La abstención será un remiendo para el PSOE con telas de desecho

1215

Félix Población | diariodelaire.com | 10/10/2016

Algunas informaciones dan hoy por cierto que Pedro Sánchez hubiera sido presidente del Gobierno con el apoyo de Unidos Podemos y los nacionalistas catalanes y vascos. Eso estaba acordado semanas antes de que se celebrara el comité federal que acabó con la dimisión del secretario general del PSOE. Fuentes próxima a Sánchez explican que la interlocución con el Partido Demócrata Catalán no fue con Carles Puigdemont -con quien hoy se entrevista Pablo Iglesias-, sino con el portavoz de ese partido (la antigua Convergencia), Francesc Homs.

Homs se habría mostrado favorable desde el primer momento a dar el “sí” a Sánchez. No obstante, el socialista pidió que, para poder defender ese apoyo ante el comité federal, los convergentes tenían que dar un paso atrás en sus reivindicaciones independentistas. La respuesta de Homs no se hizo esperar. Aseguró que estaba dispuesto a aparcar el referéndum, a cambio de un entendimiento que también fue posible con Esquerra Republicana, proclive a pasar de la abstención al apoyo, al igual que con el Partido Nacionalista Vasco. Pedro Sánchez obtendría así una mayoría de 178 votos a favor de su investidura.

Si todo esto fuera así, como se asegura en la información publicada hoy por El Confidencial, se podría presuponer que de esas gestiones tuvieron conocimiento mediante el oportuno espionaje quienes dieron el golpe de régimen en el PSOE contra Pedro Sánchez, únicos responsables del bochornoso espectáculo que tuvo lugar en la sede de Ferraz. Añádase a ello que el dios Felipe tuvo informado en todo momento a don Mariano el Simple -según hemos podido leer- de la traición que se cocinaba contra Sánchez para evitar que éste llegara a La Moncloa.

Con todo esto, parece claro que todo lo descosido en el PSOE a base de puñaladas traperas tiene muy mal zurcido, dicho sea con la terminología de costura usada por la baronesa de Andalucía, que fue quien empezó a descoser para luego hablar de coser lo descosido a su costa. El objetivo de la abstención que propició tamaña y sucia pelea puede significar para el Partido Socialista un remiendo, para el que se están utilizando telas de desecho y muy gastadas que acaben por romperse y romperlo. Todo se andará, si los diputados y la militancia socialista empiezan -gracias a la gestora del Mudu Fernández- por no coincidir.

PS.- Está siendo muy comentado en los círculos psoístas que Antonio Hernando, nada menos que el portavoz del “no es no” con Pedro Sánchez, no sólo se mantenga como portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, sino que haya sido ascendido a presidente del mismo, con lo que se pone al frente de todos los grupos del PSOE y puede protagonizar incluso el debate de investidura, tracando el “no es no no” por la abstención. Ya se habla de que la traición a Sánchez pudo haber tenido en Hernando un importante colaborador.

Comentar con Facebook ()

Comentar (1)

1 Comentario

  1. La sin razón, la ambicion, la traicion, la bajeza y la desesperacion se ha implantado en el PXXE se han cargado ellos mismo al partido referente del 78!!!
    La gran deuda que tiene con los bancos está por encima de los intereses del pueblo!!!

DEJA UNA RESPUESTA