Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Pablo y Julio. Lágrimas y emoción

Hace un instante se ha vivido uno de los momentos más memorables en la política de este país, al menos para algunas personas. Y sé que para los que no vengan de una tradición de lucha política –y con perdón porque ahora ya no se lleva– de izquierdas, puede que la de hoy pase por una bonita imagen de sentimiento, pero para otros esto es muchísimo más que eso.

A Pablo le han saltado inevitablemente las lágrimas, pero no ha sido al único. Los que llevamos una eternidad esperando este momento no hemos visto a dos personas dándose un abrazo, sino a la historia dando el giro que habíamos soñado largo tiempo. Aunque es imposible explicarlo si no se siente.

Julio ha estado a un paso de demostrar que solo es un humano más, aunque sepa que eso en este caso no hubiera estado bien. Él es una persona dura, con infinita experiencia y con una serenidad fuera de los márgenes habituales. Y por eso ha dejado un mensaje: emoción ahora sí, pero durante cinco minutos. Y después: lucha, lucha y más lucha, porque lo que viene no va a ser ni mucho menos fácil.

Pero que nadie nos robe esos cinco minutos. Gracias Julio. Gracias Pablo y gracias a todos los que se están dejando la piel en esto.

2 Comments

  1. Pepe
    Pepe 15 mayo, 2016

    Anguita, metete en la política tío, q solo faltas tú en la izquierda para que salgan adelante las ideas nuevas de Iglesias. A ver si entre todos le animamos o en las coaliciones faltará algo.

  2. lidia ostrovsky
    lidia ostrovsky 26 febrero, 2017

    Conozco el tema desde mi niñez, mi padre decía que la revolución social llegara, hace 80 años que la espero. Estos «idealistas quieren cambiar la humanidad, porque el mundo sigue igual o peor. Viven en el mundo capitalista, que les facilita su lucha, les da lo que necesitan,publicidad, movilidad, placeres, sueldos,etc. y los pobres siguen pobres y los ricos MAS ricos, la pobreza se ensancha las guerras por el poder continúan, y ellos quieren EL PODER, para después vivir con EL, .-UNOS SE TRANSFORMAN EN DICTADORES, para imponer sus ideas, cuando no su lucha se transforma en guerra,los pueblos pierden lo único que tenían, la vida en paz.
    La ilusion de hacer una sociedad justa, igualitaria, donde no haya pobres ni ricos, niños sin hambre, progreso para todos, techo para todos, trabajo honesto para todos, sin fronteras que son el móvil de las guerras, los gobernantes que vivan como los del pueblo, trabajando.QUE A UN NIÑO NEGRO COMO BLANCO NO LE FALTE NI EL PAN NI UN LIBRO, QUE LOS TERRATENIENTES CEDAN SUS CAMPOS A QUIEN LAS TRABAJA, que la propiedad privada no sea de unos pocos y el resto viva en carpas o casas de chapa. PERO NO, hoy y siempre, unos viven en mansiones, y otros en la intemperie.-ES EL HOMBRE, AMARRADO A LAS AMBICIONES, el que debe cambiar, pero no, el idealista es el que cambiacon EL PODER EN LA MANO, se hace dueño del PODER, y manda quien no le obedece no existe.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.