Por qué pasarse a Telegram ahora mismo

5539

Sinceramente, a mí lo que me interesa de Telegram, más allá de su utilidad como aplicación de mensajería privada, es que es un canal directo, que no pone filtros a la información y que no interpreta qué es lo que me pueda interesar. Y es que es sumamente peligroso que otros decidan qué es lo que necesitas ver (y es lo que ocurre hoy con todas las grandes redes sociales), porque es algo que siempre acaba coincidiendo con lo que otros necesitan que veas, o lo que es peor: con lo que necesitan que NO veas.

Lo de que supuestamente no me espíe o disponga de toda mi información privada, como sí hacen el resto, o lo de que sea más o menos libre o seguro, a estas alturas me parece secundario. No porque no le dé importancia, que por supuesto sí se la doy, sino porque todo lo que ahora promete ser ‘limpio y puro’ puede no serlo tanto o dejar de serlo en cualquier momento cuando se cruza con intereses inesperados o programados. En cualquier caso dicen los que entienden de estas cosas que hoy por hoy cumple con lo que asegura y que funciona mejor que cualquier otro servicio. Además tiene una historia curiosa, y solo por eso ya apetece utilizarlo (en el siguiente enlace puedes encontrar el Telegram que se adapte a tu dispositivo —Pulsa Aquí–).

Una vez instalado recuerda que más allá de su función principal también ofrece ‘Canales’ a los que puedes suscribirte para recibir noticias en tiempo real, sin demasiados agobios ni apps dedicadas ni otras monsergas que siempre toman o piden más de lo que ofrecen. El Canal de Iniciativa Debate lo puedes encontrar en esta dirección:

https://telegram.me/iniciativadebate

En cualquier caso, por si no compartes mis inquietudes por la libertad de información (de informar y ser informado), aquí tienes otras 15 razones que yo no sabría explicarte para motivarte a instalar este servicio:

15 motivos para abandonar WhatsApp por Telegram

Ignacio Sala | actualidadiphone.com | 15/01/2015

Seguridad: Criptografía Simétrica. Telegram cifra los mensajes de una forma simple: se cifra con una clave y se descifra en el otro lado con esa misma clave. Al estar los mensajes cifrados, alguien que esté espiando el tráfico de nuestro móvil no sabrá de qué estamos hablando con nuestros amigos.

Gratuita y sin publicidad. Al contrario que sucede con WhatsApp, Telegram es completamente gratuita en todas las plataformas en las que se utilice. Además no dispone de tienda de stickers que continuamente nos está enviando notificaciones para que la visitemos y compremos alguna como Line o Viber.

Funcionamiento mucho más rápido. A pesar de mantener las conversaciones actualizadas en todo momento, el funcionamiento de la aplicación a la hora de recibir y enviar mensajes es mucho más rápido que con WhatsApp.

Conversaciones secretas con autodestrucción de los mensajes. En ocasiones nos queremos dejar rastro de las conversaciones que mantenemos a través de nuestro cliente de mensajería (luego todo se sabe). Con Telegram podemos abrir chats entre dos personas y configurar para que los mensajes se borren automáticamente después de un período de tiempo establecido por el usuario.

Ocultar nuestro número del resto de personas de un grupo. En más de una ocasión seguro que os han incluido en algún grupo y no sabíais con quien estabais hablando porque únicamente se muestra el número de teléfono. Con esta información, cualquier persona del grupo puede guardar nuestro número de teléfono y comunicarse posteriormente de la forma que sea. Con Telegram únicamente se muestra el nombre del usuario y su fotografía (si la tiene configurada) de forma que si no queremos que nuestro número de teléfono circule sin control, esta es la mejor opción.

Envías vídeos de cualquier tamaño y duración. Seguro que en más de una ocasión has querido enviar un vídeo a través de WhatsApp y la aplicación te ha dicho que lo cortes o de lo contrario no lo puedes enviar. La definición para la cara que se nos queda no tiene nombre. Si el vídeo supera los 16 MB tiene que buscar otras alternativas para enviar tus vídeos favoritos (correo electrónico). Los vídeos que se graban con el iPhone cada vez ocupan más tamaño debido la calidad de los dispositivos y esta limitación de tamaño nos frena a la hora de compartir los vídeos que grabemos.

Multiplataforma. Podemos chatear desde nuestro iPad, Mac, Windows gracias a la sincronización entre dispositivos en tiempo real. Si por ejemplo llegamos a casa manteniendo una conversación con nuestro iPhone y no nos queda batería, podemos seguir con nuestro iPad o con nuestro ordenador.

Personalizar las notificaciones. Con Telegram podemos configurar si queremos las notificaciones vibren en el dispositivo, así como evitar que las notificaciones de los grupos nos molesten continuamente.

Grupos de hasta 200 personas. Si un grupo con 10 personas es una locura, con 200 personas es para morirse. A día de hoy, WhatsApp permite chats en grupo de hasta 50 personas.

Enviar cualquier tipo de archivo. Mientras WhatsApp únicamente permite enviar imágenes en formato jpg (olvídate de enviar archivos gifs) Telegram nos permite enviar desde documentos en formato PDF, hasta archivos de Word, pasando por hojas de cálculo, imágenes de photoshop…. No tiene limitación en cuanto al formato de archivos que acepta.

Buscador de imágenes integrado. Si queremos buscar cualquier imagen acorde con la conversación que estamos manteniendo, podemos hacer uso del buscador integrado de imágenes que dispone Telegram sin necesidad de visitar Safari, guardar la imagen y posteriormente rescatarla desde WhatsApp para poder compartirla.

Buscar de GIFS integrado. Sí, Telegram dispone de un buscador de GIFS integrado dentro de la aplicación, separado del buscador de imágenes. Esto permite mantener unas conversaciones mucho más graciosas y amenas que con los típicos emoticonos de toda la vida.

Emoticonos integrados en Emoji. Si estás cansado de los típicos emoticonos y quieres utilizar nuevas imágenes, podemos dirigirnos al teclado emoji y buscar las opciones que nos brinda la aplicación para algunos iconos. De momento no hay muchos, pero desde Telegram aseguran que irán incluyendo muchos más.

Rápidas actualizaciones. Telegram fue de las primeras aplicaciones en actualizar la aplicación a los nuevos tamaños de pantalla del iPhone 6 y 6 Plus. En cambio WhatsApp, columpiándose nuevamente, tardo dos meses en hacer adaptar su app.

Compartir fotos sin entrar en el carrete. Desde el clip que nos da acceso al menú para compartir imágenes, vídeos, ubicación, archivos… podemos ver las imágenes de nuestro carrete sin tener que cerrar el menú. Más rápido imposible.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA