Gabriel Rufián. Punto y aparte

21022

Este joven político me parece sin ninguna duda el orador más peculiar y duro que ha pasado por el Congreso. El único que, sin tener –ni aspirar a– un poder real dentro de esa Cámara, es capaz de alterar a las mascotas de las élites económicas sin levantar la voz. Pura poesía.

Comentar con Facebook ()

Comentar (1)

1 Comentario

  1. Gabriel Rufián es un FAKE en mayúsculas. Trabajó como seleccionador de recursos humanos, luego pasó a una ETT que subcontrataba -y sigue haciéndolo- servicios en Argentina, India o Marruecos, y de ahí pasó a la política. Investiguen en su curriculum y se llevarán muchas sorpresas

DEJA UNA RESPUESTA