Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Hepatitis C: todos colaboran con Gilead

casmadrid.org | 18/02/2016

Más de un año después de que la Oficina de Patentes de India rechazara la solicitud de Gilead Sciences Inc. para su fármaco contra la hepatitis C Sovaldi/ Sofosbuvir, por entender que no suponía una innovación sobre fármacos anteriores, permitiendo desde aquel momento que las farmacéuticas locales comenzaran a producir el genérico, libre de cargas de propiedad intelectual a un precio de entre 100 y 200 euros para un tratamiento de 12 semanas, frente a los 25.000 € que pagábamos aquí por el mismo medicamento, la Oficina Europea de Patentes ha convocado la vista oral para octubre de este año, después de haber permitido a Gilead retrasar el plazo para presentar sus argumentos por escrito desde agosto de 2014 a diciembre de 2014.

Es decir, desde que se demuestra en India que Gilead pretendía patentar un fármaco que no suponía innovación alguna, rechazando la inscripción de la patente de Sovaldi, hasta que los jueces europeos se dignan a citar a la multinacional para iniciar la vista oral han transcurrido casi dos años, durante los cuales Gilead ha seguido sangrando los presupuestos públicos europeos. Así las ventas en Europa han aumentado un 60% desde el 4º Trimestre de 2013 hasta el 4º Trimestre de 2014, desde los 871 millones hasta los 1.381 millones de dólares.

El fabuloso negocio que supone la hepatitis C hace que ni políticos, ni hepatólogos, ni sociedades científicas reclamen al gobierno la emisión urgente de una licencia obligatoria para fabricar el genérico, única forma de poder atender a los cerca de 700.000 afectados en el estado español. Solamente el Sovaldi-Harvoni de Gilead pasó de unas ventas globales de 139 millones de $ en 2013 a 12.410 millones de $ en 2014 (aún no hay datos de 2015 que podrían ser más espectaculares), por lo que cualquier retraso en la decisión en el ámbito europeo supone miles de de millones de € para los bolsillos de los accionistas de Gilead (ventas por 3.400 millones de euros en 2015).

Mientras miles de pacientes sufren y mueren por falta de acceso al medicamento, el presidente de Gilead, John F. Milligan, tranquilizaba a sus accionistas en febrero de 2015 al anunciarles que su previsión es que los tratamientos (y las ventas) se alarguen, al menos, hasta 10 años.

2 Comments

  1. JOLU
    JOLU 22 febrero, 2016

    HIJOSDEPUTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *