Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Berri-Otxoak denuncia la malnutrición infantil que sufren 16.000 menores en Euskadi

  • La plataforma señala que los hijos de las personas desempleadas están sufriendo discriminación en las guarderías municipales a cargo del Consistorio.

Daniel Morgado|Diagonal|09/09/15

La plataforma hizo un acto ayer, coincidiendo con la apertura del curso escolar. / BERRI-OTXOAK

La Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales Berri-Otxoak ha denunciado la grave situación de subnutrición infantil que padecen alrededor de 16.000 jóvenes menores de 15 años en Euskadi. Para intentar visibilizar en Barakaldo esta precaria situación, en la que unos 300 menores y cientos de familias sufren malnutrición, y coincidiendo con el inicio del curso escolar, Berri-Otxoak ha procedido a la instalación de una serie de pupitres, pizarras y sillas de estudio, en el que serán colocados cubiertos y platos vacíos, en el parque infantil próximo al Ayuntamiento de la ciudad. De igual forma, han denunciado la discriminación que están sufriendo muchos menores hijos de personas desempleadas en las guarderías municipales a cargo del Consistorio.

Desde Ararteko, la Defensoría del Pueblo del País Vasco, ya publicaron en 2014 un informe en el que se puso sobre la mesa los datos en cuanto a malnutrición infantil. Apuntan que “esta situación se ve agravada en verano coincidiendo con el fin del curso y el cierre de los colegios y comedores sociales”. “Por ello se viene exigiendo desde hace tiempo dar los pasos necesarios para poner a disposición de la infancia barakaldesa un servicio que garantice la alimentación adecuada durante las vacaciones de verano”, reiteran desde Berri-Otxoak. Amaia del Campo, actual alcaldesa de Barakaldo por el Partido Nacionalista Vasco, ya recogía en su programa político la apertura de un centro con unas características similares, pero un verano más, no ha puesto en marcha el proyecto.

Recortes y malnutrición

A esta decisión política debemos añadir la congelación de las ayudas económicas municipales, desde hace 4 años, “en torno a los 800.000 euros para una población de más de 100.000 habitantes”, según Berri-Otxoak, y la perpetuación de las políticas de recortes que se venían realizando desde el anterior equipo de gobierno. Desde esta misma plataforma, confirman que la solución pasa por “dar marcha atrás a los decretos de minoración y priorización que suponen un recorte del 50% de las cuantías de las prestaciones a las que tienen derecho las familias de la localidad para hacer frente a sus necesidades más básicas”, y “extender y reforzar los servicios sociales municipales”. “Esto conllevaría una mejora en la gestión y atender con celeridad las situaciones de emergencia sociales que se producen a diario en la localidad”, reiteran.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *