El juez que instruye la “subasta” del presidente de SOS Racismo Madrid en Twitter no lo considera un acto racista

El atestado policial apunta a los hechos como constitutivos de delito de amenazas y de odio, calificaciones que ignora el juez en el inicio del procedimiento por "presunto delito de calumnia".  El magistrado solicitó a Twitter que aportara información de los autores de los tuits, pero no ha esperado la respuesta para archivar provisionalmente la causa.

621
Captura de los comentarios racistas al redactor Moha Gerehou.
Captura de los comentarios racistas al redactor Moha Gerehou.

Sofía Pérez Mendoza | El Diario | 14/10/201

La justicia ha archivado la causa abierta por la “subasta” del presidente de SOS Racismo Madrid, Moha Gerehou, en Twitter porque “no existen motivos suficientes para atribuir el supuesto constitutivo de infracción penal a persona alguna determinada”, aunque se entiende que existe un “supuesto constitutivo de infracción penal”.

El magistrado responsable de la instrucción, del juzgado nº 50 de Madrid, había pedido a la red social, en un auto con fecha 7 de septiembre, todos los datos disponibles de los perfiles que escribieron los tuits racistas y amenazantes –datos de conexión IP, nombre y email aportados y conexiones en un periodo de tiempo–, pero no ha esperado a la respuesta de Twitter para sobreseer la causa.

En el auto, dictado un mes y medio después de abrir diligencias previas, no se hace mención a un posible delito de odio por raza ni tampoco de amenazas. El procedimiento judicial se inició “por presunto delito de calumnias”, pese a que la Brigada de Información Tecnológica sí remite en su atestado a los artículos 169 y 510 del Código Penal. Los delitos de odio están penados con entre seis meses y cuatro años de cárcel, mientras que los de calumnias tienen penas menores, de entre seis meses a dos años.

Delito de odio

En ese mismo escrito, además, la policía pide que se dé cuenta del caso a la red de fiscales especializados en delitos de odio, algo que no ha hecho el juez instructor. Según el primer auto, se da traslado de la apertura de diligencias previas a la Fiscalía Provincial.

“Está claro que son amenazas por la motivación del color de piel y estamos de acuerdo con cómo ha calificado los hechos la policía. No entendemos por qué el juez ha cambiado este análisis y, además, no lo ha motivado”, explica Lluc Sánchez, abogado de Gerehou.

El presidente de SOS Racismo Madrid, también periodista de eldiario.es, asegura que insistió “mucho” en su declaración en que los hechos estaban vinculados con actitudes racistas. “La actuación de la justicia demuestra que los temas de racismo no importan y que en España sale gratis odiar a la gente por su color de piel. No entendemos cómo un caso con claras referencias a la esclavitud que sufrió la población negra e insultos racistas es calificado como una calumnia, eliminando cualquier cuestión racial. Nosotros vamos a ir con este caso hasta el final y recurriremos, porque alguna vez se tiene que hacer justicia con temas de racismo”, dice Gerehou.

El tuit inicial que habla de “subastar” al presidente de SOS Racismo y todos los que surgieron después como respuesta (“Si viene desparasitado y con la cartilla del veterinario te subo a 1.200 euros” o “Si me dejáis soltarlo en mitad del campo y cazarlo, 1400 euros”) están recogidos en el atestado que elaboró la policía tras la denuncia de la víctima. Los perfiles de los que emanaron los mensajes están, según el juez, suspendidos.

Tanto el auto de sobreseimiento como el de incoación de diligencias previas serán recurridos a través de sendos recursos de reforma subsidiario que, de estimarse, reabrirían la causa en el mismo juzgado. Si se desechan, se elevaría como recurso de apelación –presentado simultáneamente– a la Audiencia Provincial.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA