Un ejemplo de sensatez. Irene Villa responde a Jaime Peñafiel

48644

Irene Villa | 17/11/2016

Hoy en La Razón respondo a Peñafiel:

Estimado Jaime Peñafiel:

Leí estupefacta tus palabras hacia mí en tu subsección Sube-Baja. La verdad nunca imaginé estar ahí y menos viniendo de ti. Fui la única que “bajó”:

“Por dejarnos a tantos y tantos como sufrimos con ella, lo que vulgarmente se dice con el culo al aire, al declarar que los crueles tuits del impresentable Guillermo Zapata, por los que se sienta en el banquillo, no le afectaron. Quienes te queremos no entendemos tu actitud.”

Quienes me quieren no solamente entienden mi actitud sino que admiran que sea capaz de separar lo que requiere atención de lo banal. Si siendo una adolescente no dejé que me afectaran esos chistes de mal gusto, comprende que a punto de cumplir los 38 me resbalen por completo. Aprendí a no dar poder sobre mí a cualquiera.

Permíteme ejercer mi libertad de sentimientos. Por cierto, esa inteligencia emocional que nos ayuda a ser felices con muy poco, es la que trato de contagiar en mis conferencias, aquí y fuera de España. Y es que las empresas han comprobado que la toxicidad de los empleados supone un gran freno a su rendimiento.

Tengo claro que no ofende el que quiere sino el que puede. Y tú sí que has podido, porque te considero una persona a la que escuchar y porque además no hablas a través de un chiste (que puede reproducirse con maldad o simplemente con sorna o ironía), sino que lo haces apelando a la razón y con los cinco sentidos puestos en una publicación que leen miles de personas. Menos mal que la mayoría sabe que no he dejado “con el culo al aire” a nadie, sino que lo único que hago es ignorar lo que creo que no debe condicionar mi vida. Quienes me quieren saben que siempre quise mantenerme al margen de toda esa polémica porque no quería que se me utilizase para dar bombo a algo que no tiene importancia más allá del humor negro.

Aprovecho para decir a todos los ofendidos por el dichoso chiste: perdón por no ofenderme.

Comentar con Facebook ()

Comentar (8)

8 Comentarios

  1. La sinverguenceria de la indignidad , es querer aprovechar el daño causado a otros , para sacar provecho , de esas circunstancias por parte de los defensores de la barbarie más aberrante , y ser mercenarios y serviles , a los regímenes más absolutistas y dictatoriales , que por desgracia todavía subsisten en nuestro País.
    Es abonible la falta de ética , cordura , responsabilidad , decencia , y rigor por parte de quienes presumen de intelectuales y se vanaglorian de ejercer un oficio , que debería ser grandilocuente y necesario , si de verdad se ejerciera sin todas estas cuestiones. Lo malo es que se hace con todo lo contrario. « Los eruditos , licenciados en medios de la información » Jajaja , es para partirse de risa , por no partirles a ellos su falta del rigor que debería emplearse en un oficio tan importante.
    Tan importante , que puede depender de estos « PENDEJOS» Que a un País le vaya de un modo , o de otro.
    Quiero dejar bien claro , antes de seguir , que no me gusta el humor negro , y aún menos cuando esté perjudica o lástima a personas , que por alguna razón padecen algún tipo de « handicap , o dificultad, ya sea por raza , accidente , incidente , de nacimiento , o por terrorismo.
    No lo apruebo , ni lo comportó , y así lo manifiesto , claro y conciso..
    Pero dicho esto , me hago y os hago una pregunta , a todos los que tengáis a bién leer esto.
    ¿ Que es peor , un chiste de mal gusto , y que repito yo desapruebo , Ó la dejadez y el olvido de quienes gobiernan , que sólo se ocupan de utilizar a esta gente cuando hay elecciones y ponen todos sus lacayos ,a divulgar la noticia ? ¿ Canto tiempo había transcurrido desde que el tal Zapata , sacó su poco afortunado , y mal chiste ,en las redes sociales , hasta que los pregoneros, charlatanes, doxóforos , licenciados de la desinformación le dieron bombo y platillo? ¿ y con qué objetivo? ¿ piensenlo , no era tiempo de Campaña electoral? Enfīn.
    Me congratula , que pese al daño o tal vez cabreo , que le haya podido causar a Irene en su día , cuando salió en las redes Sociales . Irene ha sabido estar a la altura ,y dar una lección de pundonor , entereza , firmeza , y dignidad,a toda esa bazofia, que lo único que hizo fue escarbar en una herida, que quizás y digo quizás , porque yo no soy nadie para analizar los sentimientos de los demás , pero repito , quizás ya tenía cicatrizada.
    Pero quisiera dejar una pregunta a los catedráticos de la prensa , y diré que estoy siendo muy Cortés y diplomático , por tanto hipócrita ,en este sentido , porque en Realidad , no pienso que sean estos los adjetivos más adecuados . Esos , me los reservo.
    Pero como decía …. ¿ Alguno de estos lumbreras , se le ocurrió preguntarle , a Irene , así como a otras víctimas, si se sienten atendidas por las instrucciones? ¿ Si se preocupan por su bienestar?
    ¿ Si les dan tos los medios, y si a los dependientes , cuidan como sus necesidades lorequieran ?
    Y entonces me pregunto y dejó la pregunta …¿ Cual es más execrable , el mal chiste , ó la infamia, por parte de los poderes y sus papagayos?

  2. Nunca entenderé a las personas que utilizan algo tan único como lo es “vivir” para dañar. Este “señor” vive su existencia hablando, comentando y criticando vidas ajenas, saliendo en programas q venden vidas privadas. Irene ni respuesta merece, eres un ejemplo de fortaleza y vitalidad, no vale un minuto intercambiar color con personas grises.
    Un abrazo

  3. Gracias Irene tu perduras en nuestra memoria los vendedores de fascículos, sartenes y ahora colchones ya han nacido muertos, D.E.P.

  4. Que país más perverso, un dictador asesino nombra sucesor y perpetúa un régimen corrupto e injusto, y sus seguidores se enojan por todo y dicen quien ha de tener la condición de verdugo y quien la de víctima. Cuando les preguntas por la cunetas llenas de desaparecidos, te contestan a lo “Espe”, que todos eran iguales, sin embargo y viniendo de ellos, esta bien dicho, eso no es apología, porque sobre la impunidad histórica, no cabe queja, es lluvia sobre mojado.

  5. Aúpa, Irene! Eres un ejemplo para todos. Tú sí que eres tolerante. Tú sí que sabes separar lo importante de lo banal. Quienes te quieren utilizar lo tienen difícil. No sabes cuánto me estimula tu entereza. ¡Gracias!

  6. Enhorabuena por tener esa actitud y por defenderla de forma tam clara e ilustrativa. Eres un ejemplo del que todos tenemos mucho que aprender

DEJA UNA RESPUESTA