Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Si es que se lo complican demasiado

Como una buena periodista siempre debe tener en cuenta todas las versiones, y tras el cachondeo generado por la ausencia de claridad en el mensaje que pretendían difundir, servidora se ha tomado la molestia de conocer la opinión de uno de los integrantes de Hogar Social Madrid, el movimiento fascista que ayer se manifestó en la capital de España. Y a este respecto he contactado con el manifestante que parecía más ‘despierto’ y resuelto: un varón de unos treinta y pocos años. Hay que decir que el entrevistado no quiere permanecer en el anonimato, pero no acertaba a decirme su nombre; no lo recordaba bien: era o Fernando o Mauro, me decía mientras se rascaba la cabeza, perdía la mirada y fruncía el ceño.

Fernando o Mauro: «A lo mejor os reís porque no lo habéis intentado, y porque así de primeras el nivel de dificultad parece al alcance de un bebé de un año… o incluso de un pato entrenado, pero intentadlo: «Españoles sí, refugiados sí, o no, españoles no, o sí», ¿a que una vez lo dices la cosa cambia? A saber a qué lumbreras se le ocurrió que debíamos corear estas consignas tan complejas al tiempo que desfilas, con lo apañados que quedan los gruñidos de siempre: «UUuuRrgg, Aaahrrrgg». Qué ganas de complicar la existencia. Ya estoy viendo que acabarán por obligarnos a hacer sumas llevando».

Un Comentario

  1. Raspol
    Raspol 6 agosto, 2016

    Oh! Lola mete a unos islámicos en tu casa, veras como te lo agradecen, como mujer que eres, vas a ver que «bien » te van a tratar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *