Pulsa "Enter" para saltar al contenido

No todo ha sido negativo. Hay motivos fundados para la esperanza

He leído en las últimas horas demasiado comentario amargo. Y supongo que es normal que algunas personas estén hoy decepcionadas con el resultado de estas elecciones, y que muchas de ellas no entiendan cómo el PP puede, pese a todo lo ocurrido, hacerse con un 28% de los votos (más de 7 millones) con una participación del 73% del electorado. Y supongo también que otra buena parte, existiendo alternativas, no entenderá el 22% (5,5 millones) del PSOE del Artículo 135, los recortes y las reformas laborales. Pero esto es fruto de no haber pensado demasiado bien este país. Lo que ha ocurrido era más que previsible y, de hecho, es mucho mejor que lo que han intentado modular las absurdas encuestas de los últimos meses (y que algún rédito habrá conseguido, por supuesto).

Esta España son muchas españas y no españas (parezco Rajoy). La rural e interior, con sus miedos atávicos; esa que a la vejez acaba de desenroscarse la boina (y lo dice un aldeano). La del sur, encadenada a tradiciones que abarcan todo el espectro de lo posible, desde lo religioso a lo jerárquico. Y la metropolitana (que no cosmopolita), la mayoritaria, algo más plural e informada, pero que todavía arrastra la herencia del mismo pasado de yuntas y genuflexiones. Eppur si muove.

Que en el Estado español más de 6 millones de personas hayan votado por opciones políticas que se presentan con la voluntad de mejorar más o menos sus vidas, es ya un inmenso logro que debemos a los que se han movido para ofrecer y tentar con esa posibilidad. Que haya 14 o 16 millones de imbéciles (hay que ser muy imbécil para no formar parte de los poderes fácticos y apostar por sus mercenarios) significa que la cosa va mejorando. Y es por esto que no es momento de lamentaciones y depresiones, sino de esperanza.

Por más que en los medios de intoxicación (el trampantojo ideológico completo, desde la Sexta de Inda a la 13tv del terror, pasando por la radio y la prensa tradicional) insistan en buscar pactos imposibles, la cosa no está tan complicada, ni muchísimo menos. No es necesario que, por mucho que les gustara y por malacostumbrados que estén a esa comodidad totalitaria, exista un gobierno con mayoría para que un país vaya funcionando (con los 90 escaños de ese 22% se puede hacer. En Madrid y Barcelona los ayuntamientos aguantan con un porcentaje menor). Y por otra parte sería imperdonable permitir que, teniendo la posibilidad de evitarlo, la ultraderecha neoliberal del PP vuelva a gobernar cuando podemos situar temporalmente en ese papel al extremo centro de un PSOE obligado a transformarse o condenado a quemarse y, por tanto, mucho más dócil.

Aunque en algún momento amenacen con hacerlo, no concibo que un partido que se juega su existencia se inmole prematuramente por más presiones que reciba de Bruselas o de la oligarquía (aunque pudiera ocurrir). Pero lo previsible es que quieran prolongar su agonía y, además de evitar que sus miles de cargos públicos (esos que se quedarían sin sustento si desaparecen como partido) se les echen encima, dar tiempo al tiempo por si la diosa fortuna les sonríe en el futuro.

Quejarnos en estas circunstancias no tiene mucha lógica. Precisamente cuando por primera vez un partido ajeno al régimen compite en votos con los del sistema, y tiene la llave para con su sola presencia pasiva ir frenando la sangría de reformas regresivas que nos tenían preparadas. Si todo va bien ya vendrán tiempos mejores. No es poco poder empezar a influir en lo que se decide en este país. No había ocurrido nunca.

La reconfiguración de la (hasta hoy muy minoritaria) izquierda es un proceso lento pero inexorable. Tener un plazo razonable para hacerlo es una ventaja estratégica impagable, y todo apunta a que se tendrá ese tiempo tan necesario. Y poder, mientras tanto, dependiendo del escenario final, ir preparando el camino forzando esas otras reformas que ahora sí serían posibles (partiendo por una ley de medios que empiece a limitar el monopolio comunicativo de la oligarquía) no es ni mucho menos desdeñable.

No nos quejemos hoy, cuando nunca habíamos tenido tanto por poco que parezca. Lo imposible cuesta un poco más. Pero la propia incertidumbre actual vale su peso en oro en un lugar en el que siempre se ha sabido lo que iba a ocurrir.

8 Comments

  1. yomismo
    yomismo 21 diciembre, 2015

    Esa es la verdad toda la verdad y nada más que la verdad, un saludo

    • Anonymous
      Anonymous 22 diciembre, 2015

      Genial argumento y sincero yo creo que de Han manipulator los Votos. Y no Es de Esperar bajo un gobierno corrupto

  2. Anjo
    Anjo 21 diciembre, 2015

    Estando de acuerdo en lo fundamental del la idea que resumes en el último párrafo «No nos quejemos hoy, cuando nunca habíamos tenido tanto por poco que parezca», lo que no veo claro es en confiar que el PSOE se izquierdice y no oiga las instrucciones de la Troika, me parece pura fantasía. Veo mucho más probable un PSOE que siga el camino del PASOK. Sí. Son así… No pueden desoir a aquellos a los que deben millones de euros. El asunto de «evitar que sus miles de cargos públicos (esos que se quedarían sin sustento si desaparecen como partido) se les echen encima» lo resolverán con unas cuantas puertas giratorias para los más poderosos. El resto que se busque la vida… Es mi visión

  3. Nachogijon
    Nachogijon 21 diciembre, 2015

    Optimismo arriba. Pero si algo quedó atado y bien atado ea la fuente de sumisión social que mana de un sistema de enseñanza ni público ni laico (republicano) y que pagamos todos mientras fabrica esos que denominas imbéciles en tu artículo.

  4. jose luis
    jose luis 21 diciembre, 2015

    El psoe no se izquierdiza pero Podemos tampoco,carece de politica exterior (salvo su»respeto» por los acuerdos con la alianza atlantica OTAN (organizacion terrorista y criminal).
    Cuatro cazas españoles participan en el cerco contra Rusia
    https://diario-octubre.com/?p=30817
    A partir del 1 de enero cuatro cazas Eurofighter españoles se desplegarán en Lituania para participar en el cerco trabado por la OTAN contra Rusia en el Báltico.
    ¿Qué nos ha hecho Rusia para rodearlo de armas estadounidenses en su misma frontera?salvo que somos lacayos de los EEUU el pais mas terrorista de estado del planeta?

    ¿QUE tiene que decir (P.Iglesias) sobre esta iniciativa del pp?,¿que importancia le da que mantengamos a esos olgazanes principescos con millones de euros?¿y que J.Carlos (ex rey de España) se haya hecho multimillonario en comisiones con las ventas de armas al pais asesino y antidemocratico A.Saudita?¿y que sigamos pagando 10.ooo millones de euros a la iglesia catolica? y que no pague impuestos ¿no considera temas de importancia para tenerlos en su «programa?

    • jose luis
      jose luis 22 diciembre, 2015

      qué pesados sois,seguro que eres de izquierda unida,nio hay mas que ver lo que escribes,quien os a dado el derecho de repartir los carnets de izquierda?hay qué ser comunista para ser de izquierda?por que IU qué tan de izquierda es nunca ha conseguido llevar a cabo sus propuestas?salir de la Otan,del euro,ley electoral,piensa por que,y luego me dices por qué Podemos no es de izquierdas,

      • Ekaitz
        Ekaitz 22 diciembre, 2015

        Que Podemos no es de izquierdas no lo dice ni el del anterior comentario, ni yo. Lo dice Pablo Iglesias. Basta darte una vuelta por otros artículos de esta misma web, en particular el que compara el posible resultado si hubiera habido confluencia de las fuerzas de izquierda a nivel estatal, y te darás cuenta a que intereses ha servido Podemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.