Grecia: el Comité de Auditoría de la Deuda no se rinde

El Comité por la Verdad sobre la Deuda Pública griega se reunió en Atenas a primeros de noviembre para continuar estudiando la deuda ilegal, ilegítima, odiosa e insostenible que acosa a Grecia.

165
cancel_greek_debt
Proyección en la fachada de la embajada alemana para pedir la cancelación de la deuda griega. / GLOBAL JUSTICE NOW

Anouk Renaud, CADTM Bélgica | Diagonal | 24/11/16

Creado en abril de 2015 a iniciativa de Zoe Konstantopolou, expresidenta del Parlamento griego, el Comité por la Verdad sobre la Deuda Pública griega se reunió de nuevo en Atenas los días 5, 6 y 7 de noviembre para continuar su trabajo. La sesión de apertura del sábado, 5 de noviembre, por la tarde, reunió a más de 250 personas en una sala abarrotada. El mensaje de los miembros del Comité, que tomaron la palabra, fue unánime y no podía ser más claro: el trabajo de auditar la deuda griega continuará cueste lo que cueste.

La auditoría de la deuda más viva que nunca

Zoe Konstantopoulou comenzó recordando el origen de este comité. A pesar de la falta de apoyo de las autoridades gubernamentales y los ataques mediáticos, a veces violentos contra algunos/as de sus miembros, el Comité por la Verdad sobre la Deuda Griega logró publicar, en junio de 2015, un primer informe, que demuestra que la deuda griega con la Troika es ilegal, ilegítima, odiosa e insostenible. A fines de septiembre de 2015, el Comité publicó un segundo análisis que muestra que las nuevas deudas de 86.000 millones de euros que acompañan el tercer memorándum entran en las categorías de ilegales, odiosas, ilegítimas e insostenibles.

Se anunció en ese momento que se continuaría con la investigación a pesar de la capitulación del Gobierno de “Syriza I” y de las presiones sufridas. De hecho, apenas asumió el cargo, el nuevo presidente de la Vouli (Parlamento helénico) anunció el fin “oficial” de la Comisión, eliminando todo rastro de su existencia en el sitio web del Parlamento. El Gobierno fuerza las oficinas, cambia las cerraduras y confisca los archivos… Esto prueba que las verdades que la auditoría de la deuda griega permitió desvelar no dejan contentos a todos aquellos que las escuchan. Mientras que el Gobierno griego afirma tener bajo control el problema de la deuda pública, continúa pagándola. Hoy en día se habla, incluso, de una reducción del monto de la misma. Sometiéndose a los designios de los acreedores, espera acordar con éstos una reprogramación de su deuda… ¡en 2018!

A pesar de esta tentativa de “liquidar” el Comité por la Auditoría, éste decidió en marzo de 2016, en ocasión de una reunión en Bruselas, continuar su trabajo con la forma de una asociación. Al querer eliminarlo, las autoridades sólo han fortalecido la determinación del Comité: “No hay una piedra que no se vaya a levantar, ni una persona que no se vaya a interrogar, ni un sobre que no vayamos a abrir “, concluye Zoe Konstantopoulou.

“¡Dennos energía!”

Esta vitalidad, que reafirmó al Comité, no proviene únicamente de sus miembros, que analizaron la deuda pública griega, dando a conocer sus resultados; proviene también del empuje de la sociedad, de las personas, de los ciudadanos. La obra de teatro realizada por un grupo de actrices griegas en la introducción de la sesión aportó un poderoso toque poético, musical y dinámico a la auditoría de la deuda, uno de cuyos objetivos es el de comunicar sus conclusiones a la sociedad griega. La intención de divulgar los resultados de la auditoría para permitir su amplia difusión, también, ha sido planteada por varios miembros del Comité en esta primera sesión. La eurodiputada Sofia Sakorafa, miembro del Comité, recuerda que la difusión de los resultados de la auditoría no es sólo una operación de comunicación, sino un desafío político para combatir el TINA (“There Is No Alternative”), que se consolidó con el cambio de actitud del Gobierno “Tsipras I”.

El Comité por la Verdad sobre la deuda griega ha producido valiosas herramientas, que siguen siendo, sin duda, elementos de resistencia. Ya que nos permiten apropiarnos a todos/as de argumentos para la difusión y concienciación a fin de forzar a los/as dirigentes a tener el coraje de emprender acciones enérgicas, de desobediencia y de rechazo del pago de la deuda. Como destaca Éric Toussaint, coordinador científico del trabajo de la Comisión, “si el Gobierno no opta por un cambio radical, el pueblo debe reemplazar a sus dirigentes”. Una cosa es cierta: el Comité continuará la batalla, pero no podrá ganarla solo.

El trabajo del Comité continuó al día siguiente. El programa abarcó: el sistema bancario griego, la seguridad social, en especial las pensiones, la falsificación de las estadísticas sobre la deuda pública por la ELSTAT (Autoridad Helénica de Estadística) y, también, las deudas privadas en un contexto donde la subasta de viviendas se está extendiendo.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA