Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El ministro del Interior denuncia que muchos jueces “no hacen ni puñetero caso a su corazón”

Redacción/Rokambol/23.02.16

“Ni a la Madre de Dios”, ha precisado.

El escandaloso número de casos de corrupción que la Justicia está levantando durante los últimos meses en España, especialmente entre miembros del Partido Popular, podría deberse a un ninguneo absoluto que muchos jueces estarían demostrando con relación a uno de sus dos órganos más importantes, el corazón.

Al parecer, y según las reflexiones del propio ministro del Interior, esos magistrados podrían haber desarrollado la misma habilidad que permite a algunos animales anfibios, como la Rana de bosque, Lithobates sylvaticus, mantener su corazón congelado mientras transcurre el invierno, y volver a activarlo en cuanto el Rey regresa cada verano al Palacio de Marivent en Palma de Mallorca para que los ciudadanos le paguemos las vacaciones. “Cuando desprecias a tu corazón también olvidas a Dios, y haces sufrir a la Virgen María y a toda la directiva del Partido Popular”, ha declarado Fernández Díaz.

Los jueces aludidos por el ministro niegan tal cosa, aunque confiesan que se ven obligados a administrarse un whisky doble sin hielo cada vez que les asignan un caso de corrupción relacionado con el Partido Popular.

La otra posibilidad, aún más extrema y manejada también por el ministro del Interior, sugiere que los magistrados no necesitarían congelar su corazón en el momento de imputar a un concejal del PP, puesto que carecerían totalmente de ese músculo de bombeo. Los cardiólogos creen que eso es una barbaridad, y que solo el juez Castro podría presentar esa anomalía. Más en Rokambol

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *