Google images.

CatalunyaPlural.cat | 10/10/2016

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart (PSC), ha denunciado que ha recibido amenazas y todo tipo de presiones relacionadas con la municipalización del agua que está estudiando la ciudad, la cuarta más poblada de Catalunya con 215.000 habitantes. “Amenazas, anónimos, extorsiones en mi casa, llamadas, propuestas que infringen la ley… Los pactos en despachos, a escondidas de la ciudadanía y sin transparencia no son el terrasanquismo que yo defiendo”, ha sostenido  Ballart en una entrevista al periódico El Punt–Avui. Ballart ha añadido que las amenazas recibidas han hecho que no haya decidido si repetirá como candidato a la alcaldía del PSC en las próximas elecciones municipales.

Terrassa está estudiando si recupera la gestión directa del servicio de agua, que a día de hoy opera Mina, una compañía participada por el gigante del agua Agbar, propiedad a su vez de la multinacional Suez. El contrato termina el próximo mes de diciembre y en el pleno municipal se podría dar una mayoría favorable a la municipalización siempre que se sume a ella el PSC. Ballart se ha mostrado desde hace semanas partidario de la municipalización.

El alcalde, en la citada entrevista, también ha dado cuenta de las dificultades que pone Mina al consistorio para entregarle información técnica necesaria. Así, Ballart ha asegurado que Mina condiciona el envío de documentación sobre la plantilla o las nóminas a la creación de una empresa público–privada con el Ayuntamiento para seguir prestando el servicio de agua. “Esto se llama chantaje”, añade el alcalde.

Ballart se ha mostrado partidario de recuperar el servicio. “La mejor garantía que la gestión [del agua] se continúe haciendo desde Terrassa es que la gestión sea pública. La empresa mixta tiene que ir a concurso y lo puede ganar una multinacional de la otra punta del mundo”, ha aseverado Ballart. Asimismo, ha negado que la municipalización vaya a costar al Ayuntamiento 60 millones de euros, tal y como sostiene Mina, y ha rebajado esa cifra a un millón de euros.

Sin mencionar a ningún nombre concreto, el alcalde incluso ha asegurado que ha recibido “presiones” de sectores de su partido, el PSC, “quizás demasiado vinculadas a poderes económicos”. El actual presidente de Agbar, Àngel Simón, fue gerente del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) bajo el mandato de Pasqual Maragall.

Los partidarios de la municipalización del agua en Catalunya tienen en Terrassa uno de sus mayores retos: que la cuarta ciudad de Catalunya recuperase la gestión del agua supondría un espaldarazo para seguir el mismo camino en el Área Metropolitana de Barcelona y en Aigües Ter–Llobregat (ATLL), aunque ambos casos están pendientes de sentencias del Tribunal Supremo.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA