La maternidad es la segunda causa de muerte en adolescentes

La comunidad internacional se ha comprometido a poner fin al matrimonio infantil en 2030, pero si las cosas siguen como hasta ahora el número de mujeres casadas durante su infancia aumentará de los 700 millones actuales a 950 millones en 2030 y 1.200 millones en 2050, según un informe de Save the Children.

132
La maternidad es la segunda causa de muerte en adolescentes

La Marea | 11 octubre 2016

“Me dieron un marido a los 12 años. Yo no estaba contenta de casarme a esa edad, pero mi padre dijo que no había nadie para cuidar de mí porque mi madre no estaba cerca. No estaba feliz. Estaba llorando. No era capaz de acostumbrarse a lo que era el matrimonio”. Ella es Tamrea, de Etiopía. Ahora tiene 17 años. Y es una de las niñas menores de 15 años que contrae matrimonio en el mundo cada siete segundos, según un nuevo informe de Save the Children, que analiza las barreras que impiden a las menores crecer y desarrollarse seguras y en libertad.

Cada año, 15 millones de niñas son casadas antes de los 18 años. En los países en desarrollo, una de cada tres es casada antes de los 18 y una de cada nueve, antes de los 15. La comunidad internacional se ha comprometido a poner fin al matrimonio infantil para el año 2030, pero si las cosas siguen como hasta ahora el número total de mujeres casadas durante su infancia aumentará de los 700 millones que hay en la actualidad a alrededor de 950 millones para el año 2030 y 1.200 millones para el año 2050.

La mortalidad por maternidad es la segunda causa de la muerte en adolescentes entre 15 y 19 años, después del suicidio. Aproximadamente, el 19% de las chicas en países en desarrollo se quedan embarazadas antes de los 18 años y un 3%, antes de los 15. “El día de la boda me imaginaba que sería un gran día, pero no fue así. Fue deprimente. Muy triste. Muchas niñas que contraen matrimonio a una edad muy joven enferman y sufren hemorragias. Gracias a Dios, a mí no me pasó. Me siento bendecida por tener un hijo. Pero voy a criar a un niño siendo yo una niña”, cuenta Sahar, una niña siria de 14 años que contrajo matrimonio a los 13 con un hombre de 20 y que hoy está embarazada de dos meses.

El estudio, titulado “Hasta la última niña. Libres para vivir, libres para aprender, libres de peligro”, establece un índice de 144 países clasificados de mejor a peor según la situación de las niñas, basado en las tasas de matrimonio infantil, educación, embarazo adolescente, mortalidad materna y el número de mujeres parlamentarias de cada país. Níger, Chad, República Centroafricana, Mali y Somalia son los que tienen las tasas más altas de matrimonio infantil, embarazo adolescente y mortalidad materna. Entre los países mejor clasificados: Suecia, Finlandia, Noruega, Países Bajos y Bélgica.

nin%cc%83as

En España, que ocupa la posición número 11 -por detrás de Italia y por encima de Alemania-, apenas existen casos de matrimonio infantil, tiene una tasa de embarazo adolescente de 9 casos por cada mil y de mortalidad materna de 5 casos por cada 100.000. Hay un 43% de mujeres ocupando escaños en el Parlamento y el 85,4% de las niñas completan la educación secundaria básica.

“El mayor reto al que se enfrentan las niñas en nuestro país tiene que ver con la violencia. En el caso de la violencia de género, según los últimos datos de 2014, 576 chicas menores de edad tenían una orden de protección o una medida cautelar dictada a su favor por violencia de género, lo que supone un aumento del 15,4% respecto del año anterior, cuando las víctimas de maltrato que no habían cumplido los 18 años no llegaban al medio millar”, explica Andrés Conde, director general de Save the Children.

Amenaza para la educación, salud y seguridad

El informe sitúa el matrimonio infantil como una de las principales amenazas para la educación, la salud y la seguridad de la infancia en todo el mundo. Niñas de tan solo 9 o diez años son obligadas a casarse con hombres, con frecuencia, mucho mayores, en países como Afganistán, Yemen, India o Somalia. “El matrimonio infantil pone en marcha un ciclo de marginación que niega a las niñas sus derechos más básicos, como la educación o la propia libertad. Las niñas que contraen matrimonio a una edad demasiado temprana generalmente no pueden ir al colegio y quedan más expuestas a situaciones de violencia doméstica, abusos y violaciones. Se quedan embarazadas y corren riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y VIH. Además, dan a luz cuando sus cuerpos no están completamente desarrollados para ello, lo que puede tener graves consecuencias para su salud y la del bebé”, añade Conde.

Según el informe, en los contextos de conflicto las niñas se ven mucho más afectadas, dado que sus familias consienten sus matrimonios por seguridad o como una forma de hacer frente a la situación, como sucede con las niñas sirias en Líbano. Una de cada cuatro adolescentes refugiadas sirias es obligada a casarse.

El estudio incide en la situación de pobreza: en Nigeria, el 40% de las niñas en mayor situación de pobreza contraen matrimonio antes de cumplir los 15 años, en comparación con el 3% de las niñas de familias más acomodadas. Además, 62 millones de niñas no van al colegio. La organización hace un llamamiento a los gobiernos y donantes para que inviertan en la educación y en las oportunidades de las niñas, con el objetivo de poner fin a los matrimonios infantiles y a la discriminación por motivos de género.

ninas

 

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA