Google images.

Antonio M. Vélez | El Diario | 05/10/2016

Mientras se afana en pedir una nueva reforma laboral que abarate más el despido o reclama adelantar la subida de la edad de jubilación, aumentar el IVA y reducir el gasto público para equilibrar las cuentas del Estado, el Banco de España sigue mimando a sus empleados.

La entidad acaba de gastarse 267.549,15 euros (221.115 euros, sin contar el IVA del 21%) en la adquisición de 95 relojes de caballero y 86 pulseras de oro “de señora” como obsequio para los trabajadores que este año cumplen 25 años de servicio.

Fuentes del Banco de España indican que la entrega de estos 181 “objetos conmemorativos” son una tradición que viene de muy atrás en la institución, un organismo público que se financia con sus propias actividades y que a cierre de 2015 tenía una plantilla de 2.891 personas con una antigüedad media de unos 14,5 años.

Los obsequios se van a entregar a todos los empleados que este año cumplan 25 años de servicio, independientemente de su categoría. El banco declina precisar de qué piezas se trata ya que los modelos “aún no están decididos”. El tiempo apremia, porque los artículos adquiridos deberán estar entregados antes del próximo 31 de octubre, según el pliego de condiciones del contrato.

El gasto en esos obsequios supera con creces los 183.969 euros que ganó el año pasado el gobernador del Banco de España, Pablo Linde, que teniendo en cuenta su fecha de incorporación a la entidad (1983), debió recibir su reloj hacia 2008, último año de vacas gordas en España.

El importe del contrato equivale a una media de 1.353,99 euros (IVA incluido) por cada reloj de caballero y 1.615,35 euros por cada pulsera, según un cálculo a partir de las especificaciones del contrato, anunciado en el Diario Oficial de la UE (DOUE) el pasado 28 de junio, dos días después de las últimas elecciones generales.

Dividido en dos lotes y tramitado por el procedimiento negociado con publicidad, el contrato se adjudicó el pasado 26 de septiembre y el resultado se publicó el pasado martes en el DOUE. El lote correspondiente a los relojes de caballero se lo ha adjudicado por 128.629,05, IVA incluido, la casa especializada Antigua Relojería, SA, ubicada junto a la Plaza Mayor de Madrid; el de las pulseras, por 138.920,1 euros, ha sido para Calmay, SL, también en Madrid.

Ambas firmas se han impuesto a las ofertas presentadas por otras seis empresas. En la valoración de las propuestas se tenían en cuenta aspectos como el peso del oro y los quilates (en el caso de las pulseras) y si los relojes tenían correa de piel de lagarto (original o de imitación), el peso del oro en la esfera o el diámetro de la caja, entre otros criterios.

Seguro médico y apartamento

El detalle del Banco de España con sus empleados más veteranos es sólo una muestra más de los privilegios de los que disfruta la plantilla del organismo, que proporciona a sus empleados un seguro privado y unas condiciones laborales envidiables en el sector público. El gasto medio por empleado en el organismo, calculado a partir de los gastos de personal, roza los 79.000 euros anuales.

Sólo este año, la entidad ha destinado 936.292,00 euros a la contratación de “123 apartamentos, para su asignación en estancias quincenales, durante la temporada de verano de 2016”, para uso y disfrute de algunos de sus empleados, y tiene pendiente adjudicar otro contrato para la puesta a disposición de viajes culturales y estancias hoteleras para su plantilla.

Según se lee en el pliego, “el Banco de España publica 4 ó 5 programas al año en los que se incluyen las actividades sociales y culturales que realizan los empleados”.  Consiste en “viajes culturales: nacionales e internacionales”, “estancias de fin de semana en hoteles” y “estancias semanales en hoteles de costa en los meses de verano”. El presupuesto máximo (sin IVA) es de 3.118.444,56 euros para un periodo de cuatro años.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA