Grabar conversaciones en el trabajo, una práctica muy recomendable

2318

sindinero.org | 11/12/2012

Gracias a las tecnologías de hoy en día, realizar grabaciones ocultas es tarea harto fácil. Un simple reproductor de MP3 tiene la capacidad de grabar durante varias horas, y se puede llevar perfectamente en el bolsillo de la chaqueta o de la camisa sin que adviertan su presencia. Los teléfonos móviles también suelen incorporar esta función.

¿Es legal grabar conversaciones sin que lo sepa nuestro interlocutor para aportarlas como prueba ante un juez? Lo es, siempre y cuando participes en dichas conversaciones y no se traten intimidades personales de la persona grabada. La grabación de una conversación por uno de los intervinientes, sin afectar a reservas de intimidad de los otros, y al mismo tiempo haciéndose la grabación para ser utilizada como prueba del que graba, es una prueba válida, pues ningún derecho fundamental de los otros vulnera, y al mismo tiempo sirve al ejercicio del derecho fundamental de tutela judicial (derecho a la prueba, art. 24, 2 CE) del que graba.

Por lo tanto, tenemos claro que no estamos cometiendo ninguna ilegalidad. Imaginad ahora que vuestro jefe o jefa os pide que acudáis a su despacho para tener una charla… quizás sólo os requiera para asignaros algunas tareas propias de vuestro puesto… o quizás sea el comienzo de una situación de acoso laboral (en este caso toda prueba es poca). Sea lo que sea, no perdemos nada por adoptar la sana costumbre de grabar nuestras conversaciones con el gerente de turno… si no que se lo digan a cierto trabajador que grabó su acoso y condenaron a su empresa a pagarle más de 150.000 euros. No diréis que no le salió rentable.

Artículo que ha inspirado este post: Delitos habituales cometidos por los empresarios contra los trabajadores y que no sabes que son delito


[N. de IDP] Por comentarios de afectados parece ser demasiado habitual que un mal abogado indique que una grabación puede no ser (o que no lo es, directamente) válida como prueba. Pero si cumple con las condiciones ya comentadas (que no contenga intimidades personales), lo que al abogado también puede estar haciendo es intentar librarse del trabajo de la transcripción literal completa de la grabación, pues es obligatoria, cualquiera que sea su extensión.

Jurisprudencia al respecto:

https://oficina.mvscada.com/index.php/s/vL6EUV3oH9XRAUm#pdfviewer

https://oficina.mvscada.com/index.php/s/H1H6rMZ5zCgCwu3#pdfviewer

Por cierto, se echa mucho de menos un Gobierno decente que realice campañas informativas y de concienciación al respecto de los derechos de los trabajadores. Y mucho más un Gobierno que vigile que esos derechos se respetan.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA