Google images.

Juan Miguel Baquero | El Diario | 30/09/2016

Los tribunales españoles requeridos para tomar declaración indagatoria a los imputados por crímenes del franquismo ya están tramitando estos pedidos de la justicia argentina. La cuestión, ahora, es cuadrar la agenda de estas sedes judiciales con la jueza argentina instructora de la causa, María Servini de Cubría.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina había dado permiso a la titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Número 1 de Buenos Aires para viajar a España del 8 al 28 de octubre con el propósito de interrogar a los 19 investigados en la causa criminal 4951/2010. “Pero en esa fechas no va a poder ser”, según fuentes de la investigación consultadas por eldiario.es.

El pasado día 9 de septiembre el Gobierno tramitaba finalmente la petición para interrogar a Martín Villa, Utrera Molina y otros 17 cargos franquistas acusados por crímenes contra la humanidad. El Ministerio de Justicia remitió entonces los exhortos tramitados por Servini “a los respectivos decanatos” en función “de los domicilios de las personas por las que se interesaba la jueza”, confirmaba a este periódico fuentes ministeriales. Estos pedidos estaban paralizados desde el 26 de agosto, en otro de los regates de España a la persecución argentina del franquismo.

Una vez recibidas las respectivas peticiones en cada sede judicial, “ya están localizadas” las tramitaciones de los procesos en Barcelona, Valencia, Granada, La Línea de la Concepción (Cádiz), Oviedo, Torrox (Málaga)… o Madrid, donde residen 11 de los 19 imputados en la denominada querella argentina.

Servini debe estar presente en los interrogatorios

Martín Villa, Pio Cabanillas, Eduardo Serra y Marcelino Oreja. Google images.
Martín Villa, Pio Cabanillas, Eduardo Serra y Marcelino Oreja. Google images.

Queda acordar fechas entre Buenos Aires y cada sede territorial española. “La jueza tiene que estar presente en las declaraciones indagatorias porque así lo marcan los exhortos”, aseguran las mismas fuentes. Y que el periplo de Servini fuera “en un mismo viaje, teniendo en cuenta que el número de imputados y los que quizás se acojan a su derecho a no declarar”. En principio, subrayan, “puede ser en noviembre pero hay que tener paciencia”.

El proceso acaba en los juzgados españoles en cumplimiento de lo dispuesto en el Tratado de Asistencia Judicial en materia penal suscrito entre Argentina y España. La conocida como querella argentina es la única causa en el mundo que investiga al franquismo por delitos de homicidio, torturas y robos de bebés. Tras la toma de declaraciones, la jueza Servini decidirá sobre el procesamiento o no de los 19 imputados.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA