Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Albert Rivera recomienda a un universitario que lea a Kant: “Yo no he leído ningún título en concreto”

El Diario | 27/11/2015

El líder de Ciudadanos patina en un debate con Pablo Iglesias en la Universidad Carlos III de Madrid cuando le piden que recomiende un libro de filosofía. El candidato de Podemos también yerra en su respuesta y confunde el título del libro.


[N. de IDP] Una cosa es ser inexacto con el título de un libro (porque aunque el título al que se refería P. Iglesias es Crítica de la razón pura, a la trilogía a la que pertenece lo común es denominarla Obras Éticas, y es fácil mezclar), y otra muy distinta es, como hace A. Rivera, recomendar a un autor al que no conoces. Aunque las risas del auditorio ya lo dicen todo.

Un Comentario

  1. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 30 noviembre, 2015

    Sin duda que, el recién pasado debate en la ‘Universidad Carlos III’ entre los Sres. Iglesias y Rivera, que no pude ver en tiempo real y, por cierto, ¿a quién se le ocurrió fijarlo para un viernes y hora de público improductivo? (refiriéndome a la audiencia televisiva, sobretodo), pues, como digo, lo ganó con creces el Sr. Iglesias, en argumentos y formas, quedando en evidencia también lo tramposo que es su contrincante al adelantarse éste a cerrar dicho debate, cuando, ateniéndonos a la legalidad del sorteo, le correspondía hacerlo al Sr. Iglesias. Bueno, estas trampas, proviniendo del Sr. Rivera, no me extrañan en absoluto, como la polémica cita a “La Crítica de la razón pura” del filósofo Kant, pues en lo que en el Sr. Iglesias es obvio que quedó como un desliz (ya que una de las partes en que se subdivide una de las dos primeras partes de esta obra, como algunos sabemos -yo es que me interesé por la metafísica hace años- es “La Estética trascendental“) en el Sr. Rivera, haciendo de la misma su referente ante el universitario, sin tener pajolera idea, fue desconocimiento y mentira, además de un espantoso ridículo ante el personal, ji ji.

    Yo podré discrepar del Sr. Iglesias ante determinadas cosas de su programa, pero lo que voto es el conjunto del mismo, como sucede a todos al comparar programas de diversos partidos (salvo a los acérrimos e inamovibles para con ‘SU’ partido). Y en el mencionado debate sobre el modelo productivo y geopolítico, entre otros, es incuestionable que domina estos terrenos bastante bien, mostrando, además, ante el Sr. Rivera y presentes la cultura que tiene. Prueba de ello, en mi opinión, es que ha sabido captar, pese a las polémicas pintas que gasta…a los frikis, y con el intelecto… a otro tipo de público muy culto.

    Y, digo más, como siempre mantengo: Un buen orador no es el que se aprende el programa, diciéndolo de carrerilla, no. Un buen orador tiene que conseguir transmitir al público lo que dice, algo que sólo se consigue, cuando, el orador se lo cree, de lo que se deriva que tiene voluntad política para aplicarlo (independientemente de que, después, pueda o no ejecutarlo) y esta virtud la tiene el Sr. Iglesias. Yo no la veo en ningún político…ni por concentración mental, tanto en sus mítines como debates. Por cierto, hablando de debates, dentro de un rato no nos perderemos el debate a 3.

    Sr. Iglesias, le diría yo: ¡Vaya a por sus dos adversarios sin piedad! Que puede, y ¡PODEMOS! ¡Estamos con usted!.

    A ver si percibe (sensorialmente) mis influjos animándole, eso sí, sin que se distraiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *