¿Puede ser Paco Marhuenda el más sensato de una tertulia de La Sexta? Sí, puede serlo

9826

Dicen que en el país de los ciegos el tuerto es el rey, y eso debió ocurrir con la tertulia de La Sexta Noche de ayer para que, excluyendo obviamente a la víctima del linchamiento (a Irene Montero como representante de Podemos), Paco Marhuenda destaque como la voz razonable de un grupo de disciplinados periodistas y políticos. Vivir para ver y ver para creer.

Cómo sería la presentación por parte de la redacción del programa del ‘no-caso’ en su resumen y hasta las intervenciones de un comunmente moderado Aroca y de un siempre histriónico y extremadamente falso, pero relativamente prudente en la defensa de su papel de progresista como Javier Sardá (del resto de la jauría ya se espera el habitual tono depurativo, en cuanto a que hace vomitar), para que casi haya que agradecer a Marhuenda tanto los modos como su punto de vista, aunque esté contaminado por su perspectiva de clase.

Esto me empieza a preocupar y a parecer grave, precisamente por eso quizá me sirva como terapia compartirlo y conocer otras opiniones.

Por cierto, aunque en absoluto lo recomiendo de no ser que alguien tenga la necesidad imperiosa de hacer una limpieza intestinal profunda, aquí se puede ver la tertulia sobre el ‘no-caso’ Espinar completa. Advertidos/as estáis.

Comentar con Facebook ()

Comentar (4)

4 Comentarios

  1. Pues, sí, un poco en la línea de lo que indican los que me preceden, los tertulianos de ‘LA SEXTA NOCHE’ muestran una educación muy cuestionable, parecen auténticas rabaneras, pisoteándose unos a otros la palabra -como si estuvieran en un concurso dedicado a tal fin- y sin importarles si la audiencia les escucha con nitidez o no, qué va. Muestran una falta de respeto entre sí y para con la audiencia en general (y hacia PODEMOS en particular) impresionante. Hablan para ellos mismos, olvidando que el programa existe gracias a la considerable audiencia. Pero la culpa la tiene el moderador porque, cuando pretende silenciarlos, como es su obligación, vienen a decirle “tururú”. Y lo malo es que si alguno peca de moderación respetando su tiempo, en mi opinión, se percibe que es tonto (cuando sabemos que no lo es) o que no tiene argumentos para rebatir…, en fin. Dicho programa se ha convertido en un SÁLVAME 2 y esto es lo que hay.

    Por cierto, que el Sr. Marhuenda, es educado, yo lo destaqué ya en mi comentario del 8 de mayo pasado bajo el titular: ¿POR QUÉ INDA ODIA A PODEMOS? en el que aludía a las antipatías que despierta en muchísimos ciudadanos por defender tanto al Sr. Rajoy.

  2. Un grupo de “periodistas”contra Podemos.Nada nuevo. Se pueden preparar por que van a ser linchados no importa bajo que premisa donde cabe la mentira y manipulación.No les importa la verdad.Actuan como banda al servicio de intereses oscuros pero conocidos.
    Si acaso Podemos peca de infantil al entrar en el juego de querer demostrar algo que no te piden…la verdad.Entrar en ese juego es perder.T odo intento de demostrar la inocencia,para estos gánsters del periodismo es símbolo de culpa.
    Tal vez Podemos debería plantearse no ir depende a qué tertulias donde el debate sea genuino y no una panda de majaretas gritando como monos.Ahora tiene posibilidad de elegir donde acudir y en qué condiciones deberían ser los debates para que estos fueran realmente constructivos.Sus apariciones tienen tirón por que aportan frescura y polémica.Creo que ha llegado el momento de ser selectivos con mensajes claros y huir del griterío que hasta ahora era necesario para darse a conocer.
    Creo que la expectación sería mayor y más educativa con menos apariciones vacías y más explicativas de sus iniciativas y programas.

  3. Como hacía un tiempo infernal…invernal quise decir, puse la tele y justo este programa para ver de que iba. Vaya por delante que excepto para ver alguna etapa de ciclismo llevaría sin encenderla cerca del año.

    En vez de hablar de los vomitivos que no tienen solución a no ser que les dejen de pagar el sueldo en calidad de mercenarios mediáticos, prefiero hablar de las actitudes en este debate de las personas de Podemos en general.

    Desde un punto de vista práctico-psicológico- estratégico, el único correctivo se lo haría a Iñaki el presentador, en particular por permitir actitudes como las de Inda, que podía expresarse a su manera y en su tono cuando es su turno de intervención pero no cuando corresponde a sus enemigos seculares. Pero estando en nuestra posición ¿que clase de correctivo se le puede hacer a Iñaki?, pues cuando interrumpe Inda inmediatamente callar y quedar mirando a Iñaki y cuando calla de loritear Inda decirle a Iñaki que el tiempo enajenado por el enajenado de Inda lo recupero y como tras lo dicho Inda de nuevo interrumpirá, de nuevo mirar fijamente a Iñaki y callar y decir algo parecido y como de nuevo interrumpirá Inda mirar fijamente a Iñaki y callar…

    Lo que no hay duda es que si no se toma una actitud rompedora aunque aparentemente sea ridícula, esta persona se saldrá con la suya que es no mas que sabotear el debate y minar el ánimo del enemigo en base a falacias y burda manipulación.

    Sería deseable que los tertulianos de Podemos no sobreactuaran con tanto gesto cuando no están de acuerdo con lo que dice su oponente; lo entiendo dado el ímpetu juvenil que les caracteriza, pero así como para exponer o defender una verdad no es suficiente con que tengamos la certeza que nos asiste la razón también en los debates hay que argumentarla con sentido de la oportunidad y en esas ocasiones lo oportuno como importante es además del fondo argumental también el lenguaje corporal…y en esto último, que quede claro que digo solo en esto último, la representante del PSOE y el del PP se llevaron el premio de los televidentes, lo que les sirvió para maquillar su falta de argumentos y falacias.

    Buen día

    Julen Lizaso

  4. Prefiero leer un buen libro que ver como vomitan pestes contra personas de bien. Los medios desinformar a placer

DEJA UNA RESPUESTA