Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Un trabajador orgulloso de haber dicho no a los presupuestos de la Generalitat

Se han escuchado voces en la CUP-CC contra la decisión tomada en nuestros organismos para mantener la enmienda a la totalidad de los presupuestos de la Generalitat de Catalunya. Pues yo me siento orgulloso de lo que entre todos y todas hemos decidido.
Hay muchos motivos para decir no a los presupuestos que nos ha presentado el Gobierno Puigdemont-Junqueras, y expongo unos cuantos del debate que hemos hecho en Lucha Internacionalista:

1. Nos hacen más dependientes y nos atan más al Estado. Aumentan el endeudamiento en más de 8.000 millones y la mayor parte de éste es a cuenta de FLA y del Gobierno central. Nos hacen más dependientes y no más independientes. Tampoco vemos ninguna voluntad política de desarrollar leyes y estructuras de estado comprometidas por la declaración del 9N y en cambio se subordinan a las decisiones del Tribunal Constitucional, que boicotea sistemáticamente las leyes surgidas del Parlamento catalan, algunas tan sensibles como la de la pobreza energética . El Gobierno ha diluído el espíritu de la resolución del 9N.

2.- No son unos presupuestos sociales y las partidas que hay disponibles se pueden utilizar igualmente con la prórroga. Convergencia con el visto bueno de ERC nos quieren hacer creer que los asnos vuelan. Nos dicen que con los presupuestos prorrogados no podrán gastar en gasto social entre 800 y 1.100 millones disponibles para el abaratamiento de los intereses de la deuda, y que irán a reducir directamente el déficit. Pero, ¿por qué? Mas Culell modificó en 3.000 millones los ingresos y el gasto ejecutado en los presupuestos prorrogados de 2012. Entonces era Junqueras, que acababa de pactar “el acuerdo de gobernabilidad de la décima legislatura” con Mas, quien se negaba a aprobar unos nuevos a CiU, y nadie hizo ningún escándalo! Los mismos recursos empleados por Mas Cullell están al alcance de Junqueras. Tampoco nada impide que JxS, con la CUP-CC y hasta con CSQEP modifiquen la ley de estabilidad presupuestaria para permitir un mayor diferencial de déficit.

3. Más privatizaciones y recortes crónicos. Lo que no aceptamos es que con el supuesto argumento de avanzar hacia la independencia (el Presidente ya ha aclarado que los plazos no son inamovibles), Puigdemont y Junqueras nos impongan más privatizaciones, la cronificación de los recortes en la sanidad y educación pública en beneficio de los conciertos privados; la falta de solución para miles de familias trabajadoras que están amenazadas de desahucio, la inexistencia de planes de empleo públicos para apaciguar el paro en los barrios, que golpea especialmente nuestra juventud. Ya hemos visto cómo, a pesar de la resolución del Parlamento que no se cerraran grupos escolares de P3 en la escuela pública, el Gobierno las cerrado, mientras votaban con el PP para mantener la financiación en las escuelas de élite que segregan por sexo.

Y señor Puigdemont: ¿cómo osa acusarnos de desestabilizar el proceso, de votar con los grupos que niegan el derecho a decidir, usted que convirtió Girona en un hazmerreír lamentable con su sustitución a la alcaldía, con el caso Ballesta y los acuerdos con el españolismo más rancio de PP y Cs, y finalmente firmando el acuerdo CiU y PSC en el gobierno actual de la ciudad? !No, usted no nos puede dar lecciones!

Si el proceso hacia la República catalana no avanza no es por la CUP-CC sino porque el Gobierno Puigdemont antepone los intereses de la burguesía catalana a los de nuestro país que quiere romper sus cadenas. Porque no se puede hacer una tortilla sin romper los huevos. La patronal catalana no quiere ni oír hablar de desobedecer las leyes y tribunales del estado, no sea que esta desobediencia contagie también a los trabajadores/as catalanes/as que hemos cargado sobre nuestras espaldas todo el peso de la crisis.

Yo soy trabajador de fábrica y sé que muchos de mis compañeros miran con dudas el proceso que impulsamos para una República Catalana. Y yo les digo “no tienen nada que perder y todo que ganar luchando con nosotros para construir una nueva república”. Que incluso es la mejor contribución que podemos hacer a otros pueblos del estado, con el que compartimos muchos lazos afectivos y familiares, para que también ellos se libren de este Estado monárquico, del estado de la falsa transición del 78. y rechazando estas cuentas les dejamos claro que nosotros no olvidamos la sanidad y la escuela de los hijos, de los problemas de vivienda, del paro … todos estos también son nuestros problemas para construir la nueva república catalana. Como decía Busqueta en TV3, hay que reivindicar el rechazo a los presupuestos como una expresión de la resistencia de las clases populares. Una república que no demuestre que las cosas pueden cambiar, no llegará nunca.

Girona 9 de junio de 2016
Toni Granados
Regidor de Girona para CUP-Crida per Girona, militante de Lucha Internacionalista.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *