Más de quinientos fotógrafos aguardan, desde ayer, a la puerta del coño de Rita Barberá

Su decisión de renunciar al Senado sigue sin aparecer

340

Redacción/Rokambol/15.09.16

La Policía Nacional, Protección Civil y la Unidad Militar de Emergencias han establecido un cordón perimetral de trescientos metros sobre la totalidad de la pelvis de Rita Barberá para evitar que los fotógrafos y los curiosos puedan resultar heridos en el momento de la decisión de la senadora. “No sabemos a qué velocidad va a salir disparada esa decisión, ni si se fragmentará en cientos de exabruptos cuando entre en contacto con el aire”, ha advertido el responsable de la UME. “Puede que incluso le salga envuelta en llamas desde el mismísimo coño”, han revelado los ginecólogos de Protección Civil.

A primera hora de esta mañana, y aprovechando que uno de sus muslos se desplazó hacia el oeste, se permitió la entrada de siete negociadores de Génova a través de la parte central del coño, además de dos ambulancias, una unidad móvil de TVE y un camión de bomberos. Se cree que las negociaciones del Partido Popular con Rita Barberá para que renuncie a su escaño podrían prolongarse varias horas más, e incluso días.

Todos los negociadores que se encuentran en el interior del coño de la senadora popular llevan un arnés de seguridad que les mantiene unidos a una cabeza tractora del Ejército de Tierra que, a su vez, se halla firmemente sujeta a veintisiete anclajes de acero valirio enterrados a cien metros de profundidad en la corteza terrestre. “Si Rita pretende absorber a los negociadores tendrá que tragarse también la Meseta Central y Castilla La Mancha”, ha asegurado el teniente coronel de la compañía de ingenieros que controla la cabeza tractora.

La mayor preocupación de los técnicos gira ahora en torno a la posibilidad de que Barberá vuelva a mover su muslo derecho hacia el Este, y bloquee la salida de los negociadores y del resto de vehículos que acompaña a la misión. “En ese caso los arneses no servirían de gran cosa, pero el equipo lleva botellas de oxígeno para aguantar allí dentro hasta veinticuatro horas”, han aclarado los buzos de Protección Civil.   Más en Rokambol

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA