Sí a la tierra viva: el Campo de Montiel frente al extractivismo

90
Fotografía: José Guzmán

Diagonal | 03 noviembre 2016

Entrevista realizada a José Guzmán, abogado, ornitólogo y luchador activo por el medio ambiente, uno de los coordinadores de la Plataforma Sí a la Tierra Viva, lugar de encuentro y acción social entre diferentes pueblos frente al proyecto de extracción de Tierras Raras en la provincia de Ciudad Real que amenaza a uno de los corazones de la Mancha Baja, el Campo de Montiel. 

¿Qué está ocurriendo en el Campo de Montiel?

La comarca del Campo de Montiel lleva agitada aproximadamente un año por unos proyectos mineros de extracción de Tierras Raras que están en este momento  en fase de evaluación pero esta agitación está insuflando vida nueva a la misma.

¿A cuándo se remonta?

Aunque estos proyectos se remontan al año 2013, no es desde el año pasado cuando se tuvo conocimiento de los mismos a través de la prensa nacional. Pidiendo información a los alcaldes de la zona, y ante la opacidad de los mismos, los vecinos decidieron organizarse en una plataforma ciudadana, civil y no política cuyo objetivo, en un principio,  fue recabar información y tras ilustrarse de la misma, oponerse al programa minero de extracción de Tierras Raras que vino “de tapadillo” sin que la población fuese consultada en ningún momento

¿Qué son las Tierras Raras? 

Las Tierras Raras son minerales, como la monacita, gris y amarilla  que se encuentran dispersos en la Corteza Terrestre. En el Campo de Montiel en una fase inicial se pretende extraer monacita gris, de la que se obtiene un grupo de elementos químicos como el neodimio y praseodimio cuyos óxidos son utilizados en la fabricación de aparatos tecnológicos, como móviles y  turbinas eléctricas. También son utilizados en la industria militar.   ¿Cómo se quieren explotar? El tipo de explotación que se pretende realizar en la comarca del Campo de Montiel, es minería a cielo abierto,, cubriendo una gran cantidad de terreno (el total de los proyectos en su conjunto suman 27.500 hectáreas de cuadrículas mineras)  Este tipo de minería no se localiza en un pozo subterráneo y con galerías, sino que se extiende por una gran superficie de terreno, eliminando toda la cubierta forestal y el suelo fértil, homogeneizándolo todo a su paso en una zona cuya diversidad es privilegiada por encontrarse en un entorno de monte y matorral mediterráneo que alberga especies en peligro de extinción como el lince ibérico y el águila imperial ibérica, además de afectar a espacios que forman parte de RED NATURA 2000, como la Zona de Especial Protección para las Aves “Areas esteparias del Campo de Montiel”

¿Cuándo comienza esta historia en vuestro territorio?

Por lo que alcanzamos a saber, existe un grupo inversor muy influyente, apadrinado también por políticos influyentes que buscan invertir  activos en los mercados de valores y han encontrado en el mercado especulativo de las tierras raras un mecanismo fácil para sus propósitos. Así no les ha sido difícil colocar este programa minero en los despachos de la sección de minas de la Consejería de Industria de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, donde inmediatamente gozo del visto bueno oficial, a pesar de la carencia de los elementos necesarios y esenciales, como el agua (hasta ahora la empresa promotora Quamtum Minería, S.L. no cuenta con este elemento necesario para el proyecto ) gozando enseguida del   apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. ¿Qué saben las poblaciones al respecto? Es precisamente ese apoyo inicial decidido de la Administración competente, lo que hizo que el Director General de Industria y Energía, Don José Luis Cabezas, hiciese una “gira” por los pueblos afectados presentando el proyecto minero, junto con la empresa promotora. Esto ocurrío a  instancias de la PLATAFORMA SÍ A LA TIERRA VIVA, cuando se conoció la verdadera dimensión y la población comenzó a demandar información del alcance del mismo y a preguntar, primero a los alcaldes y después  al Gobierno Regional, sobre la afección al modo de vida de la comarca.

Según la geóloga británica Kathryn Goodenough, el proyecto minero para el campo de Ciudad Real es, junto al de Norra Karr en Suencia, uno de los más avanzados en el mundo. Unas 100.000 personas afectadas, más de 10 localidades con sus tierras en peligro, ¿Consecuencias?

Las consecuencias en esta amplia comarca, no son difíciles de predecir en un proyecto extractivita a corto plazo ( el promotor habla de 10 años de duración y de la creación de 100 puestos de trabajo) que se llevará el mineral explotado por grupos inversores, deslocalizándose la riqueza generada fuera de la zona de la que se extrae el recurso natural.  La afección al Medio Ambiente es insoslayable y  a nadie se le escapa, pero este programa minero también tendrá impacto en la economía primaria y transformadora de la comarca, en la que se producen productos de calidad, como vino, aceite de oliva y quesos con sus propias Denominaciones de Origen.  La monacita gris, está asociada a elementos radioactivos como el Torio y el Uranio, y el propio Consejo de Seguridad Nuclear, a instancias del la Plataforma, ha advertido de que la actividad extractiva, es susceptible de generar impacto radiológico en el  Medio Ambiente y en las personas. Es fácil colegir que los competitivos mercados internacionales,  donde se colocan los productos agrícolas de calidad aquí generados, podrían ser asociados instintivamente a la “marca mina”, con lo que podrían devaluarse e ir en detrimento de la economía de la zona.

Y los gobiernos, ¿qué dicen? ¿Qué hacen? ¿Cómo lo están afrontando local, regional, provincial, comunitaria y estatalmente? ¿Quién refrendó estas actividades? ¿Se le preguntó algo a los pueblos afectados? Porque estas cosas vienen de arriba, pero también se juegan abajo.

Aquí no la estamos jugando todos. La ciudadanía está desempeñando en este momento un verdadero juego democrático muy revitalizante para la comarca. A través de la participación ciudadana se está demostrando, que en situaciones de amenaza y emergencia, el ciudadano puede  responder y “meter en vereda” al dirigente.  A pesar de la angustiosa amenaza, lo más gratificante de esta historia, es ver cómo se pone a funcionar este ejercicio democrático y, aunque hasta la fecha estamos desamparados de cualquier cargo político, sobre todo de los alcaldes, estamos haciendo que el aparato burocrático funcione, a través de nuestras demandas, y aunque “a remolque” estamos conduciendo a las Administraciones por el camino  de la participación y ya no va a ser posible dar vía verde a este cambio de modo de vida,  este programa minero,  sin la aceptación del Pueblo. En esta prueba  el pueblo saca la nota máxima, y los gobernantes:   ediles y gobierno autonómico, la mínima. Van a tener que tomar nota del “alumno aplicado” y si verdaderamente tenemos los gobernantes que merecemos, se pondrán a la altura de la gente del Campo de Montiel; verdaderos quijotes en esta andadura.

El extractivismo es el sustento del neodesarrollismo en América Latina. Evidentemente, la situación aquí no es la misma que allá, pero el discurso sobre el desarrollo que éste puede traer a las zonas más desfavorecidas del país sí. Si prestamos atención a lo que está ocurriendo en el Sur Global y lo extrapolamos a la situación de la Mancha, ¿cómo describir lo que puede ocurrir en el Campo de Montiel?

Ese discurso se muestra ahora antojadizo y tornadizo, en el mundo global todo está conectado, y lo que hoy es arriba, mañana puede ser abajo. No es fácil ya vender un nuevo El Dorado, sencillamente porque estos no existen. Debemos, entre todos, encontrar el verdadero desarrollo  y este necesariamente pasa por el  cambio a un  modelo respetuoso con los recursos naturales y cuya generación de riqueza sea redistributiva. Hasta ahora  el Campo de Montiel, con sus luces y sombras, no funciona mal, existe una agricultura extensiva que produce productos de calidad, funciona, se venden los productos. Sí es cierto que necesita transformaciones, pero sobre la base del modelo, mejorando la producción, mejorando la calidad  y la comercialización, nunca destruyéndola por unas falsas expectativas arrimadas por grupos inversores depredadores del recursos natura menos renovables que existe, como es el suelo

¿Qué están haciendo los pueblos frente a este oscuro contexto?  

La Plataforma SÍ A LA TIERRA VIVA, es muy dinámica, desde sus orígenes, hace ahora, casi un año, se han realizado más de 30 charlas por todos los pueblos de la comarca y muchas actividades reivindicativas de toda índole. El 20 de mayo pasado fue un día histórico en la comarca: más de 3.000 personas y 300 tractores se manifestaron en Torrenueva pidiendo la paralización de estos proyectos mineros y el archivo de los mismos al Gobierno Regional ¿Hay reuniones entre las poblaciones de cada uno de los pueblos afectados?  Todos los pueblos afectados han sido visitados por la plataforma y no pararemos de hacerlo para informar a los que todavía no saben que todos estamos afectados, porque los recursos afectados son de toda la comarca, el agua es de todos al igual que el aire que respiramos. El hecho administrativo de los límites de los Términos Municipales, no tiene mucho sentido en esto, puesto que los efluentes y la contaminación de aguas subterráneas y superficiales tiene un efecto expansivo que no se queda en el lugar que se produce.

La defensa de lo común se está fortaleciendo teórica y prácticamente en la actualidad. Sin embargo, frente a ella hay toda una máquina imperial que, como podemos comprobar, tiene la capacidad de anular fácilmente estas luchas. ¿Con cuántos apoyos contamos para parar esto?

Tenemos que trabajar para nosotros mismos, desde un ejercicio interior, mediante el conocimiento y el despertar. Todo necesariamente pasa por ser conscientes de que esa maquinaria es un rodillo que tarde o temprano, pasará por encima de TODOS NOSOTROS y nos aplastará. Por eso el mejor apoyo es la información libre, el análisis de la misma, el conocimiento y la ética en el consumo. No es poca cosa, es un ejercicio difícil, pero si se hace con responsabilidad y conscientemente, puede ser hasta divertido porque podemos percibir cómo el cambio empieza a producirse. Esto que puede parecer muy retórico es la base de todo el principio, cambiar de hábitos hará cambiar el rumbo del imperio e incluso su disolución y renovación porque el poder siempre emerge, pero siempre se transforma. Ahora necesitamos transformarlo para que no sea más dañino.

¿Cuál es el discurso a favor de la mina? ¿Quién lo defiende?

El silencio y la no participación son sus mejores defensores. La sinrazón es indefendible. Los argumentos de algunos ediles de que hay que dejarlo todo en manos de los técnicos, son pueriles y no precisamente porque los técnicos  no tengan valía profesional, sino porque eso significa darle la espalda a las demandas sociales y gobernar únicamente desde el reglamento y la tecnocracia.

¿Alguna previsión para el corto-medio plazo? ¿Y para el largo?

Creemos que esto tendrá un largo recorrido, la monacita está aquí, bajo la tierra, como hace millones de años, formando parte de nuestro entorno y mientras que sea codiciada por los mercados de futuro será una amenaza para nuestra tierra.  No sabemos qué va a pasar con la primer mina proyectada y largas sombras de incertidumbre se proyectan sobre el futuro de la comarca e incluso de toda la provincia de Ciudad Real.  Si no tenemos, entre todos el acierto de defender lo que somos el futuro será todavía más difícil.

¿Algo que decir a los territorios vecinos?

Que respiran el mismo aire y se nutren de la misma tierra a la vez que beben la misma agua. Todos somos lo mismo en esto y no está tan lejos de sus casas

¿Cómo apoyar vuestra causa desde fuera? 

Entrando en nuestro Blog PLATAFORMA SÍ A LA TIERRA VIVA, se puede encontrar diversas formas de apoyar esta cusa, firmando campañas, haciendo donativos, enviando aleaciones…Cualquier apoyo es un soplo vivificador y será bien recibido. Gracias por decir SÍ A LA TIERRA VIVA.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA