Google images.

Ana Requena Aguilar | El Diario | 14/11/2016

La lucha del sector del contact center por mejorar las condiciones laborales de sus plantillas llega este martes al Parlamento Europeo. Varios delegados de CGT se reúnen con eurodiputados para denunciar que las prácticas de las empresas de telemarketing vulneran varias directivas europeas. Además, todos los sindicatos han convocado otra jornada de huelga para el 28 de noviembre para exigir a la patronal mejoras salariales y de la calidad del empleo. El convenio del sector lleva caducado casi dos años.

80.000 personas trabajan en España en los contact center. Empresas como Atento, Arvato Bertelsmann, Transcom, Teleperformance, Ilunion, Sitel, o Konecta son algunas de las más grandes del sector. Sus nombres son poco conocidos, pero sus clientes son las grandes del Ibex. Tampoco se libran las administraciones públicas que derivan la gestión de, por ejemplo, sus teléfonos de atención al ciudadano.

La precariedad es la norma. El sueldo medio del sector ronda los 700 euros. “Ya casi ninguna nueva contratación es a tiempo completo, el 90% de los contratos son a tiempo parcial y la jornada media es de 32 horas. La gente trabaja por 600, 700, u 800 euros”, explica el coordinador estatal de Telemarketing de CGT, Santiago  Alonso.

Alonso es uno de los delegados que visita el Parlamento Europeo para denunciar, entre otras cosas, los sueldos “que no dan para vivir”. Las llamadas horas complementarias de los contratos a tiempo parcial permiten a las empresas ampliar la jornada casi discrecionalmente. “Eso le impide a la gente tener dos trabajos, que es lo que se hacía antes, u organizarse”, denuncia el coordinador.

La subrogación de las plantillas es otro de los puntos controvertidos en un sector donde la subcontratación es el día a día. El artículo 18 del convenio colectivo permite que las plantillas sean despedidas cada vez que una empresa cambia el servicio de contrata. “Hay gente que lleva quince años trabajando pero que solo tiene uno de antigüedad”, resume Alonso. La central reclama la aplicación de la directiva europea 2001/23 sobre sucesión de contratas, que fija las condiciones para que las condiciones laborales de las plantillas se mantengan en estos casos.

CGT pide también el cumplimiento de las recientes sentencias europeas sobre los derechos de los trabajadores temporales. Hasta ahora, un trabajador del sector contratado temporalmente por obra y servicio puede ser despedido si hay disminución del volumen de llamadas, aunque ese servicio –la obra– continúe. La central reclama que se equiparen las indemnizaciones de esas personas a las de los despidos objetivos de los contratos indefinidos (20 días por año trabajado), tal y como ha establecido la jurisprudencia europea.

Congelación salarial

Las demandas que escucharán los eurodiputados son similares a las que han chocado contra el bloqueo del convenio del sector, caducado desde el 31 de diciembre de 2014. Ese es el motivo de las huelgas que, por primera vez, convocaron en septiembre todos los sindicatos. A pesar del éxito de la convocatoria, la patronal no ha hecho ningún movimiento. Las centrales han convocado de nuevo otra huelga para el lunes 28 de noviembre.

“La convocatoria fue muy bien, pero las cosas siguen igual”, dice la secretaria general del Sector del Contact Center de CCOO, Montserrat Sánchez. La propuesta salarial de la patronal es la congelación para 2015, un 1% de subida para 2016 en la fecha de firma del acuerdo (si fuera en diciembre, por ejemplo, ese 1% solo se aplicaría ese mes), y el IPC con un suelo mínimo del 0,6% para 2017 y 2018.

Los sindicatos no aceptan la propuesta, aunque tampoco coinciden en sus posiciones. CCOO acepta una subida del 1%, aunque aplicada a todo 2016, a cambio de convertir en indefinidos a 10.000 trabajadores anteriores a 2010. CGT, por contra, exige subidas mayores. “Entre 2010 y 2014 hubo una pérdida de poder adquisitivo del 5% y la última subida salarial fue del 0,7% en enero de 2014%, recuerda Santiago Alonso. Su sindicato también aboga por reclamar que aumente la contratación a tiempo completo dentro de las empresas.

Un punto del convenio, anulado

La Audiencia Nacional acaba de anular un artículo del convenio de contact centerpor desincentivar el disfrute de las vacaciones de los trabajadores. En septiembre, UGT impugnó este artículo del convenio, una petición que también registró CGT y a la que se adhirieron CCOO y CIG.

El artículo impugnado establece la forma en la que se retribuyen los complementos salariales durante las vacaciones. El cálculo hacía que un trabajador no cobrara el sueldo de un mes ordinario mientras estaba de vacaciones. La conclusión es que esta fórmula no se ajusta a la legislación europea. Por eso, la Audiencia Nacional anula el artículo y obliga a negociarlo de nuevo.

Comentar con Facebook ()

Comentar (1)

1 Comentario

  1. Cierto, pero nuestros gobernantes viven a espaldas de lo que acontece a gran parte de españolitos.

DEJA UNA RESPUESTA