Las Marchas centran sus nuevas movilizaciones en combatir la represión social

ORGANIZAN UNA PROTESTA ESTATAL DESCENTRALIZADA PARA EL DÍA 3 DE DICIEMBRE

178
Plaza_Colon_escenario_marchas
Las Marchas de la Dignidad en una de sus pasadas convocatorias en Madrid. / Javier Díez

SATO DÍAZ | Cuartopoder | 

Las Marchas de la Dignidad volverán con sus reclamaciones de “pan, trabajo, techo y dignidad” a las calles este otoño. Pretenden, de esta manera, “retomar la movilización social” tras el frenético ciclo electoral que ha tenido lugar durante el último año y medio y que todavía no se puede dar por cerrado, pues todavía no se descarta que se vuelvan a repetir las elecciones generales en diciembre. Los integrantes de la coordinadora estatal de las Marchas de la Dignidad se reunieron el pasado sábado en Madrid y fijaron en el calendario tres fechas del curso político que acaba de comenzar en las que llamarán a la ciudadanía de nuevo a tomar las calles: el 15 de octubre, el 3 de diciembre y a finales de marzo. 

El día 15 de octubre, las Marchas de la Dignidad llamarán a sumarse a las movilizaciones que la ‘Plataforma No al TTIP’ convocará en distintos puntos del Estado. Tal y como adelantó cuartopoder.es, en octubre se celebrará una semana de lucha contra el TTIP que culminará el día 15 con una gran manifestación en Madrid. La manifestación, como ya sucedió el año pasado, será conjunta con la que distintas organizaciones sociales convocan anualmente por el Día Mundial contra la Pobreza. Tom Kucharz, uno de los portavoces de esta campaña contra el nuevo tratado económico entre Estados Unidos y la Unión Europea, explica a este medio cuáles son los objetivos y la estrategia de esta campaña. “El objetivo político más inmediato y urgente es impedir la firma del CETA porque si queremos impedir el TTIP, primero hay que parar el CETA”, explicó a este medio en agosto el activista, en relación al tratado más inmediato que la Unión Europea pretende firmar con Canadá. “No sólo porque el CETA es un globo sonda o un hermano pequeño del TTIP sino porque a través del primero se pueden desafiar las políticas públicas, los procesos legislativos o la justicia igual que en el TTIP”, añadía Kuscharz.

La siguiente fecha de movilización es el 3 de diciembre. Ese día, las Marchas de la Dignidad convocarán manifestaciones descentralizadas en todo el Estado para volver a reclamar “pan, trabajo, techo y dignidad”. Además, en esta ocasión centrarán la protesta en combatir la represión social y reclamar una amnistía social para las personas encausadas por participar en movilizaciones sociales y sindicales durante los últimos años. Por ello, se esboza ya cómo serán algunas de estas manifestaciones. El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), que forma parte de las Marchas de la Dignidad, planifica la convocatoria de una concentración para ese día en las puertas de la cárcel de Jaén, en la cual se encuentra condenado Andrés Bódalo. Además, el SAT llama a que se secunde su idea en otras prisiones en las que también haya gente presa por delitos derivados de la lucha social. Todavía se desconoce el número de ciudades y el formato de las protestas que tendrán lugar el 3 de diciembre.

“Hay mucha represión pendiente contra gente por luchar contra los recortes y las reformas laborales, por ello lucharemos contra la represión y contra los motivos por los que luchaban a los que han detenido”, explica Pepe Aranda, integrante de la coordinadora estatal de las Marchas de la Dignidad y perteneciente a la CGT. “Condenaremos la represión que sufren los militantes de las organizaciones sociales y sindicales, pero lo haremos con un marcado carácter político, defendiendo las luchas por las que estas personas están reprimidas, pues esas luchas son las causas de la represión”, añade Félix Irízar, también integrante de esta coordinadora, perteneciente al sindicato vasco ESK. “Estos presos son presos sociales, y no sólo se circunscribe aquí el ámbito de la represión con penas de cárcel, son también las multas. Y estas personas encausadas son la gente que defiende el pan, trabajo, techo y dignidad”, prosigue Irízar. Los organizadores comentan casos concretos de reprimidos como los de Bódalo, Alfonlos 27 encausados por ocupar la universidad en Barcelona, los detenidos de Yesa o los antifascistas de Zaragoza.

La siguiente fecha en la que las Marchas de la Dignidad llamarán a la movilización social será en primavera. Se plantea la posibilidad de que se celebre una movilización de carácter estatal, centralizada en Madrid, tal y como se ha hecho en años anteriores, el sábado 25 de marzo, pero la fecha todavía está por cerrar. Ésto se decidirá en una nueva reunión estatal de las Marchas de la Dignidad que tendrá lugar el 10 de diciembre. “El objetivo es hacer una movilización masiva en primavera, puede ser que sea a finales de marzo, pero la fecha está todavía por cerrar”, comenta Ginés Fernández, otro integrante de la coordinadora de las Marchas a la Dignidad, a este medio. “No se ha hablado de qué modelo de movilización hacer, simplemente se dijo que fuera centralizada y el horizonte de que se celebrara para primavera”, relata Irízar al respecto.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA