Las cinco tareas de Michael Moore para superar la victoria de Trump

289
Michael Moore
Michael Moore

Mónica Zas Marcos | El Diario | 10/11/2016

Es uno de los hombres que predijo la victoria de Donald Trump en la noche del martes y fue tachado de loco. Pero el documentalista norteamericano conoce bien las pasiones y preocupaciones de sus compatriotas. En un país donde 47 millones de personas viven en riesgo de pobreza, Moore supo que el voto principal de su país iba a ser castigador del establishment y de las políticas fracasadas.

No fue reduccionista ni tachó de racistas incultos a los votantes potenciales del magnate neoyorquino. Hizo una radiografía del Medio Oeste americano, del hombre blanco cabreado y de una contrincante detestada que predecía lo peor. Pero en su artículo titulado 5 razones por las que Trump va a ganar, publicado en su propio blog, también dejaba un resquicio para la esperanza. “Este desgraciado, ignorante, peligroso payaso a tiempo parcial y sociópata a tiempo completo va a ser nuestro próximo presidente”, escribía en un último intento de hacer entrar en razón al electorado indeciso y desesperado.

Ahora, con un pronóstico que ha vencido a las encuestas y los medios especializados, Moore tampoco se ha regodeado en el infame ‘ya te lo dije’. Se ha manifestado por los alrededores de Times Square coreando lemas como Not my president y ha compartido los vídeos de la marcha en su Facebook.

Sin embargo, ha sido un texto titulado Morning after to-do List el que ha provocado una mayor respuesta entre sus seguidores. Son cinco puntos para reconfortar a los que ayer lloraron sin descanso mirando las pantallas de la CNN y para advertir a los menos enterados de la manipulación de los medios nacionales. “Ignorad los titulares que dicen que ha sido la elección del cambio o que Trump es el curador“. En cambio, anima a seguir luchando desde abajo al mismo tiempo que deja en ridículo ciertos resortes de la última campaña. Al típico estilo Moore.

Paso por paso

Devolver el control Demócrata a la gente. No es la primera vez que el cineasta se posiciona en contra de la élite del partido, incluyendo especialmente a los Clinton. Ahora que el aparato “nos ha fallado de forma miserable”, anima a recuperarlo para los votantes.

Despedir a los expertos. Moore recalca el comportamiento hipócrita de aquellos que alimentaron la conocida campaña del odio y ahora animan a los votantes a “curar la división” del país y “seguir adelante todos juntos”. “Expulsarán más chorradas parecidas por su culo en los próximos días. Así que apágalos”, concluye.

Liderar una oposición brutal. El documentalista repite un mensaje que se adueñó de los discursos tras la estupefacción: la lucha. Defiende que todo aquel demócrata que no esté dispuesto a pelear desde la oposición, debería echarse a un lado. Y eso incluye a cualquiera “que no se haya levantado con ganas de resistir y obstruir de la misma forma que hicieron los republicanos con el presidente Obama día tras día durante ocho años completos”.

No llamar sorpresa a la ignorancia. En este punto, Michael Moore mete el dedo en el egoísmo de quienes “han vivido en una burbuja sin atender a sus compatriotas estadounidenses y su desesperación”. Para eso, primero deben dejar de decir que están estupefactos y aturdidos, porque la candidatura de Trump nunca fue una broma y considerarlo así solo le fortaleció.

“Llegó de pronto un showman que quería volar por los aires las dos partes del sistema (republicanos y demócratas) y decirles a todos: ¡Estás despedido!”. También explica que Donald Trump es una criatura pop de los medios de comunicación, pero se les fue de las manos y ya no les pertenece.

Respetar tu voto y confiar en tus compatriotas. Moore termina su lista recordando que “¡HILLARY CLINTON GANÓ EL VOTO POPULAR!”. La candidata demócrata cosechó más voto directo que Trump, algo que luego no se tradujo en la victoria. El cineasta continúa consolando a los estadounidenses que votaron por ella: “Si te levantaste hoy pensando que vives en un país jodido, no es así. La mayoría de tus colegas querían a Hillary, no a Trump”.

También critica el sistema de voto estadounidense, que se basa en el “ winner takes all” (el ganador se lo lleva todo). El candidato que gana los votos populares en un estado se lleva los votos de todos los electores de ese territorio, por lo que no es proporcional. “Hasta que no cambiemos eso, seguiremos teniendo presidentes que no elegimos y no quisimos”, continúa Moore.

“Vives en un país donde la mayoría de sus ciudadanos han dicho que creen en el cambio climático, en que las mujeres deben ser pagadas igual que los hombres, que quieren una educación universitaria libre de deudas, no desean invadir países, desean una subida en el salario mínimo y un sistema de atención médica universal de pago único”. El documentalista termina su lista de cinco puntos asumiendo que “la mayoría está de acuerdo con la ideología liberal” y “solo hace falta un liderazgo liberal que la ponga en marcha”.

Comentar con Facebook ()

Comentar (1)

1 Comentario

  1. Me da la sensación de que este hombre se equivoca…soy partidario de dar un voto de confianza a Trump. Una de las razones mas significativas para ello es que ha tenido a la prensa “gorda” norteamericana en contra…y sabemos que mientras medios y partidos se dan mutuamente de comer, le quitan al ciudadano la democracia de la boca; la prensa al servicio de sus amos no construye ciudadanía sino oligarquía y es preisamente esto lo que hemos conocido hasta hoy en USA y seguimos teniendo en España.

    La segunda y mas importante es que ha roto y sin ruptura no hay nada nuevo….alguien dirá que tambié Hitler rompió y con él llegó algo nuevo, pienso que aquí no hay locura de raza ni de casta ni de clase…tan solo y en principio incertidumbre.

    En principio ha ganado las elecciones…espero que también se gane a los ciudadanos que no les queda nada que perder en base a anteriores políticas…en principio seguirán pasándolo mal por las inercias del funcionariado burocrático…y de los que hasta ahora han vivido de manera infantil en su zona de confort??? pienso que les llega la hora de sentirse un tanto molestos con quien creían que les iba a consolidar su confort……

    Ondo izan

    Iulen

DEJA UNA RESPUESTA