Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Intervención de Jean-Luc Mélenchon en el Europarlamento sobre Venezuela

Cuánto se echa de menos a un político español de primera línea (tanto a los que ahora ya no pueden por haber sucumbido al condicionamiento mediático-social como a los que nunca han querido) haciendo un alegato semejante.

Jean-Luc Mélenchon, político francés, eurodiputado y co-presidente del Partido de Izquierda durante el debate sobre la resolución del Parlamento Europeo por la que se insta de forma urgente al Gobierno de Venezuela a poner en libertad a los presos políticos, a que permita la entrada inmediata de ayuda humanitaria y a «respetar todos los mecanismos y procedimientos legales reconocidos por su Constitución, incluido el revocatorio»:

«He aquí una resolución que no sirve absolutamente para nada, y yo me pregunto: ¿En qué país del mundo se califica a un gobierno como dictadura cuando este pierde las elecciones y lo reconoce? ¿En qué país del mundo se acuerda apoyar a un opositor que almacena armas de guerra y bombas en su casa? Si ustedes hacen eso, ¡entonces prepárense para tratar de preso político a un terrorista, como aquellos a los que hemos arrestado! Tal vez el Sr. Maduro hubiera debido ordenar darle mil latigazos a este opositor, porque entonces se habría podido beneficiar del silencio cómplice de esta asamblea: ¡tal como ustedes lo hacen con Arabia Saudita! Entonces recurren ustedes ahora a citar a uno de sus ciudadanos, que es presidente de la Comisión de Derechos Humanos… ¡Sí!, ¡un saudita!, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, para señalar con el dedo a Venezuela. La verdad es que ustedes se ocupan solo de aquellos que defienden a los pobres, para fustigarlos y discriminarlos. La verdad es que todo esto es parte de una política de desestabilización organizada por los Estados Unidos: esos que hacen golpes de Estado institucionales, como lo hicieron en Guatemala, como lo hicieron en Brasil, como lo hicieron en Honduras, y que todo esto no es más que un momento de propaganda internacional de la OTAN y de los EE.UU. Todo esto no tiene absolutamente ningún valor. Y yo expreso aquí la ira que esto provoca en todos aquellos que gustan de los gobiernos que defienden a los pobres».

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *