Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Lo peor de Robledo de Chavela (Madrid) no es que apedreen a Pablo Iglesias

En este país hay muchas ‘tradiciones’ absurdas y/o bárbaras, por lo que no es cuestión ahora de hacer un listado. Y no es momento de hacerlo más por no provocar polémicas inútiles que por no ofender a cuatro catetos. Tampoco parece razonable indignarnos a estas alturas porque en un pueblo de poco más de cuatro mil habitantes abonado a votar al PP elijan para su particular fiesta infantiloide a Pablo Iglesias. Resulta casi natural e inevitable.

Lo que ya no resulta tan normal, aparte de la nula capacidad artística de los festeros (que esperemos por su bien y el bien ajeno que no sea equivalente a su capacidad intelectual), es que elijan como administrador de su municipio a personajes xenófobos como Mario de la Fuente, su exalcalde. Y esto es justamente lo que les ha recordado el ‘ajusticiado’:

https://twitter.com/Pablo_Iglesias_/status/714463170597888001?ref_src=twsrc%5Etfw

Si elegir a este tipo de necios también es tradición de ese pueblo, aún habrá que agradecer a los parroquianos de Robledo el que no apedreen directamente a la persona seleccionada en lugar de a un muñeco.

Un Comentario

  1. Freedom
    Freedom 29 marzo, 2016

    Me parece exagerado criticar la ideología de un pueblo entero por los desafortunados comentarios de un EX alcalde, sobre todo cuando no se conocen los motivos de elección de éste. Un pueblo de poco menos de 4.000 habitantes, como cualquier otro pueblo de dimensiones parecidas, nunca elige a sus alcaldes por ideología o partido político, si no por afinidad, amistades y contactos.

    Tambien me parece exagerado criticar una tradición que viene haciéndose desde hace muchísimos años y que no se conoce completamente. Los «festeros», a los que se refiere este artículo criticando su «nula capacidad artística», son chavales de 16 años, no personas preparadas, que bastante hacen al dedicar su tiempo a perpetuar una tradición que nunca ha molestado a nadie y que, por bárbara que sea (lógico por otra parte, ya que es una tradición de hace muchísimos años, de los tiempos en los que la diversión en los pueblos se basaba en cosas simples como construir muñecos o tirar piedras), no hace daño a nadie.

    Este es el primer año de toda la historia de Robledo de Chavela en el que esta tradición crea una polémica exagerada, sabiendo que ya se han apedreado judas representando otros personajes públicos de cualquier ideología, partido político, o dedicación laboral. Como comprenderán, la elección de un personaje público por parte de niños de 16 años, se basa en lo que más han visto en la tele en el último año, y no en su ideología, que no está para nada formada, ni en ningún caso representada en la elección de un alcalde elegido por personas mayores de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *