Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El discurso de Pablo Iglesias que ha provocado la espantada de ciertos ‘periodistas’

Los mismos que sumisos permanecían calladitos y obedientes cuando Rajoy daba ruedas de prensa a través del plasma, o los que se han tragado la dignidad en comparecencias de cargos políticos que no admitían preguntas, hoy, en el marco de una charla universitaria (que no una rueda de prensa) donde los periodistas no pintaban demasiado o casi nada, estos mismos que han demostrado constantemente su falta de agallas, ahora con Pablo Iglesias sí se han permitido cargarse de orgullo profesional. Claro, haciéndoselo a él y sin ningún motivo, no pasa nada. Puede que alguno hasta se lleve una palmadita del jefe en la espalda, y con suerte hasta cinco euros más al mes.

Vídeo subido a YouTube por eldiario.es

 

4 Comments

  1. mercedes
    mercedes 22 abril, 2016

    EL CUARTO PODER: EL CUARTO OSCURO DE LA POLÍTICA.
    No tod@s son iguales, no. Cualquier pensamiento reduccionista es injusto y este caso no es la excepción.
    Muchos han sido los profesionales de la información que queriendo permanecer honestos al código deontológico del periodismo han sido apartados y condenados al silencio y al paro. Manda quien manda y al que no se ajuste a la ideología de la” empresa”, sólo le espera la calle. Y ya sabemos de qué ideología hablamos: el poder del dinero. No hay otra. O te sometes o estás fuera del sistema. Y no es lo mismo “vender” noticias que vender calcetines porque las consecuencias sociales son bien distintas.
    Se haga lo que se haga, se diga lo que se diga los periodistas, que tienen la última palabra, ostentan su poder al servicio de los intereses que ya por desgracia conocemos.
    No puedo decir que esté de acuerdo al cien por cien con las formas de P.Iglesias, pero no porque me moleste que diga verdades como puños, ni porque utilice un humor certero y crudo en sus discursos, sino porque da pie continuamente a titulares malintencionados y a crear un ambiente que no favorece a su imagen. Y me pregunto ¿qué necesidad hay? Porque la mía anhela algo de paz, encontrar soluciones y que el amor sustituya al odio en el discurso de la política. Pero por otro lado, tengo la sensación de que hace falta una persona como él que se arriesgue con sus palabras y que rompa con las formas, esas que tienen subyugada a la sociedad que no va al fondo de las cuestiones mediatizada por maneras, poses, trajes, corbatas. En definitiva, la etiqueta que socialmente hace de una persona apta o no apta para confiar en ella.
    P.Iglesias nos reta continuamente con un discurso anti –burgués y combativo al que no estamos acostumbrados y eso nos hace salirnos de nuestra zona-confort.
    Con el tiempo, hemos visto a políticos seductores, banqueros engominados y empresarios de éxito, aupados a ese estatus por una prensa o bien desinformada o malintencionada, perfectamente maquillados para el papel y que nos engañaron haciéndonos creer que eran lo que no eran. Eso sí, bien vestidos y perfumados, como manda Dios y las buenas costumbres.
    Qué lástima de estos periodistas que en vez de hacer de su profesión una honra la hayan mancillado con sus silencios, sus complicidades y sus manipulaciones.
    La historia también os juzgará a vosotros señor@s periodistas como cómplices de la mayor estafa de la llamada ejemplar transición a la democracia en España. No sé si tendréis conciencia imagino que algunos sí, pero a la vista de los resultados vuestra conciencia desde luego tiene un precio.

  2. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 22 abril, 2016

    En relación al acto que tuvo lugar en el día de ayer en la Universidad Complutense , en la que el Sr. Iglesias criticó la labor de ciertos periodistas cuando publican informaciones infundadas con el ánimo de ‘prosperar’, TIENE RAZÓN y, de hecho, muchísimos ciudadanos hemos criticado desde hace tiempo estas actitudes constatadas impropias de profesionales. ¿Que no siempre los periodistas tienen que publicar noticias que agraden a los políticos?: ‘Correcto’, pero siempre y cuando no se falsee o publique la información sin contrastar, o bajo la percepción negativa que el periodista tiene de un hecho acontecido y que casual o ‘causalmente’ coincide con la ideología de su empresa pagadora, lo que, como he indicado, hemos podido constatar los ciudadanos en multitud de ocasiones cuando se refieren a PODEMOS. Ahora bien, el Sr. Iglesias no estuvo acertado personalizando en un determinado profesional, como tampoco en los chascarrillos que hizo, en mi opinión, a nivel coloquial, olvidándose de que la Universidad es ‘PÚBLICA’. Por tanto, ha sido un error de formas en el que ha incurrido, pero no de fondo. Pero como ha pedido disculpas, tal y como procedía y debido a que políticos y periodistas se necesitan mutuamente (si bien el Sr. Iglesias fue encumbrado por la prensa, pese a las noticias falseadas de algunos periodistas, al ser el susodicho precisamente el más importante activo de la política actual, atrayendo audiencias…lectores… oyentes…, facilita a los periodistas cubrir sus informaciones continuamente, por lo que el interés de ambas partes es recíproco al ‘alimentarse’ mutuamente) y lo coherente, en mi opinión, es hacer borrón y cuenta nueva, que es como decir: ‘cada mochuelo a su olivo’, y a otra cosa mariposa.

  3. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 22 abril, 2016

    Por cierto, muy bonito el formato. Que dure mucho.

    • Paco Bello
      Paco Bello 22 abril, 2016

      Sí, este sí. Y nos alegramos de que te guste, compañera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.