España lidera en Europa el ránking sobre percepción de la corrupción

INFORME DE TRANSPARENCY INTERNATIONAL SOBRE CORRUPCIÓN EN EUROPA Y ASIA CENTRAL

264

 

Gráfico sobre la intensidad de la percpeción de la corrupción en los países de Europa y Asia Central. /
Gráfico sobre la intensidad de la percpeción de la corrupción en los países de Europa y Asia Central. / Informe ‘Ciudadanos y Corrupción: Europa y Asia Central’, de Transparency International

PASCUAL GARCÍA | Cuartopoder | 

Una de cada tres personas que viven en Europa y Asia Central cree que la corrupción es uno de  los problemas más graves de su país. Esta proporción aumenta a dos de cada tres en Moldavia, España y Kosovo. Además, más de la mitad de las personas de países de la Unión Europea (el 53%) consideran que sus gobiernos no luchan ni decidida ni eficazmente contra la corrupción. Los gobiernos de Ucrania (86%), Moldavia (84%), Bosnia-Herzegovina (82%) y España (80%) son los peor valorados por sus ciudadanos a este respecto.

Estos son algunas de las conclusiones del estudio presentado hoy por Transparency International, que ha encuestado a casi 60.000 ciudadanos en 42 países en Europa y Asia Central sobre sus experiencias cotidianas con la corrupción para elaborar su informe: Ciudadanos  y Corrupción: Europa y Asia Central.

“Por lo que respecta a España, el estudio viene a confirmar el importante problema que supone la corrupción para los ciudadanos y la desconfianza que tiene la sociedad respecto a la clase política, sus gobernantes y sus representantes parlamentarios”, ha manifestado Jesús Lizcano, presidente de Transparencia Internacional España, quien, sin embargo, pone en el lado positivo de la balanza el bajo nivel de sobornos que se paga en España para acceder a los servicios públicos en relación al contexto internacional (ver gráfico).

Mapa sobre el
Mapa sobre los niveles de soborno en Europa y Asia Central (pinchar para ver más grande). / Informe ‘Ciudadanos y Corrupción: Europa y Asia Central’, de Transparency International

El informe precisa, por ejemplo, que el 88% de los entrevistados en nuestro país considera que los poderosos influyen indeseablemente en las decisiones gubernamentales, porcentaje que, por ejemplo, en Reino Unido se sitúa en el 77%. Además, el 28% de los españoles percibe un aumento de la corrupción en el país en los últimos 12 meses, mientras que un 37% piensa que todo sigue igual.

Sobre cuál es la principal razón por la que muchos ciudadanos no denuncian la corrupción cuando ocurre, un 35% de los encuestados piensa que se trata de miedo a las posibles consecuencias, mientras que otro 19% considera que es porque se acepta la corrupción como algo normal. Un 12% elige la opción de que quien no denuncia es porque está implicado.

En  España, un 48% de los encuestados considera que los ciudadanos pueden cambiar la situación de la lucha contra la corrupción. Un 45% acepta que los testigos de corrupción lo denuncien y otro 48% está muy de acuerdo con la opción: “Si yo fuese testigo de un acto de corrupción, me sentiría personalmente obligado a denunciarlo”. Es más, un 46% estaría dispuesto a pasar todo un día en un juzgado si hiciese falta para denunciar un caso de corrupción.

Transparencia Internacional formula cuatro recomendaciones para reducir la corrupción política y contribuir a que las personas puedan hablar libremente sobre el tema sin temor a represalias. La primera, adoptar normas transparentes sobre los lobbies y establecer un registro público de actividades de lobbies a fin de posibilitar un mejor escrutinio y control de las decisiones políticas. Además, se hace hincapié en la necesidad de asegurar la independencia del Poder Judicial, adoptar leyes integrales para la protección de denunciantes, asegurando su aplicación, y en apoyar a los denunciantes y a quienes informan sobre actos de corrupción.

Comentar con Facebook ()

Comentar (3)

3 Comentarios

  1. Informada hace rato del discurso de D. Felipe, hoy me desplazo a mi casa expresamente para opinar, lo que haré en un tris porque me debo marchar.

    Un año más, se evidencia a la legua que D. Felipe, viviendo en su burbuja de oro y como no puede ser de otro modo, DESCONOCE LA REALIDAD de lo que ocurre en España y ha convertido su discurso -como loro de repetición del Presidente del Gobierno- en un paripé, rodeado de parafernalia. Desconocimiento que avalan cuatro ejemplos importantes, en mi opinión:

    1°.- “ESPAÑA Y NACIONALIDADES”.

    DESCONOCE LA REALIDAD, al proclamar en su engaño (inducido, pero consciente) “una España unida”, cuando lo que hay es “una España desunida” por culpa de todos los fundadores y gobernantes que, a beneficio propio, violaron los derechos fundamentales de la Constitución a la que tanto él apela como origen de unidad (y en la cual, colaron a su papá), sin tampoco reconocer el concepto de “nacionalidades”.

    2°.- “SOBERANÍA POPULAR”.

    DESCONOCE LA REALIDAD, porque el Gobierno y la falsa oposición del PSOE, con una soberanía popular -ya de por sí perdida por desconfianza en las instituciones- la ratificaron modificando ante el eje franco-alemán el Artículo 135 constitucional para garantizar el pago de la deuda pública antes que los derechos fundamentales de los españoles.

    3°.- “CORRUPCIÓN”.

    DESCONOCE LA REALIDAD, porque no se puede pasar página de la corrupción, ya que no pertenece al pasado mientras no sean ajusticiados como debieran los culpables, y resarciendo a los ciudadanos con el dinero robado cuyo perjuicio ha contribuido a crear desigualdades en la sociedad. Y no han sido ajusticiados porque la corrupción sigue instalada en las instituciones a cuyos mandatarios no interesa la imparcialidad de la Justicia y, por ende, dotarla de medios para perseguirla con celeridad, como también a nivel fiscal.

    4°.- “RESPONSABILIDAD DEL PSOE Y CIUDADANOS”.

    DESCONOCE LA REALIDAD, porque lo que él describe como “responsabilidad y generosidad por parte de los dos partidos que han facilitado la gobernabilidad al PP”, es -principalmente en el PSOE- TRAICIÓN a los españoles, al haberles engañado durante años erigiéndose en oposición de izquierdas.

    RESUMIENDO: Un año más, digo, tenemos a D. Felipe como digno heredero de las mentiras del sujeto que estuvo reinando alejado de la realidad, pronunciando un discurso de partido para el establishment, proponiendo olvidar el pasado de corrupción, planteando un presente con la economía in crescendo (omitiendo que para las élites) y prometiendo un futuro halagüeño en El País de las Maravillas. Y, por supuesto, considerando la Carta Magna dogma de fe (para no variar).

    Por tanto y en vista de lo anterior, sólo puedo reiterarme en que D. Felipe, a quién nadie ha votado y alejado como está de la realidad ¡NO ES MI REY!.

  2. ¿¿Cómo cojones se puede hablar de “PERCEPCIÓN”, cuando estamos hasta los cuernos de mierda??
    ¡Alguien que me lo explique!

DEJA UNA RESPUESTA