Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Las izquierdas, a las generales con viento en contra

 | La Marea | 01/11/2015

A menos de dos meses de las elecciones, no dejan de salir encuestas que dibujan un panorama nada esperanzador para las izquierdas. Este viernes, tanto El Confidencial como El Español publicaron sondeos que confirman las tendencias de las últimas semanas: el PP ganaría las elecciones y un Ciudadanos cada vez más crecido sería la llave para formar gobierno. Hoy por hoy parece un escenario muy improbable la formación de un gobierno de coalición entre PSOE y Podemos.

Entretanto, los principales partidos a la izquierda del PSOE -IU y el propio Podemos- se encuentran ya en la línea de salida, cogiendo impulso para una campaña que las dos formaciones están presentando como históricas. El número uno de la federación, Alberto Garzón, lleva meses advirtiendo que estamos ante una “Segunda Transición” y hay que evitar que en ella “se consolide el liberalismo”. Tras el fracaso de las negociaciones para confluir con Podemos, Garzón se ha presentado a las primarias de Ahora en Común y ha arrasado, con un 96% de los votos. El dato no es todo lo positivo que pudiera parecer, ya que evidencia que en la plataforma no ha habido competencia real, y por tanto una base social grande y organizada más allá de IU. Además, refuerza la imagen de que la federación habría cooptado la iniciativa, como han denunciado algunos sectores.

Garzón, tras el alejamiento con Podemos, ha hecho énfasis en lo que les separa para tratar de captar el voto más a la izquierda y ha comenzado a dar más fuerza discursiva a las nacionalizaciones de sectores estratégicos, por ejemplo, o al impago de la deuda ilegítima. IU, que no parece que vaya a ser determinante para formar gobiernos, se enfrenta a un reto principal: conservar el grupo parlamentario que tiene en el Congreso, algo que se antoja difícil a la luz de las encuestas, aunque Garzón parece dispuesto a pelear. Quizá por eso, en una entrevista con Europapress publicada hace unos días criticó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, por no querer tener un debate con él. Izquierda Unida quiere llevarse el voto de la izquierda definida. Sobre todo ante el intento de disputar el centro por parte de Podemos. El problema de IU, pese a que Garzón ha mejorado la marca, sigue siendo el mismo: su escasa presencia en los medios de comunicación.

Por su parte, en Podemos se han producido algunos movimientos relevantes esta semana. Pablo Iglesias ha dejado su escaño en el Parlamento Europeo para centrarse en las generales: “Vuelvo a mi país para que no siga habiendo gente como ustedes en el Gobierno”, ha espetado, en un discurso que ha corrido mucho por redes sociales. Podemos se ha visto enredado de nuevo en el tema del independentismo en Cataluña, después de que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, le convocase en Moncloa, además de a Albert Rivera (C’s) y Pedro Sánchez (PSOE), para tratar de consensuar una estrategia. Iglesias ha repetido que “Cataluña tiene derecho a expresarse votando” y pide que se la reconozca como nación. Un discurso que puede restarle votos.

El partido de Iglesias está también afilando su programa de cara a las generales. Este viernes se ha abierto el plazo de votación del paquete de medidas con el que se presentará en el sprint final a La Moncloa, y se cerrará el martes. Entre ellas, se encuentra una reforma fiscal que contempla subir el IRPF a partir de los 60.000 euros, así como el plan de renta garantizada. El objetivo de Podemos, pese a la bajada en las encuestas, sigue siendo mucho más ambicioso que el de IU: se trata de lograr el suficiente apoyo como para ser determinantes a la hora de formar gobierno. Un objetivo que a día de hoy parece difícil. Sin embargo, Podemos ya ha empezado a enseñar el tono de su campaña con un vídeo titulado Ganar el futuro. La clave es generar ilusión por el cambio. No en vano, llega el momento para el que Podemos nació: las elecciones generales. Es ahora cuando hay que echar el resto. Aunque Iglesias se confesara “cansado” en las últimas semanas, algo comprensible, sobre todo cuando Ciudadanos cada vez le roba más votos por la derecha e IU quiere hacerlo por la izquierda -recuperando los que Podemos absorbió anteriormente-.

Y, en los momentos previos de una pelea que se prevé difícil, esta semana se ha producido una buena noticia: Barcelona en Comú ha presentado su candidatura a las generales. La izquierda catalana ha soltado al kraken. Ada Colau ya se ha convertido en viral estos días con un discurso muy duro contra PP, PSOE, Ciudadanos y CiU. Queda una duda: ¿dará algún paso en este sentido Manuela Carmena y el resto de los llamados “alcaldes del cambio”?

2 Comments

  1. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 4 noviembre, 2015

    Como dice un refrán: «quien ríe mejor, ríe el último». Pues ya he dicho bastante.

  2. Tony indignado
    Tony indignado 5 noviembre, 2015

    A mi juicio, a pesar de que IU tuvo un papel importante el 15 M y no lo puede negar nadie, lo que tenía que haber hecho ahora Garzón y todas las plataformas izquierdistas para las generales es juntarse con Podemos y dejarse de tantos egos, porque a estas alturas ya estamos viendo el plan del PP, del PSOE y Ciudadanos, o que se piensan, que van a ir los tres sin apoyarse si se ven cercanos a ganar las elecciones?; como siempre la izquierda rompiéndose cuando más se necesita un izquierda fuerte y unida, hay que joderse.

Responder a Tony indignado Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *