Dimiten ahora cincuenta y siete de los noventa caballos del Toyota de Pedro Sánchez

Relinchando y dejando el cárter y el cigüeñal lleno de boñigas

1180

Redacción/Rokambol/29.09.16

La mayoría de los animales dimisionarios ya habían mostrado en varias ocasiones su intención de formar parte de la cilindrada del Audi A8L, el modelo que suele utilizar el presidente en funciones, Mariano Rajoy, en sus desplazamientos oficiales, pero reconocen que nunca habían recabado el valor necesario para dar el salto. “Es una máquina formidable”, ha asegurado uno de los caballos, el más robusto y nervioso, refiriéndose al automóvil del mandatario popular. “De Japón me quedo con el sushi, pero a mí dame coche alemán, no me jodas”, ha añadido el equino.

El coche oficial de Pedro Sánchez, un Toyota Prius, dispone ahora de menos potencia que una bicicleta de hormigón pinchada, según palabras de su propio mecánico, y hasta el mismo secretario general del PSOE reconoce que iría más rápido montado en una loncha de jamón serrano que en su coche.

Los cincuenta y siete caballos dimitidos vagan ahora sin potencia fiscal por la vía pública, pero “tanto en sus corazones como en sus patas hay ahora un poderoso sentimiento patriótico que les impulsa, no a galopar sino a trotar por una España más estable, más unida y más respetuosa con la energía eléctrica, el gas natural y Telefónica”, según palabras del expresidente obrero y socialista Felipe González.

Por su parte, Mariano Rajoy ya ha declarado que los caballos nunca están de más en un coche, y que muy gustosamente añadiría esas cincuenta y siete bestias a la cilindrada oficial de su Audi.   Más en Rokambol

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA