Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Diego Cañamero: “Es el Gobierno el que se sitúa en la ilegalidad y no nosotros”

ENTREVISTA CON EL PORTAVOZ DEL SINDICATO ANDALUZ DE TRABAJADORES TRAS SU DETENCIÓN

MIGUEL MUÑOZ | Cuartopoder⎮

Dice que no lleva la cuenta de los casos que tiene pendientes ante la Justicia. La situación que ha vivido esta misma mañana le es familiar. Se declara insumiso ante el sistema y dice que no colabora en nada con la policía. El sindicalista y portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero (Campillos, Málaga, 1957) ha sido detenido esta mañana en Sevilla. Cuatro horas después ha sido puesto en libertad. La ocupación de las fincas de “Las Turquillas” en Sevilla y “Somonte” en Córdoba realizadas por el SAT son los motivos. Para él, legítimos ante un Gobierno que no aporta soluciones para la ciudadanía. Tiene un ojo en las instituciones, de las que puede formar parte próximamente ya que está integrado en la lista de Podemos para el Congreso de los Diputados, pero más en la calle. Atiende a cuartopoder.es por teléfono pocas horas después de su liberación.

¿Cómo ha sido la detención de hoy?

— Ha sido como las demás. Yo llevo soportando muchas desde 2010. Te abordan en cualquier punto en el que creen que puedes ser más vulnerable porque haya menos gente o medios de comunicación. Te detienen, te dicen que estás en busca y captura y que tienen orden de llevarte ante el juez. Luego vas a la comisaría y te toman los datos. Por supuesto yo me niego siempre a dar mis datos. Te toman las huellas dactilares, algo a lo que me niego también. Yo no colaboro en ese sentido en nada. Al cabo de un rato me leen mis derechos y me llevan ante el juez. Éste determina ponerme en libertad después de 3, 4 ó 5 horas.

Le citan para declarar ante el juez las próximas semanas. ¿Irá?

— Ellos dicen que me tengo que presentar el 1 y el 15 de septiembre en el Juzgado pero les he dicho que no me presento.

¿Cuáles son sus razones para actuar así?

— No creo que la Justicia o los que la ejercen sean neutrales. Muchas veces he dicho que la Justicia no es ciega, en todo caso es tuerta. A nosotros nos miran con el ojo que ven y a los que roban o hacen estafas, a los delincuentes de verdad los tolera. Es una protesta que hago también por la represión que sufre el sindicato. El SAT sufre una represión muy fuerte. Tenemos cerca de un millón de euros en multas, 600 procesados, una petición de cárcel de cerca de 300 años en total, etc. Nos parece una injusticia contra el sindicato, yo como representante andaluz tengo que rebelarme contra esto. Por ello me declaro insumiso judicial. No se nos trata con igualdad. Incluso hay listas negras con las que condenan a personas que no estuvieron en los conflictos y luego vienen multas administrativas.

Usted defiende que las ocupaciones son legítimas desde el punto de vista social o moral.

Estoy reclamado por dos juzgados. Uno en Sevilla y otro en Córdoba. Tengo más pendientes, como cuando hicimos la expropiación de material escolar en Carrefour como protesta. No sé si habrá alguna otra por ahí. No llevo la cuenta del tema. Creo que nuestras acciones, que son todas pacíficas, se hacen para protestar ante la sociedad por lo que está ocurriendo. Ante el paro, los desahucios, la falta de trabajo, cualquier despido que haya en una fábrica, etc. Nuestra lucha es pacífica y social. Además lo que nosotros reivindicamos es tan justo y evidente que más que condenado y represaliado tendría que ser comprendido por cualquier gobierno que legítimamente sea decente. Los gobiernos solamente quieren el voto de la ciudadanía y luego gobiernan a espaldas suyas. La gente no vota paro, desahucios o reforma laboral sino soluciones, puestos de trabajo, sanidad garantizada o futuro. En el momento en que un partido que está en el Gobierno no pone en práctica lo que han votado, son ellos los ilegales. El Gobierno se sitúa en la ilegalidad ética y moral ante el pueblo. Nosotros somos los que cuestionamos la legalidad de los gobiernos a la hora de hacer leyes y actuar. Les echamos en cara y ponemos en evidencia que las promesas electorales no las cumplen. Nosotros estamos dentro de la legalidad, ellos están en la ilegalidad. Lo que pasa es que se da la vuelta y dicen que la ley pone tal cosa. Mire usted, se ha presentado a las elecciones y ha dicho que va a crear puestos de trabajo y va a solucionar los problemas de la sociedad. Si no lo soluciona el ilegal es usted. Y, por tanto, estoy legitimado para protestar. Hacen ver a la sociedad que nosotros somos los ilegales y por eso nos condenan.

EL SAT siempre se ha caracterizado por realizar este tipo de acciones tan directas. ¿Seguirán por ese mismo camino? ¿Son efectivas de cara a la sociedad?

— Creo que si el SAT no existiera en Andalucía, o antes el SOC, Andalucía sería otra y el medio rural también. Es muy importante que existan este tipo de organizaciones y además que sigan luchando. Ante la represión nos legitiman. Cuanto más detenciones haya, cuanto más multas y procesos, más reafirmamos nuestra voluntad inquebrantable para defender la justicia de los trabajadores. Cada multa es un premio, cada juicio nos legitima más. Contra la represión nos rebelamos con más fuerza. Porque si no te rebelas ante las injusticias tú también eres cómplice. Por lo tanto esta es la actitud que ha tenido el SAT y la va a seguir teniendo. No nos van a parar por mucha represión, multas o encarcelamiento.

¿Cómo ve la movilización social en estos momentos? ¿Hay mucha gente pendiente de las elecciones más que de otro tipo de acciones?

—La verdad es que la gente ha puesto los ojos y mirada en los cambios políticos en torno a las elecciones. Esto puede ser un grave error. Es muy importante mirar las elecciones pero sin olvidar la movilización social. Sin ella, sin que el pueblo empuje el aire la ola no se mueve. El pueblo tiene que empujar. Si lo hace, seguramente los molinos de viento se moverán. Si los de abajo se mueven los de arriba se tambalearán. Pero si no se mueve el pueblo tampoco habrá cambio político. Tiene que ser una combinación de lucha social y cambios políticos. Esperemos que la gente se de cuenta de que no solamente con el voto podemos cambiar las cosas. Si el pueblo empuja y cambiamos también nuestros políticos con el voto iremos en el buen camino. Una cosa sin la otra no tiene evidentemente éxito.

 

Fuente:  http://www.cuartopoder.es/deidayvuelta/2015/08/28/diego-canamero-es-el-gobierno-el-que-se-situa-en-la-ilegalidad-y-no-nosotros/4177

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *