Santillana convierte a Marx en un admirador del capitalismo en un libro de texto de Bachillerato

3857

Aunque se trate de editoriales diferentes, solo caben dos posibilidades ante semejante barbaridad: o bien estas empresas se han puesto de acuerdo para prostituir la historia de la forma más canallesca posible, o bien los autores de “Lorca murió cerca de su pueblo” y “Machado se fue a Francia con su familia”, hacen horas extras para llenar de mierda el cerebro de los y las jóvenes estudiantes de este país.

Esto, esta cosa, esta aberración, no tiene nombre. Están reescribiendo el pasado sin el más mínimo pudor, y no solo lo están haciendo estas editoriales, Anaya y Santillana (Grupo Lagardère y Grupo Prisa respectivamente), sino muchas más. Y lo que es más grave: al menos en España lo hacen con el consentimiento de un Gobierno que o bien no cumple con su obligación de supervisión, o bien, y esto sería todavía más grave, sí lo hace y está satisfecho con los contenidos.

¿Alguien imagina la desorientación de los y las que en el futuro profundicen en estos contenidos? ¿Alguien imagina, si es que consiguen desaprender lo asimilado, lo complicado que les resultará enfrentarse a los conceptos primarios de esa mayoría que no profundizará? ¿Alguien imagina cómo será la cosmovisión de la sociedad del mañana?

Si alguien se siente tentado a matizar que el contenido dice algunas medias verdades descontextualizadas, que ni lo intente. Mejor que vuelva a leer el texto como si no supiera nada de Marx, y seguro que así acaba con la tentación.

cxjmpozxaaakwgh

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA