Pulsa "Enter" para saltar al contenido

FOTO: El Senado, lleno para debatir sobre Venezuela; vacío para hablar de violencia de género

El Rastreador | El Diario | 02/09/2015

A todos los senadores no les interesan por igual los temas que se tratan en la Cámara Alta. Al menos eso es lo que ha quedado demostrado este miércoles, día en el que se han llevado a cabo dos votaciones: una sobre Venezuela y otra sobre violencia de género. En la primera, casi todos los asientos de la cámara estaban ocupados. Cinco minutos después, cuando se disponían a hablar sobre un Pacto de Estado para luchar contra la violencia de género, la bancada ha quedado casi vacía.

Los senadores Mayte Otero (PP) y Ramón Espinar (Podemos) han compartido dos fotografías en Twitter en las que se puede observar la diferencia entre ambos momentos. La Cámara alta debatía consecutivamente  sendas mociones (7.1 y 7.2). La primera, para pedir “la liberación de los 75 presos políticos de Venezuela”. La segunda, para exigir que el Gobierno promueva “un Pacto de Estado contra la violencia de género y por la igualdad entre mujeres y hombres”.

La imagen de Otero muestra un Pleno del Senado casi lleno durante el debate de la primera de las mociones.

Pocos minutos después, Espinar ha compartido una instantánea del Senado bien distinta: “Hablando de Venezuela hace cinco minutos esto estaba lleno. Ahora hablamos de violencia de género y se ha vaciado”.

https://twitter.com/RamonEspinar/status/639024921495105536?ref_src=twsrc%5Etfw

Un Comentario

  1. Yanka
    Yanka 2 septiembre, 2015

    LA HISTORIA LOS MALDECIRÁ: #SOSVenezuela
    La sangre de los inocentes venezolanos caerá sobre todos aquellos que permanecen indolentes mientras avanzan los tanques de la represión chavista. Los gobiernos tienen que pronunciarse y la presión internacional materializarse en una condena efectiva. Pero, sobre todo, urge conminar a los tibios de toda la vida, a las malaguas que nunca se pronuncian, porque las dictaduras también sirven como termómetro para identificar a los verdaderos demócratas, tan distintos de esos falsos profetas que se esconden bajo el ropaje de la imparcialidad y la tolerancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *