Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Mariano Rajoy carga al presupuesto de La Moncloa el cuidado de su padre

  • Mariano Rajoy Sobredo, padre del presidente del Gobierno, vive en La Moncloa, donde recibe asistencia y acompañamiento día y noche a cargo de dos personas contratadas por Presidencia
  • Un equipo médico se ocupa del presidente y su familia, pero nada regula que dicha atención incluya labores de compañía o cuidado de dependientes
  • El Gobierno asegura que «el presidente se conduce exactamente por los mismos criterios que sus predecesores»

Gonzalo Cortizo | El Diario | 14/10/2015

El presidente del Gobierno carga a los presupuestos de La Moncloa los gastos derivados del cuidado y acompañamiento de su padre, una tarea de la que se ocupan dos sanitarios eventuales que se reparten los cuidados en turnos. Se trata de la asistencia personal que requiere un enfermo de 95 años, pero alejada de los servicios estrictamente sanitarios a los que sí tienen derecho el presidente, su familia, los altos cargos de La Moncloa y los mandatarios extranjeros en visita oficial.

Mariano Rajoy Sobredo, padre de Rajoy y juez jubilado –fue presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra–, se trasladó al palacio de La Moncloa poco después de la llegada de su hijo al poder. Tiene 95 años. En marzo de 2014, tras una operación de cadera, su salud empeoró.  Sufrió un ictus, que obligó a su ingreso en el Hospital de La Paz, en Madrid.

Tras el ictus, los servicios médicos de Presidencia intentaron contratar los servicios de una empresa de acompañamiento a la que se solicitó presupuesto para encargarse de las tareas de atención al padre del presidente. El servicio requerido no era barato. El gasto de cuidar durante «el día y la noche» a Mariano Rajoy Sobredo se presupuestó en torno a los 5.000 euros mensuales. La interlocución con la empresa a la que se solicitó el servicio fue, según fuentes conocedoras de esas negociaciones, liderada por el jefe de los servicios médicos de Moncloa.

Finalmente el gabinete de Rajoy prefirió «buscar otras fórmulas» para costear los cuidados y decidió no firmar el contrato con esta empresa externa. Como alternativa, se optó por poner a sueldo a las dos personas que hoy se encargan de la atención del padre del presidente. Según fuentes de La Moncloa, su atención corre a cargo de un hombre y una mujer que responden a los nombres de Pilar y Francisco y que, desde la primavera de 2014, siguen cada uno de sus pasos por la residencia oficial del presidente del Gobierno.

eldiario.es se ha puesto en contacto con el gabinete de Rajoy para preguntar por estos gastos de atención al padre de Mariano Rajoy. Fuentes oficiales del Gobierno se limitan a explicar que «el presidente se conduce en este asunto exactamente por los mismos criterios que sus predecesores». La afirmación no responde con exactitud a la realidad.

El de Mariano Rajoy no es el único padre que ha vivido en La Moncloa con su hijo. José Luis Rodríguez Zapatero también compartió palacio con su progenitor, pero en estancias puntuales. En el caso del presidente socialista, los servicios médicos tuvieron que intervenir a causa de un complicado proceso infeccioso. Fue una actuación dentro del protocolo médico de La Moncloa, motivada por una urgencia. Nunca, hasta la llegada de Mariano Rajoy, el presupuesto de Presidencia se había encargado también de asumir el gasto que supone la atención personal durante las 24 horas a personas dependientes.

Los presidentes del Gobierno y sus familias disponen de un servicio sanitario de alto nivel a cargo de los Presupuestos Generales del Estado. Se trata de un equipo médico que también cuida la salud de los altos cargos de Moncloa o de los mandatarios extranjeros en visita oficial. Las funciones de este equipo son estrictamente médicas y, entre ellas, no está el acompañamiento o la prestación asistencial de la que sí disfruta el padre de Mariano Rajoy.

La  Ley General de Sanidad establece claramente qué son y que no son servicios sanitarios. La atención personalizada a ancianos o dependientes queda excluida de esas prestaciones y por ello, en 2006, el Gobierno de Zapatero puso en marcha la ley de Dependencia. La atención que recibe en La Moncloa el padre del presidente queda así excluida de los servicios médicos a los que tiene derecho por ser familia del jefe del Ejecutivo y residir en el complejo presidencial.

5 Comments

  1. Ignacio
    Ignacio 14 octubre, 2015

    Que listo, otro imperando con su humilde ego, …gracias al vacío legal, ¡claro!

  2. Ángeles
    Ángeles 14 octubre, 2015

    Esto es la ostia ya esta bien. Donde vamos a llegar que poca vergüenza será que no gana suficiente para pagarlo de su bolsillo. Vergüenza les tenía que dar lástima y luego tantas personas mayores sin atención

  3. Rosa López Buron
    Rosa López Buron 14 octubre, 2015

    Yo no se hasta que punto estamos obligados a tragar…en mi caso, estoy mas que saturada. Esta gente, no se cansa de robar, hasta en las cosas mas nimias, como pueden ser, los cambios de pañales y la limpieza y acompañamiento del padre de Mariano. Que lo,asuma la familia, como en miles de casos donde tienen familiares dependientes. Y claro, con recursos mínimos.

  4. pepe
    pepe 14 octubre, 2015

    Hay gente q se ha muerto esperando la ayuda a la dependencia y el Rajua este carga los gastos de asistencia del padre a los presupuestos generales., hay q joderse que no se cansan de robar. No va a quedar ni un chavo en las arcas como entre la izquierda a gobernar, esa va a ser la herencia q los van a dejar y así nunca saldremos de arre burro X culpa de los golfos q nos han gobernado. Que se vayan todos a la mierda!!!!!!!!!!

  5. Vaya tela
    Vaya tela 14 octubre, 2015

    Padre del susodicho. Casado con Olga Brey. Magistrado con destino en varias ciudades ( León, Pontevedra, etc ). Se vio envuelto en su condición de Presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra en el denominado Caso Redondela. Este asuntillo se descubrió en abril de 1972..desaparecieron millones de litros de aceite. Se realizó un juicio que duró hasta noviembre de 1974 y «pringó» a un buen número de respetables ciudadanos. Por decirlo de algún modo, nunca se supo la «verdad» del asunto; uno de los implicados directos, Isidro Suárez, murió en la cárcel de Vigo en extrañas circunstancias; otro implicado, José Maria Romero, que fué uno de los que destapó el «affaire», apareció muerto también en su casa de Sevilla (padre,madre e hija, asesinados en su domicilio); uno de los principales accionistas era Nicolás Franco Bahamonde como abogados defensores se encontraba José Maria Gil Robles.

    Como se ha señalado el Presidente del Tribunal era Mariano Rajoy Sobredo. El listado de implicados llega a ministros y ex-ministros del régimen y a otras «personalidades» con tratos preferentes en Ministerios, adjudicaciones gubernamentales, y similares. 5.000 Folios de sumario que quedaron depositados en la Audiencia Provincial de Pontevedra y que.. hoy ¡se han perdido! ¿La razón? Hubo obras, reformas, faltaba espacio, estaba cerrado el tema. en fin, sólo para amantes de las investigaciones sin final feliz y puzzles de 3.000 piezas.

    Le estamos pagando los cuidados a este alipende. Creo cada vez más que lo del robo y la indecencia ya viene de nacimiento. El artículo es de la página Losgenoveses.net. Cosas interesantes se leen ahí de esta gentuza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *