierno… y se debe a su partido. No quiere abandonar el barco, como han hecho otros de su partido en este último año, aun con claros síntomas de naufragio total. No quiere dejar atrás la marca IU, aun con la pérdida de votos que está teniendo dicho partido. Su empuje político se lo debe a ellos principalmente. Y no podemos olvidar que ese naufragio de IU se debe principalmente a lo mal que lo han hecho, porque si lo hubiera hecho bien no le pasaría esto. En todos los sentidos.
    Pero a todas las fuerzas contrarias al triunfo de Podemos les interesa que esto se interprete así, como una traición de Podemos a los demás. Fuerzas nacionales, internacionales européas, americanas, multinacionales, bancos, etc, que no son pocas y todas ellas con mucho poder. ¡No nos dejemos engañar!
    ¿Es lógico echar la culpa a Podemos de que no haya un “Frente Popular” de la izquierda? Para mi tendría que haber sido al revés. Ante la falta de apoyo popular, “Ahora en Común” debería disolverse y unirse al Podemos. Esa es la unión que debe hacerse. Lo que debería seguir ilusionándonos cara a las próximas elecciones generales.
    Es inútil esta coalición. Está abocada al fracaso. No sólo por nuestra más reciente historia, sino también porque el que quiere ganar no puede hacer equipo con los perdedores. En todo caso, que los perdedores se disuelvan y se vayan con los que quieren ganar.
    Además, esta coalición se postuló en internet para pedir el apoyo de la gente, y no han conseguido ni de lejos el apoyo que tuvo Podemos en su momento.
    No podemos olvidar cual era nuestro interés cuando apoyamos mayoritariamente a esta fuerza popular que es Podemos, echar a la “casta”. Debemos estar todos unidos, pero unidos en un Partido nuevo, estructurado como los demás, que no se muera en luchas intestinas de siglas, de marcas. No hay, de momento, otro sistema. Hay lo que hay, y todo se ideó para la contienda entre partidos políticos, no entre coaliciones de una ideología u otra. Hay que atacar desde dentro de las Instituciones. Hay que entrar con fuerza en el Congreso y en el Senado. No permitamos que el interés particular destroce este sueño que es un ejemplo para el resto del mundo. No seamos un nuevo “5 estrellas”, el partido de Pepe Grillo en Italia, que finalmente se desinfló por luchas intestinas. Podemos somos todos.
    Si no lo hacen bien, se les deja de votar y punto. ¡Ya se nos ocurrirá qué hacer!
    La fuerza es nuestra, de la gente. No nos dejemos engañar por uniones que sí son válidas para gobernar un Ayuntamiento, o una Comunidad Autónoma, pero creo que no son válidas para un Estado.

    • Julen
      Julen 18 agosto, 2015

      De acuerdo Esther con tu análisis y propuesta, pero hay un factor que se tiene poco en cuenta y es el factor psicológico; cuando el rival a batir tiene enfrente a un amasijo de siglas y amalgama de líderes diluídos con “camisetas” diferentes en torno a un mismo “equipo” de empuje horizontal, psicológicamente no le merma tanto como cuando todos ellos sin camiseta se situan detrás de un “ariete” y al unísono empujan… otro tanto para los ciudadanos indecisos o fácil de desorientar como ocurrió en la últimas elecciones en Araba con el sector madracista de IU que muchos llegaron a confundir con el de Podemos o Ahal Dugu…

      Del artículo me quedo con lo que dice el profesor Liria: ” Es absurdo y suicida cuestionar a estas alturas y a pocos meses de las elecciones el liderazgo de Podemos en la unidad popular. Si Ahora en Común no hubiera comenzado por dinamitar el sentido común, sería obvio que Podemos tiene que ser el centro de gravitación. Pero también, que, al mismo tiempo y para ello, algo tiene que gravitar a su alrededor. Podemos tampoco puede encapsularse, dando la espalda a tanta otra gente que lleva tantos y tantos años organizándose, luchando y trabajando. Podemos es la unidad popular, pero a condición de que sepa serlo.”

      Saludos

      Iulen Lizaso

  2. BRAULIO
    BRAULIO 17 agosto, 2015

    Comparto, Esther, tu punto de vista y tu reflexión. En días pasados me expresaba así en la Plaza Podemos:

    “¿Por qué ese interés de algunos en inventar algo que ya está inventado y con bastante éxito, por cierto? Una gran mayoría de la población ha visto en PODEMOS un movimiento que respondía a sus inquietudes y a su indignación frente a un modo de hacer política que no satisfacía casi nadie. Desde el principio, se alentó la posibilidad de acoger en PODEMOS a cuantas personas se sintieran identificadas sin cuestionar su procedencia ni militancia anterior. ¿A qué viene ahora intentar abrir nuevas fórmulas que no descubren nada nuevo? ¿No será que, tras este juego, entre otros afanes, se esconde la envidia de personajes que no supieron ver antes o no se atrevieron a liderar un movimiento que concitara tales sentimientos como en PODEMOS?
    Con la “excusa” del éxito de algunos movimientos como por ejemplo ‘Ahora Madrid’ o ‘Barcelona en Común’, en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, se ha ideado un nuevo juego de palabras: ‘Ahora en Común’ ¿Por qué no se integran todas esas fuerzas en PODEMOS y, todos juntos, continuar con el objetivo de devolver al pueblo el Poder que detentan las élites?”

    • Esther
      Esther 17 agosto, 2015

      A ver si logramos que otros se convenzan de que sólo votando a un partido totalmente nuevo y limpio lograremos el cambio deseado. Me gusta ver que no estoy sola.

  3. BRAULIO
    BRAULIO 18 agosto, 2015

    El problema principal es el “altavoz” de los medios. Hace un tiempo se dejó intervenir a PODEMOS en los medios como queriendo decir “esto es flor de un día”, ya se desinflarán. Más tarde, vio el Poder que PODEMOS iba en serio y que cosechaban muchas adhesiones; entonces comenzaron a sacar las barbaridades de Eta, lo de J.C. Monedero, lo de I. Errejón, Venezuela y demás; todo ello bien orquestado. Ahora, apenas sale ya en los medios; para el Poder, el silencio es lo mejor. Lo tenemos crudo.

  4. retrosko
    retrosko 18 agosto, 2015

    estoy 100% con fernandez liria.La unidad popular es PODEMOS.Si IU quiere inventar un pseudoPodemos solo conseguirán endeudarse unos millones de euros mas.AHORA EN COMÚN no tendrá exito porque necesita una organizacion interna de la que no dispone y cuando eso pase se montará un follon de mil demonios cuando IU imponga su organización.Además hay otra razón importante,la gente de PODEMOS que está en AHORA EN COMUN,se fue porque no acepta lo que la gran mayoria decidio en la asamblea general.Ell@s solo aceptan lo suyo y lo deás lo torpedean hasta que montan otro tinglado.Me juego lo que sea a que de AHORA EN COMÚN, saldra otra excisión en breve.y así una tras otra……son muy jartibles.

  5. José Rojas Lanzarote
    José Rojas Lanzarote 18 agosto, 2015

    SOLUCIÓN: CONJUNCIÓN DE TODAS LAS FUERZAS POLÍTICAS DE IZQUIERDAS.

    Ante la tesitura que nos presenta, sobre esta “unidad popular”, nuestro Profesor de Política es que ¿como se va a salir de este embrollo?. Ha sido muy claro y ha estado rodeando entre Podemos, IU y Ahora en Común.

    Si hacemos matemáticas y sin saber cuantos militantes tiene cada partido, nunca son más que la cantidad de ciudadanos que no están en ninguna de esas fuerzas políticas. Yo más diría, que son escasos los militantes y simpatizantes los de los partidos, que los ciudadanos que no militan y que por lo tantos son menos votos que cosechan y por lo tanto es más el esfuerzo y al final, Podemos tendrá los suyos, IU seguirá bajando y Ahora en Común como es nuevo en “el mercado político” no se sabe cuantos tendrá. Aún así, sigo pensando que son pocos los votos que sumarán estando separados. Sin embargo si se juntan, que es lo que deberían de hacer, sacarían más votos. Y sigo diciendo que hay que pensar en cuantos sacarán tanto PP, PSOE y todos esos partidos que más o menos están en la órbita de una tendencia ideológica de centro-derecha contando también los nacionalistas que como se sabe, siguen y pululan alrededor de esa ideología y hemos de separar a todos los partidos de izquierda y más a la izquierda que los demás, total no son más los votos de los ciudadanos que no están, ni simpatizan con las ideas de estos partidos de siempre, que se han estado apoyando en el Régimen, aguantando con lo que tienen y no se dan cuenta que los ciudadanos que no quieren saber de ninguno de los partidos de la Cámara de Diputados (yo cuento con esta Cámara solo, porque el Senado ha de desaparecer), vamos a llamarlos partidos monárquicos, porque eso es lo que son, ya que han estado sujetando con una estaca para que no cayera a la Corona, ya debilitada, aunque también los debilitados son todos los partidos que apoyan a los Borbones. Puntualizo un pensamiento que he estado dándole vueltas y es que todos estos partidos que en definitiva están como yo digo sujetando al Borbón Felipe, porque cobran un sueldo de la Corona y no están trabajando para sacar sus programas adelante y pienso más, que creo que la Corona como si les hubiera dicho, sigan así para que no nos quiten el bi-partidismo, porque si lo perdemos cae nuestro sistema

    Lo que nos está ocurriendo en este tiempo de política, es que estamos estancados y no sabemos como salir de este apoltronamiento, en el que los políticos y la política de la Corona, ha sido salvarse así mismo y todavía, no de la quema, pero…

    … Vengo tratando de ver como la Izquierda, que no es solo las fuerzas políticas aquí mencionadas, si no que hay muchas más que no se mencionan, pero que también tienen sus votos, republicanos, nacionalistas, anarquistas y otros que hacen otro montón de votos.

    Pero el asunto más principal es que ¿como se unen?.
    Soy de Izquierda y Republicano. Mi voto aunque no me haya gustado, el partido al que le he votado,siempre ha sido de Izquierdas. La cuestión es que que tenemos que hacer. Lo tenemos muy claro.

    En la República, Tuvimos dos Bienios muy diferenciados los dos en ideas y en proyectos, aparte que como todos sabemos siempre se echaron “chispas” los unos a los otros. Después de este tiempo, viene el año 1936 y se convocan Elecciones Generales para el 17 de febrero y la única fuerza que había en aquel entonces era la CEDA, claramente de derechas. La Izquierda estaba dividida, pues como ahora, aunque los socialistas eran mas de Izquierda que los de ahora y la derecha era más de derechas que estos de ahora. Y viendo el panorama, se parece mucho nuestra situación 2015 a la de ese año 36 y no nos queda otro solución que…

    …La derecha en el 36, era una formación que la lideraba Gil Robles y tenían las mismas posibilidades que en las Elecciones de 1933 y por lo tanto si la izquierda no hacía nada, perdían nuevamente las Elecciones. La Izquierda hacía sus cábalas y no daba el sumando de los votos, sacarían como en las anteriores y por lo tanto perderían las Elecciones.

    Pasaba lo mismo que en este tiempo, que cada vez que uno lo piensa, como hay tiempo, pues seguimos pensando una solución y me refiero a la izquierda de este país. Pero la idea más locuaz era en aquel entonces la unión de toda la Izquierda y ya saben que lo hicieron creando el “Frente Popular” y es aquí donde he querido venir, porque si no es esta opción, no se va a hacer nada. En aquella ocasión y el 16 de enero de 1936 una comisión de los distintos partidos de Izquierdas, firman un documento para ir juntos todos, para concurrir a las Elecciones Generales con el nombre de: “Frente Popular”. Con esta formación el 17 de febrero de 1936, ganan por mayoría a la CEDA, y logran formar Gobierno estable de la IIª REPÚBLICA, aunque luego ya saben lo que pasó. Sabemos que el traidor y los traidores del directorio, se pusieron a conspirar justo cuando el “Frente Popular” ganó las Elecciones, osea que siendo generales de la República, tuvieron casi seis meses para preparar su cruzada.

    En nuestro tiempo, ya tenemos que dejar de pensar, como se decía antes, dejarnos de mirar el ombligo y actuar con consecuencia. La única solución para mi, es una conjunción de todas las fuerzas políticas y hacer que se crea la idea, de esta unión para esa inmensa fuerza que son los sin partido y aglutinarlos en ese núcleo, llámese como se llame, pero pónganse de acuerdo, porque los que tienen que dar una idea clara son ustedes y no los ciudadanos que esperamos que los programas no estén llenos de paja y estén por cuestiones más concretas. Menos texto y más hacer. Lo único que ha hecho la Izquierda es sacar nuevas siglas y más confusión.

  6. Bárbara Alonso
    Bárbara Alonso 19 agosto, 2015

    Me parece fundamental todo lo que puede aportar EQUO…en AhoraMadrid fue clave para que saliera adelante el proyecto…fue el puente que permitió la confluencia…son generosos y no necesitan figurar…por eso nadie se acuerda de ellos.

  7. juan
    juan 20 agosto, 2015

    magnifico comentario de este exprofesor, conparto en todo esta opinion

  8. tolomeo
    tolomeo 21 agosto, 2015

    Si las elecciones…( De verdad pudieran cambiar algo ) ¡Estarían prohibidas!
    Alguno se habrá dado cuenta de ello, después de la traición griega. Cambiar el Régimen desde dentro es una quimera. Tsipras, en cuanto la banca le ha enseñado los dientes, se ha escagarruciau a la pata abajo, y, la mierda le ha llegado a podemos, que ha escondido el rabo entre las piernas ante la troika. Ya no se habla del impago de la deuda ilegítima, ni siquiera de una auditoría de la misma. Se da por buena la bajada de pantalones griega. ¡ Eureka ! Ya tenemos nuevo eslogan, NO SE PUEDE ! .
    Pequeño-burgueses metidos a pseudo-revolucionarios, desembocan en recetas social demócratas que apenas maquillan el sistema. Resetear el sistema, era uno delos eslóganes que se escuchaba con cierta frecuencia. En el argot de los ” chispas “, resetear consiste en rearmar un mecanismo para que vuelva a funcionar como antes. Nada va a volver a ser como antes, el Régimen Capitalista nos va a tirar a degüello, y, van a exprimir hasta la última gota de nuestra sangre. Desgraciadamente, el movimiento obrero, está prácticamente desactivado y carecemos, por tanto, de un arma con que plantar cara al capital. Queda esa amalgama de reformistas Bernsteinianos que, como mucho, vana solucionar lo suyo. Los más espabilados arañaran algún cargo, que les permita instalarse en la sinecura.
    El capitalismo ni se reforma, ni se maquilla, ¡ Se destruye !. Lo demás son milongas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *