Google images.

Aitor RiveiroIrene Castro | El Diario | 08/11/2016

Los exministros de Interior, Jorge Fernández Díaz, y de Exteriores, José Manuel García Margallo, ya han encontrado acomodo tras quedar fuera del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. El grupo del PP en el Congreso los ha colocado como presidentes de las comisiones de Exteriores y Seguridad Nacional, respectivamente. Como ambos son diputados de fuera de Madrid se embolsarán un sueldo de 85.000 euros al año, además de poder contratar a discreción a un asistente a su servicio a sueldo de la Cámara. Las recompensas del PP también ha llegado al expresidente del propio Congreso, Jesús Posada, que presidirá la Comisión Constitucional.

Las comisiones de Exteriores y de Seguridad Nacional forman parte del cupo que le ha caído al PP en la legislatura que ahora comienza. Es el grupo que dirige Rafael Hernando el que decide quién ocupa ambas presidencias.

Fernández Díaz y García Margallo son diputados de fuera de Madrid. Por lo tanto, al sueldo base de los parlamentarios (2.813,87 euros al mes) suman una indemnización de 1.823,86 euros mensuales y exentos de impuestos para “afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara”, según el Régimen Económico y Ayudas de los Señores Diputados aprobado por el Congreso y que figura en su página web.

Como presidentes de las comisiones ambos recibirán en concepto de “gastos de representación” la cantidad de 1.431,31 euros al mes, según el mismo documento.

Tanto Fernández Díaz como García Margallo quedaron el pasado jueves fuera del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. El presidente ha descabalgado a dos de sus colaboradores más próximos durante los últimos cinco años.

El exministro del Interior ha acumulado durante toda la legislatura un sinfín de escándalos. El primero, en febrero de 2014, cuando varias personas murieron ahogadas cuando intentaban llegar desde Marruecos a Ceuta a nado y fueron repelidos con balas de goma por la Guardia Civil.

El segundo fue la creación  de una unidad secreta en la Policía Nacional para espiar a políticos independentistas y  rivales como Podemos y que  le estalló en la campaña electoral del 26J.

El Congreso de los Diputados aprobó el pasado mes de septiembre la creación de una comisión de investigación en la Cámara.

Este mismo martes el portavoz de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, ha recordado que esa decisión se adoptó en un Pleno pero que la Mesa del Congreso no permite que esa votación se materialice. “No sabemos por qué se retrasa semana tras semana, mientras que la constitución de delegaciones internacionales para que los diputados viajen se aprueban con bastante celeridad”.

Según Errejón, una vez que sus representantes en la Mesa han preguntado a la presidenta del Congreso por qué se estaba retrasando, Ana Pastor les ha asegurado que se podrá constituir la semana que viene.

El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, se ha limitado a señalar que la decisión de colocar a Fernández Díaz al frente de la Comisión de Exteriores corresponde al PP: “Ellos sabrán lo que han hecho”.

Errejón, por su parte, ha arremetido precisamente contra el PSOE y Ciudadanos por impedir con sus votos que el nuevo ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, comparezca en el Pleno para responder sobre la situación de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE)  tras el motín en el de Aluche (Madrid) y en el de Barcelona. “El PP ha votado en contra y Ciudadanos y el PP se han abstenido”, ha explicado sorprendido Errejón en una rueda de prensa. “De momento, las dos decisiones que le hemos visto tomar al PSOE y a Ciudadanos han sido cerrar filas con el Gobierno y con tapar las vergüenzas de espacios que hasta ahora han sido opacos a la información y a los Derechos Humanos“, ha zanjado.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA