¡Libertad para todos los diputados del HDP detenidos! ¡Lucha unificada contra la represión del régimen de Erdogan!

172

Un nuevo límite se ha superado para intentar poner en práctica el proyecto presidencialista de Erdogan. Según la declaración del Ministerio del Interior 13 dirigentes del HDP, partido democrático pro kurdo, fueron detenidos. 11 diputados y Selahattin Demirtaş y Figen Yüksekdağ, los copresidentes del partido, fueron detenidos y la oficina principal del partido fue allanada por las fuerzas policiales. Esta operación contra el HDP se presenta como continuación de la política represiva del régimen que ha ido aumentando día a día.

A raíz de los decretos del gobierno que fueron aprobados hace unos días, diez mil servidores públicos, incluyendo cientos de miembros de KESK (Confederación de la Unión de Trabajadores Públicos) fueron cesanteados; aproximadamente 15 medios de comunicación de la oposición fueron cerrados; el periódico Cumhuriyet fue allanado por su presunto apoyo “a las organizaciones terroristas PKK / varios alcaldes de Diyarbakir fueron detenidos y fueron reemplazados por otros designados por el gobierno. Al mismo tiempo, el régimen de Erdogan sigue adelante con su política exterior aventurera y peligrosa en Siria e Iraq que potencialmente podrían llevar al país a la guerra, ensombreciendo al país con una atmósfera de guerra.

El primer ministro Binali Yildirim habría indicado claramente el propósito de estos movimientos políticos: “Si el sistema presidencialista no se establece, el país corre el riesgo de fracturarse.” Estas políticas de imponer un cambio constitucional, se habían manifestado en las amenazas de Erdogan de “dame 400 diputados para salvarlos a ustedes de ustedes mismos “, antes de las elecciones del 7 de junio del 2015. Cuando los resultados de las elecciones fueron contrarios a estos sueños presidencialistas de Erdogan, estas políticas represivas fueron puestas en ejecución. Desde esas elecciones hemos sido testigos de una de las más oscuras, más sangrientas, opresiones y represiones en la historia de Turquía, debido al fracaso de la política de “sistema presidencialista o caos.” La razón fundamental detrás de esta represión está el deseo de la camarilla política bajo el liderazgo de Erdogan, de perpetuarse en el poder a cualquier precio y buscando eliminar toda oposición política.

El proyecto presidencialista reaccionario y represivo de Erdogan, así como la política de opresión y explotación que lo acompañan no es ineludible para la clase obrera y los pueblos oprimidos de Turquía. La política de Erdogan y el partido del régimen (AKP), han estado al borde de su total fracaso muchas veces en el pasado. Pero fueron capaces de sobrevivir a esas crisis debido a la falta de una alternativa política fuerte que sea representante de la clase obrera y los pueblos oprimidos. Contra el aumento de la opresión y la explotación, y contra este poder político que claramente no duda en llevar al país a extremos catastróficos para satisfacer sus propios deseos políticos, es necesario construir en forma inmediata la unidad de todas las organizaciones políticas y sindicales que se reclamen democráticas y que sean representativas de la clase obrera y el pueblo oprimido que podrían repeler estos ataques con el fin de llegar a una ruptura definitiva con este régimen de represión y con el capitalismo.

¡Libertad para todos los diputados detenidos de HDP! Lucha unificada contra la represión del régimen de Erdogan!

Partido de la Democracia Obrera. IDP- UIT-CI
4 de Noviembre de 2016

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA