Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El anarquismo de derechas: pisoteados y violados

Pedro Luis Angosto | nuevatribuna.es | 26/01/2016

Aquí hay unos clarísimos responsables de la crisis estafa que nos está empobreciendo de modo brutal con la ayuda de las políticas antipersona del Partido Popular. Los responsables son quienes modificaron la ley del suelo en 1997 declarando edificable hasta el último metro de tierra del país, quienes modificaron las leyes financieras para permitir a los bancos que diesen créditos sin garantías y las propias entidades bancarias que en un acto de locura generalizada concedieron esos préstamos inflando la valoración de suelo e inmuebles. Pues bien con el triunfo del anarquismo de derechas patrocinado por el actual partido que gobierna España en funciones, no son esas personas, instituciones y entidades quienes están pagando la crisis que ya amenaza con otra todavía mucho mayor, sino los trabajadores y los parados. Ningún ministro de los que diseñaron esa aberrante política destructiva está en la cárcel por su acción, ni siquiera procesado o imputado, gozan de la más absoluta libertad y siguen acreciendo sus cuentas corrientes con diversos chanchullos derivados de su paso por el poder; ningún banquero de los que incitaron con sus promociones demenciales a hipotecarse prometiendo la revaloración perpetua y creciente de los inmuebles ha pisado la cárcel ni se le espera en tribunal alguno; ningún constructor de los que vendían sobre plano goza de una merecido descanso a la sombra, y ninguno de todos ellos ha devuelto siquiera mínimamente una parte del dinero que nos han costados sus vilezas y latrocinios.

Todo lo contrario, el triunfo del anarquismo de derechas defendido y auspiciado por el Partido Popular y Convergencia Democrática de Catalunya principalmente, ha permitido que la banca se haya constituido en un poder por encima de todos los poderes, apalancando el crédito, dejando de remunerar depósitos que servían para complementar las pensiones de muchas personas con bajos ingresos, cobrando comisiones por cualquier cosa, incluso por ingresar dinero en la cuenta propia, expulsando de sus casas a quienes dejaron de pagar cuotas por quedarse sin trabajo, cobrando intereses de mora propios de los usureros de la Edad Media y manteniendo un parque de viviendas vacías infinito que es como un sarcoma que impide e impedirá, si no se les obliga a ponerlas en venta al precio de hoy, el normal desarrollo del país, porque son más de tres millones de casas, es decir más de cuatrocientos mil millones de euros inmovilizados entre viviendas, solares y promociones a medido hacer, un dispendio, un disparate de tal calibre que ningún país del mundo puede permitirse. ¿Y ante esa barbaridad, qué hace el Gobierno? Pues el Gobierno no hace absolutamente nada, el Gobierno está en las cosas del fútbol, condecorando a las vírgenes, multando a quienes protestan u opinan sobre la monarquía, fomentando el odio entre territorios que antaño se respetaban y querían, dejándoles barra libre para hacer y deshacer a los desalmados aunque el país termine reventando en mil pedazos y sus ciudadanos se conviertan en polvo de estrellas.

El anarquismo de derechas, teoría política que impera hoy en el mundo mundial, defiende la disminución del Estado hasta dejarlo reducido a una gran comisaría de policía encargada únicamente de defender y ampliar los derechos, cuentas y propiedades de los que más tienen, más roban y más abusan. Ese Estado se materializa en gobiernos cerriles y malvados que consideran que es muy positivo que cincuenta familias tengan tanto dinero como los catorce millones de personas excluidas o en riesgo de exclusión que hay en España; que estiman que la protesta es un signo de debilidad y de falta de adaptación al medio que sólo debe ser tratado con multas, cárceles, porras y pelotas de goma; que consideran que la ley natural, junto con la cuna, es la encargada de situar a cada uno en el sitio que merece, manteniendo inexorablemente que la opinión y la acción del de arriba siempre es acertada, que el peso de la ley sólo debe recaer sobre quienes tienen la obligación de cumplirla que son aquellos de extraña cuna y caudales menguados.

Pues bien, este gobierno, adelantado aprendiz de las normas de la casa de la miseria y la explotación a todos los niveles, consiente y auspicia que los bancos estén triturando a quienes depositan sus pequeños ahorros en ellos, que abusen de quienes se ven obligados a ponerse en sus manos, que parasiten de la economía productiva que ayudaron a destruir con los créditos a la burbuja inmobiliaria y que sean juez y parte a la hora de meter mano en los caudales de los particulares o de enviarlos a una lista de morosos sin que medie sentencia judicial alguna. Este gobierno ha permitido que las eléctricas, telefónicas, petrolíferas y gasolineras hayan prescindido de las oficinas y el personal necesario para atender directamente a sus clientes, cara a cara, obligándonos a todos a hablar con robot telefónicos que te amenazan con grabar tu conversación para llevarte al juzgado si osas cagarte en la madre que los parió, creando al consumidor obligado una situación de indefensión tan insoportable como tragarse medio kilo de clavos en cada comida, tan provocadora e incendiaria como si fuese la misma policía encargada de tu seguridad constitucional la que entrase en tu casa para violarte y pisotearte. Gracias al anarquismo de derechas triunfante por estos pagos, las grandes compañías no tienen cara, no tienen ojos, no tienen piernas, ni estómago, ni órganos genitales donde darles una patada con toda la mala hostia del mundo, son virtuales, ectoplásmicas, vaporosas, evanescentes, fugitivas, inaprensibles, ajenas a cualquier ley que no sea la del propio beneficio cimentado sobre el monopolio, el privilegio y la protección gubernamental. Sin embargo, sabemos cómo se llaman quienes mandan y dirigen el BBVA, el Santander, la Caixa, Iberdrola, Endesa, Gas Natural, Telefónica, Repsol, Cepsa, Aguas de Barcelona, Suez, Aqualia, Bankia, sabemos los nombres y los rostros de quienes les han permitido irse de rositas y continuar forrándose a costa de la miseria de millones y millones de personas, y también sabemos que esto no puede seguir así, que no es posible que se den instrucciones a Hacienda para que persiga a los jubilados que cobran mil euros anuales de derechos de autor, que se obligue al creador a dejar de crear mientras cada año salen del país miles de millones de euros a Andorra, Suiza, Luxemburgo y ese montón de odiosas islas paradisiacas controladas desde la City londinense, que es donde está la verdadera patria de las personas más criminales que existen en este país y en todos los países del mundo. Y yo, como simple ciudadano, exijo mi derecho a decidir, no sobre dónde están ni cómo han de ser las fronteras ni las banderas, que me importa un pito, sino sobre dónde está la Dignidad, dónde está el Derecho, dónde la Justicia, dónde la Fraternidad y dónde el presidio para quienes desde los cuatro puntos cardinales de España están sacrificando la existencia y la felicidad de todo un pueblo. No se puede aguantar más.

8 Comments

  1. Verdeynegro
    Verdeynegro 27 enero, 2016

    Llamadlo liberalismo, anarquismo de derechas es un oximorón , tanto como hablar de comunistas liberales

  2. EL CAPITÁN TRUENO
    EL CAPITÁN TRUENO 27 enero, 2016

    Me quito el sombrero ante vos, y mis aplausos.

  3. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 27 enero, 2016

    En la foto se reflejan fielmente los golfos (por definición), que con su contribución en las corrupciones y violación de leyes tanto mal han causado a España, cuales ‘antisistema’, engrosando sus cuentas bancarias a nuestra costa, y todavía tienen la poca vergüenza de erigirse como referentes de la transición, cuando debieran estar desde hace años procesados judicialmente por sus fechorías -diré ‘presuntamente’, para evitar problemas- pero hasta de una Justicia favorable a sus intereses espurios se han beneficiado.

    En otro orden de cosas, tiene su aquel que haya tenido que desplazarme expresamente a mi casa para enviar el comentario, tal es la importancia que requiere el tema de los escaños asignados a PODEMOS y, aunque en estos casos se suele decir que ‘la elegancia está arriba y la casta podrida abajo’… que ‘los últimos serán los primeros’… Menuda polémica se ha organizado en mi trabajo con la distribución de los asientos en el hemiciclo y ¡DE NINGUNA MANERA VAMOS ACEPTAR, COMO VOTANTES, LA UBICACIÓN EN ‘EL GALLINERO’ AL NO IR ACORDE CON EL NÚMERO DE ESCAÑOS OBTENIDO POR PODEMOS! Pero, ¿qué pasada es ésta? Deben pensar los corruptos que somos, todos, una panda de desarrapados…sin carrera…borregos… (conclusión generalizada con el mayor de los cabreos).

    No siendo recurrible la malintencionada decisión adoptada con el Visto Bueno del socialista presidente de la Mesa, esperamos que se reconsidere a la mayor brevedad la propuesta del Sr. Iglesias, reasignando los citados asientos o, de lo contrario, estamos dispuestos a asistir a una masiva manifestación que se convoque para reivindicar otro de los derechos que nos han arrebatado, como es la ocupación de los escaños por los diputados de PODEMOS que reclaman sus dirigentes y en Justicia les corresponde como representantes de sus MILLONES de VOTANTES y al haber obtenido más escaños que otros partidos torticeramente colocados en lugares preferentemente más visibles. De modo que, ‘ni chiquilladas ni pijerías’, sino “LEGALIDAD” en función de los escaños logrados, es lo exigible.

    En mi opinión, como hay que acceder al Congreso CON FIRMEZA -que no escandalera- entre tanta podredumbre y vileza ¡NI UN PASO ATRÁS!, Sr. Iglesias.

  4. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 27 enero, 2016

    Ah, se me olvidaba. Aunque lo que voy a plantear no guarda relación con este tema, me permito sugerir al Sr. González y también a la Sra. Díaz del PSOE, ya que en más de una ocasión, les he escuchado decir: provocaO, estaO, y palabras similares, chirriándome los oídos (sin tener en cuenta cómo escribirán) que, por favor, se abstengan de dar patadas al lenguaje y a la gramática en sí, pues su condición andaluza no justifica tales barbaridades. Válido, asimismo, para el Sr. Corcuera, quien -por lo que tengo entendido- practica la misma técnica, con perdón de los patanes.

    Entonces, cabe preguntarse: ¿Cómo han llegado estas personas a ostentar cargos presidenciales, cuando, en las oratorias no saben hablar correctamente, ni vocalizar, siendo lo más fundamental? Misterios…

    • EL CAPITÁN TRUENO
      EL CAPITÁN TRUENO 27 enero, 2016

      Todavía más triste (aunque yo me revolcaba y pataleaba por el suelo del cachondeo-guasa/pitorreo).
      Creo recordar que fue Solana, don Javier, recién nombrado Ministro de Cultura o Educación y Ciencia: “Me han ‘dao’ la cartera por mis méritos…”
      O cuando dijo: “El atleta español consiguió el onceavo lugar en las pruebas” (¿partieron las pruebas en 11 pedacitos? )
      Repito: El Excelentísimo Señor Ministro de Educación y Cultura, don Javier Solana Madariaga.
      ¡¡FUIG QUE TE PILLE!!
      Hispanistán: Con esto queda dicho todo.
      Salut i sempre força al canut

  5. Pepe
    Pepe 27 enero, 2016

    Joder con la tropa esta que más daño no pueden hacer y por eso el viejo de Felipe está dispuesto con sus colegas del Pp del Psoe y Ciudadanos a hacer lo imposible contra Pedro SancheZ para seguir con el estatus y q no le corten las puertas giratorias y el sueldazo que tiene el tío, que se vaya d una puta vez.

  6. Pepe
    Pepe 27 enero, 2016

    Que bueno, q aprendan a hablar, jeje y ortografía q seguro q no saben escribir taampoco y q repitan 100 veces que se dice ado ado ado.

  7. Wesly
    Wesly 28 enero, 2016

    Por favor, antes de escribir mamandurrias sobre el habla andaluza, lean y estudien. Hay muchos motivos para criticar las ideas y discursos de Susana Díaz y F. González, elevemos el discurso y la crítica política e intelectual. Adjunto un vídeo interesante para informarse sobre la cuestión del andaluz.
    https://www.youtube.com/watch?v=5po3PmnpMxc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *