Al menos siete trabajos del rector de la Universidad Rey Juan Carlos son plagios groseros

DESDE LA TESIS DE UNA ALUMNA A TRABAJOS DE OTROS PROFESORES

151
lopez_bilbao
Fernando Suárez Bilbao, durante una conferencia en el seminario “Símbolo, representación y poder en el mundo hispánico”. / docelinajes.org

JUAN CARLOS ESCUDIER | Cuartopoder | 

Fernando Suárez Bilbao, rector de la Universidad Rey Juan Carlos, sería un autor prolífico de enciclopédicos conocimientos en temas tan dispares como el exilio italiano de los judíos españoles, la Constitución de Bayona o la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, de no ser porque buena parte de su producción literaria es un burdo fusilamiento al amanecer de trabajos ya publicados con anterioridad. Este diario tiene constancia de al menos siete groseros plagios de Suárez que le inhabilitan para seguir al frente de una universidad pública y de la dirección del Anuario de Historia del Derecho Español, situación sólo explicable por sus excelentes relaciones con el Partido Popular.

El pasado 12 de noviembre, cuartopoder.es se hizo eco de uno de estos atracos literarios que un mes antes había sido desvelado por El Correo Gallego. Fue perpetrado contra el catedrático de la Universidad de Barcelona Miguel Ángel Aparicio Pérez, de cuyo manual El status del poder judicial en el constitucionalismo español, Suárez reprodujo textualmente 35 de sus páginas en un artículo que publicó en 2006 en el citado Anuario y que tituló Revolución y Restauración en la Administración de Justicia (1874-1936).

A la izquierda, un párrafo de "Las donaciones condales en la zona del Pisuerga: Santa Maríade Rezmondo y Melgar de Suso", publicado en 2002 en el Anuario de Historia del Derecho español; a la derecha, otro de "Fernán González y el Condado de Castilla", publicado en 2015 con la firma de Fernando Suárez Bilbao
A la izquierda, un párrafo de ‘Las donaciones condales en la zona del Pisuerga: Santa María de Rezmondo y Melgar de Suso’, publicado en 2002 en el Anuario de Historia del Derecho español; a la derecha, otro de ‘Fernán González y el Condado de Castilla’, publicado en 2015 con la firma de Fernando Suárez Bilbao.

El asunto fue seguido por eldiario.es, que ha dado cuenta de dos nuevas apropiaciones de lo ajeno del rector: el de la tesis doctoral de una alumna sobre la Constitución de Bayona y un estudio sobre Fernán González, publicado ya siendo Suárez el máximo responsable de la Rey Juan Carlos, con fragmentos literales de autores que habían publicado sus trabajos en el Anuario que el plagiador dirige.

Donde posiblemente el Magnífico alcanzó la cima de la copistería fue en su aportación al volumen titulado La Iglesia en la Historia de España, bajo la dirección de su mentor José Antonio Escudero y publicado en 2014. España y Europa: las peregrinaciones a Santiago es el capítulo firmado por Suárez, en el que en abierta demostración de que no hay texto menor se apropia de párrafos de webs de viajes. Que no se diga que Suárez no se curra los dictaados.

La principal fuente de inspiración del rector es el profesor de la Universidad de Santiago de Compostela y medievalista Carlos Barros, que en 2003 había publicado en italiano La peregrinación a Santiago de Compostela, y que tres años después ya traducido al castellano se incluyó en Anales de Historia Antigua, medieval y Moderna. “Se ha llevado trozos de mi artículo de forma literal” explicaba el pasado domingo Barros al Correo Gallego.

Pero no era la única. Aquejado quizás de una tara que le impide redactar por sí mismo una frase con sujeto, verbo y predicado, Suárez cortopegó párrafos de rumbonatura.com (“Nos encontramos en el primer tercio del siglo IX, con la invasión musulmana prácticamente consolidada en la Península Ibérica y los minúsculos reinos cristianos del norte más parapetados en la compleja orografía del terreno, que en su propia capacidad para detener al enemigo”), de El País Digital, de arteguias.com, y hasta de bicigrino.com, para peregrinos ciclistas. De ésta última es este párrafo: “Los peregrinos utilizaron tres elementos básicos que pronto se convirtieron en sus símbolos distintivos: el zurrón (morral), el bordón o bastón y la calabaza para almacenar vino.”.

Aderezado con párrafos textuales de un abogado coruñés, José Ricardo Pardo Gato, autor de El Derecho castellano-leonés en la peregrinación jacobea. Una reflexión histórico-jurídica”, de El Liber Peregrinationis como fuente para la Historia del Camino de Santiago y las sociedades medievales del norte peninsular, del historiador Arquero Caballero, y con un artículo a capón del catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Coruña, Javier Sanz Larruga, Suárez consumó una de sus obras cumbre.

plagio3
A la izquierda, un párrafo de ‘El triste epílogo de los judíos españoles en el exilio italiano’, publicado por Suárez Bilbao en 2010. A la derecha, el texto ‘Italia: un triste epílogo de la expulsión de los judíos de España”, de Robert Bonfil (pinchar en la imagen para ampliarla).

Como no sólo del camino de Santiago vive un rector, en 2010 Suárez el prolífico publicó El triste epílogo de los judíos españoles en el exilio italiano, dentro de un volumen titulado Centros de poder italianos en la monarquía hispánica (siglos XV-XVIII), bajo la coordinación de Martínez Millán y Rivero Rodríguez. La inspiración le vino en esta ocasión de dos clásicos: Michele Luzzati, medievalista de la Universidad de Pisa y presidente de la Asociación Italiana para el estudio del judaísmo, tristemente fallecido, y Robert Bonfil, autor de Italia: un triste epílogo de la expulsión de los judiís de España, de cuya erudición se nutre a destajo, hasta en los puntos y comas.

Posiblemente por despiste, que no se puede estar en todo, una nota bibliográfica que Suárez atribuye a Bonfil, la 31, está copiada de Luzzati, a la manera de la casa, esto es, literalmente.

No se vayan que aún hay más. En 2015, con Javier Alvarado y Jaime Salazar como coordinadores, la editorial Sanz y Torres junto a la UNED compendió en dos volúmenes la historia de La Orden de Malta en España (1113-2013), a la que Fernando Suárez aportó otro capítulo imprescindible: Malta: la orden marinera.

Aquí el rector estuvo sembrado recogiendo la cosecha que antes que él habían publicado Rafael Pérez Peña, doctor en Derecho de la Universidad de Málaga y responsable de una inspiradora tesis doctoral en 2009 –La soberana Orden de Malta a través de diez siglos de historia y su relación con a acción humanitaria-, y Jaime Salazar Acha, doctor en Derecho, caballero de honor de la citada Orden, miembro de la Real Academia de la Historia y autor de Los caballeros de San Juan y las distintas etapas de su actuación naval en la Edad Media, que vio la luz en los Cuadernos del Instituto de Historia y Cultura Naval en 2011.

A los párrafos textuales de ambos, Suárez, todo un documentalista, añadió sin respetar el derecho de cita y literalmente, como se ha podido deducir, el grueso de una conferencia que el historiador y militar José Cervera Pery pronunció en 1994 y que llevó por título La Orden de Malta y la Armada: una vinculación histórica.

Suárez, que no atiende a las llamadas de este medio para pedirle que explique cómo es posible que sus musas plagien con tanto descaro, sigue a estas horas siendo rector. Quizás no tenga a mano ninguna carta de dimisión que ya haya sido redactada.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA