Esta moto sí la compro, Pablo

1953

Esta sí. La de los principios, la de los valores, la de ‘resetear’. Esa moto sí me la vendes. Esa sí que se la compro a Podemos. Al Podemos que me motiva. La de parecernos, aunque en limpio y sin mácula, a lo que una buena parte de la sociedad viene rechazando desde hace ya algunos años; a lo viejo, a lo ajado y a fuerza de corruptelas y decisiones incomprensibles, desacreditado: no, esa no se la compro a ningún partido, se llame como se llame y venga con la etiqueta que quiera ponerse.

Por cierto, muy oportuno y esperanzador el momento de refrescar este vídeo. Porque ahora lo académicamente ‘cuñado’ sería aprovechar la coyuntura para volver a creer que los que faltan son ciertos feligreses que nunca comulgarán en Zurita hagan lo que hagan los arzobispos de sus iglesias. Aunque por un momento parezca lo contrario. Porque es verdad que hoy renegarán de su Dios, y que pasarán un tiempo en el purgatorio, pero se celebrará un cónclave, elegirán a un nuevo Papa, y los fieles olvidarán las ofensas y perdonarán todos los pecados cometidos. Ciertos creyentes ya han visto demasiado como para que a estas alturas su fe no deba considerarse firme.

Lo dicho, como mensaje está muy bien porque invita a recuperar muchas esencias propias y ajenas. Ahora solo falta ponerse a caminar, porque el movimiento no se demuestra hablando, sino andando. Pero por ahí se empieza.

Comentar con Facebook ()

Comentar (2)

2 Comentarios

  1. Si Pablo Iglesias levantara la cabeza y viera cómo el traidor de González ha vendido su partido a la derecha, o los echaba a todos o se volvía a morir; ese disgusto que se ahorra.

  2. Los traidores de la izquierda más significativos desde 1.985 son, Mikhail Gorbachev, Felipe González y Tony Blair. Es hora de hacer retrospección del socialismo europeo

DEJA UNA RESPUESTA