El Congreso aprueba la petición de Unidos Podemos de subir el salario mínimo a 800 euros en 2018

830
Lucía Martín, Xavi Domènech, Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en la constitución del Congreso.
Lucía Martín, Xavi Domènech, Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en el Congreso. MARTA JARA

eldiario.es | 22/11/2016

El pleno del Congreso ha aprobado, por 174 votos a favor, 137 en contra y 30 abstenciones, la petición de Unidos Podemos de subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 800 euros en 2018 y 2019 y que alcance los 950 euros en 2020, ya que de esta forma se cumpliría con la recomendación de la Carta Social Europea que sitúa el SMI en el 60 % del salario medio.

El Grupo Socialista ha votado a favor, Ciudadanos se ha abstenido y el PP ha votado en contra.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado en el pleno del Congreso una proposición de Ley que ya registró en la pasada legislatura pero que no llegó a ser debatida ni votada.

La iniciativa de Unidos Podemos recuerda que en 2015 el salario mínimo en España fue de 655,20 euros mensuales (en 14 pagas), muy inferior a la cuantía establecida por otros países, como Grecia donde este sueldo ascendió a 862,80 euros mensuales o en Francia e Irlanda, que fue de 1.343,80 y 1.398,40 euros respectivamente.

La subida que pide el grupo confederal se sitúa en los 13.300 euros anuales a final de la legislatura y añade que podría incrementarse en años sucesivos y en ningún caso disminuir.

Aboga por una reforma el Estatuto de los Trabajadores para que el SMI se revalorice anualmente en función del IPC previsto para ese año, y se revisaría con efectos retroactivos el 1 de enero de cada año para ver si el IPC real ha sido superado por el previsto.

Además, incide en que en el salario mínimo se debe computar únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda dar lugar a una minoración del mismo.

También recuerda que se trata de un sueldo inembargable y que la cuantía económica del salario mínimo establecido por ley tendría efectos sobre los convenios colectivos que se negocien a partir de su entrada en vigor.

Según la proposición de ley, el SMI debe ser fijado, previa consulta con sindicatos y empresarios, teniendo en cuenta el coste de la vida, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica general.

La proposición de Ley de Unidos Podemos se ha debatido después de que la Comisión de Empleo diera luz verde la semana pasada a otra iniciativa pactada por el Partido Democrático de Cataluña (PDC), PSOE, Unidos Podemos, ERC y el PNV para pedir que el Gobierno acuerde con los agentes sociales una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) escalonada para que llegue a 12.000 euros anuales al final de la legislatura.

Además, en la anterior legislatura el pleno del Congreso también aprobó por unanimidad instar al Ejecutivo a negociar un calendario de subida con patronal y sindicatos para adaptarlo a la recomendación de la Carta Social Europea y que se sitúe en el 60% del salario medio neto.

La iniciativa decayó al convocarse nuevas elecciones.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA