Carmen Reina | El Diario | 07/10/2016

Los bancos que tengan un cajero automático en las fachadas de edificios en la vía pública de Almodóvar del Río (Córdoba) deberán pagar a partir de ahora una tasa de 400 euros. Así lo ha aprobado en su última sesión plenaria el Ayuntamiento de esta localidad, donde la medida ha contado con la unanimidad de todos los grupos políticos.

La iniciativa ha sido presentada por Ganemos Córdoba desde la oposición y a ella se han sumado tanto el gobierno municipal que ostenta en mayoría absoluta Izquierda Unida como el resto de grupos de la bancada de la oposición: PSOE y PP. Todos ellos han aprobado que en su pueblo los bancos paguen una tasa especial por ocupar parte de la vía pública con los cajeros automáticos.

Así, a partir de ahora, las entidades financieras deberán abonar esta nueva tasa tanto por tener un cajero en el casco urbano del pueblo como en las inmediaciones del mismo o en algunas de las barriadas periféricas que pertenecen a Almodóvar del Río.

Aunque la medida afecta en la actualidad a sólo tres entidades bancarias en este municipio cordobés de alrededor de 8.000 habitantes, se persigue que “los bancos, los que más tienen, también aporten a la hacienda municipal”, en palabras del portavoz de Ganemos Almodóvar, Juan Rodríguez, promotor de la medida.

Jurisprudencia y normativa municipal avalan esta tasa

Para desarrollar la iniciativa, la moción presentada recoge que el cobro de la tasa de 400 euros a los bancos por sus cajeros en la vía pública se introducirá en las ordenanzas municipales, desarrollo para el que el texto aprobado cuenta con jurisprudencia y normativa que se ha llevado a cabo en otros municipios con medidas similares.

Es el caso, según las fuentes consultadas, de localidades de la provincia de Sevilla y, de hecho, expertos en normativa municipal han asesorado a Ganemos Almodóvar para plantear esta iniciativa, surgida en unas jornadas sobre temática presupuestaria celebrada por grupos municipales autodenominados ‘del cambio’ en la provincia cordobesa.

Además,  el Tribunal Supremo emitió en 2009 una sentencia que avalaba que los consistorios cobrasen a las entidades financieras una tasa por sus cajeros automáticos que se sitúan en la vía pública, sentencia que desestimaba así el recurso interpuesto contra ello en su momento por la patronal de las cajas de ahorro (CECA).

El cobro de esta tasa por cajeros de bancos “busca obtener más ingresos por la falta de recursos que sufren las administraciones públicas” y se apunta a los bancos “por el papel jugado por estas entidades en el origen y desarrollo de la crisis”, así como “por las restricciones de crédito” en estos años de crisis, en palabras del concejal. Es más, apunta que “es de justicia que busquemos ingresos nuevos en aquellos que más tienen o ganan para hacer frente a las muchas necesidades de nuestros ciudadanos y nuestro municipio”.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA