Pulsa "Enter" para saltar al contenido

No lo hagas por nosotros

No te estamos pidiendo un favor, no queremos que hagas nada por nosotros. Y no es que nos parezca mal pedir ayuda u ofrecerla, todo lo contrario. Aunque bien es verdad que en esta sociedad ya cuesta más pedir ayuda que ayudar, porque casi nadie quiere rebajarse a semejante condición de mendicante; porque con la actual concepción de lo que son las relaciones sociales, convertidas ya en competición, el que ayuda es un triunfador y el que la pide un fracasado, cuando el verdadero fracaso es no darnos cuenta de cuánto nos necesitamos unos a otros. Pero como decía, aunque no nos importaría pedir ayuda como por otra parte ya hemos hecho alguna vez, en esta ocasión, insisto, no es este el caso.

Lo que ofrecemos es un acuerdo en el que tú haces uso de la herramienta que ponemos a tu disposición sin pedirte nada a cambio, y todos (también nosotros) nos beneficiamos del resultado de la comunicación sin filtros.

Ni siquiera queremos que valores que las mismas siete empresas son las principales accionistas institucionales de la práctica totalidad de la comunicación mundial, y que a esas FMR, Vanguard, SSC, Morgan Stanley, CRG, Price T Rowe y Blackrock, tampoco se le escapa el dominio de Google, Twitter y Facebook (propietaria a su vez de WhatsApp e Instagram). Engordarle el culo (o el poder) voluntariamente a los mismos que fuerzan las políticas económicas que generan la desigualdad y el sufrimiento de muchísimos millones de personas a lo mejor incluso te parece bien. Allá tú. No vamos a pedir que esto condicione tu decisión por más que en algunos casos resulte tragicómico que tengamos que despotricar contra el capitalismo desde las plataformas de sus mayores exponentes.

Incluso si te encanta el sistema actual, lo que te ofrecemos es una plataforma para adultos en la que nadie va a pensar por ti; en la que no existen algoritmos que interpreten qué es lo que debes ver y en la que no hay filtros que puedan utilizarse para condicionar tu opinión. Igualmente nos importa un rábano si pones o no tu nombre real, aunque no tenga mucho sentido no hacerlo en una red social, o si subes una foto de un pito o una tetas (son partes del cuerpo y no nos ofenden). Si a los que te siguen (que son los que lo verán) sí les molesta, ya dejarán constancia de ello o dejarán de seguirte, y problema resuelto, que somos mayorcitos. Nadie va a expulsarte por cuestiones morales que no incumplan la legalidad y que por tanto no pongan en riesgo la existencia de la propia red. Y garantizamos que todo lo que publiques le llegará, por orden de publicación, al 100% de tus amigos o lectores. Poco más y nada menos.

Lo que también hay que decir es que no garantizamos la seguridad de tus datos o publicaciones, ni nos ha obsesionado esa faceta al ponerlo en marcha. Pero es porque nadie puede hacerlo, por más que lo intente o lo afirme. Esta herramienta es lo suficientemente segura para que los particulares comunes no puedan ver lo que configures como privado, pero si alguien o algo con recursos suficientes tiene mucho interés en verlo, lo verá, excepto que lo borres antes de que otros lo copien (porque no se guardarán copias en nuestro servidor). Así que la responsabilidad es lo primero que se debe cuidar, aquí y en todas partes. Lo único secreto que queda hoy día es el pensamiento, y ya veremos por cuánto tiempo.

Lo dicho, no os estamos pidiendo ayuda ni queremos que lo hagáis por nosotros. Si eres usuario/a de las redes sociales, solo queremos que sepas que ahí tienes una alternativa con vocación de servicio, por si crees conveniente darle uso. Cada cual debe valorar su grado de responsabilidad y coherencia.

Tú decides. Siempre decides tú. Si quieres participar solo tienes que pulsar en la siguiente imagen.

teveo-anuncio

Iniciativa Debate ya tiene página en ‘teveo’: http://teveo.org/iniciativa-debate/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.