El portavoz del «susanato» no tiene tiempo para hablar de la corrupción del PP, pero sí para cargar contra Podemos

4065

En el PSOE, los encargados de facilitar un nuevo Gobierno del PP de Rajoy ya se han puesto el mundo por montera. Se han colocado las anteojeras de investir y ahora mismo aunque se demostrase que Cospedal o Sáenz de Santamaría se comen a los niños crudos ya no darían marcha atrás. El mandato, como su voluntad de medrar haciendo méritos ante sus jefes, es firme.

Pero qué vergüenza debe dar (porque allá en el fondo de su conciencia debe existir algo parecido a un tembloroso punto de vergüenza recluido en un campo de poderosa mezquindad) salir a hacer declaraciones, que te pregunten por esos powerpoint que el Partido Popular (tu presunto antagonista) repartía para dar instrucciones a sus alcaldes sobre cómo financiarse irregularmente, y que tu única respuesta pueda ser un lacónico: “Todo lo que podamos añadir significa distraer la atención de lo fundamental”.

Parece, no obstante, que lo ‘fundamental’ sí puede ser distraído y hasta enterrado para criticar sin medida a un partido que se mueve en el espacio de la socialdemocracia, el mismo en el que presuntamente está el PSOE. Así, Mario Jiménez, el portavoz de la Gestora, al contrario que para hablar del PP y sus estercoleros, no ha ahorrado desprecio ni tiempo para referirse a Podemos y a su secretario general. Debe ser que han decidido que, a estas alturas de la comedia, esta es la única estrategia posible. El surrealismo comunicativo. El diálogo para besugos.

Me voy a arrepentir de hacer este comentario, pero me da pena el PSOE, y no por su actual dirección, sino por lo que ha significado ese partido para varias generaciones de españoles (y no españoles) que creyeron ver en los de la rosa, la pana y la ceja, una herramienta útil para que este país fuera algún día un lugar mejor para las mayorías.

Comentar con Facebook ()

Comentar (3)

3 Comentarios

  1. Nauseabundo estos sociolistos. El Felipe de la cal viva, las mansiones, los yates y las tierras robadas a los campesinos colombianos. Vaya morro que tiene este pajarraco, que tendria que ser juzgado por tantas atrocidades cometidas.

  2. este mario es un chupapollas, y es otro perro que se llama socialista, ME QUITO EL SOMBRERO ANTE LOS VERDADEROS SOCIALISTAS , yo pensaba que ya no habia, pero veo que aun queda algunos, gracias PORQUE ELNO ES NO

  3. Entre llantos y quebrantos

    La gran tomadura de pelo, ellos siguen el plan.
    Ahora les diré la verdad.
    Llegamos hasta aquí entre llantos y quebrantos, estuvimos presentes, los socialistas hace dos siglos entre guardias a caballo con sables y guardias a pie con fusiles. Yo vi la sangre de patriotas obreros derramarse por las calles empedradas y entre los álamos de las nuevas avenidas para exigir que un día a la semana las fábricas pararan, pero ellos que no ni en el día del Señor.
    Yo he corrido a las bocaminas del carbón para formar parte de la brigada suicida de rescate, y después de días y noches de insomnio he visto desfilar los cuerpos desfigurados de los mineros muertitos a los que sus viudas y huérfanos se aferran entre llantos.
    Aún me tiemblan las piernas cuando retumba la tierra bajo mis pies, fue por el avance de las unidades de tanques fascistas en los frentes de la madre patria, ochenta años después todavía sueño y hasta puedo oír los gritos de los que están siendo despedazados por esas malditas orugas de acero.
    No quiero mirar cuando esos hombres bajan del camión, se lo que va a pasar y después iremos nosotros. Una fosa negra y grande se muestra en la cuneta, allá arriba en la sierra.
    Después el tiempo ha pasado tan rápido que me cuesta encontrar a alguno de los míos entre esos que votan a la derecha, esos que se dicen obreros pero van con el patrón y de hecho ellos toman cargos de patrón.
    Para este duro camino con tanta sangre obrera derramada, ahora vemos una España en la que el trabajador vuelve a ser pobre y los poderosos cogen lo que quieren por que se arropan esos derechos mientras le quitan todos los derechos al obrero, ese mismo que vais a sacrificar.

DEJA UNA RESPUESTA