España aumentó su exportación de armas hasta los 3.720 millones de euros en 2015

Un informe del Centre Delàs d'Estudis per la Pau advierte que el principal comprador de armas españolas en el Golfo Pérsico es Arabia Saudí, país que ha derivado armamento español a grupos insurgentes en Yemen.

106
armasespanoasok
El 24,5% de las armas españolas exportadas tuvieron como destino el Golfo Pérsico. / CENTRE DELÁS

Diagonal | 25/11/16

En 2015, España exportó 3.720 millones de euros en armas, según señala el informe Exportaciones Españolas de Armamento 2006-2015, elaborado por el Centre Delàs d’Estudis per la Pau. La cifra alcanzada el pasado año supone un aumento del 16% respecto al año anterior y un 391% más que en 2006. Además, el informe señala que durante 2015, el Gobierno español autorizó exportaciones de material de defensa por 10.676 millones de euros, el triple de la suma final de exportación, por lo que desde esta organización esperan que las cifras de exportaciones en los próximos años sean aún mayores.

Según el Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), España ocupó la séptima posición en el ránking mundial de países exportadores de armas, por detrás de Estados Unidos, Rusia, Alemania, Francia, China y Reino Unido. Las exportaciones de armas con origen español suponen un 4,4% de las mundiales y, a nivel de la economía española, supone un 1,5% de la balanza comercial.

Los principales destinatarios de las armas españolas son los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), con un 56%. En paralelo, los países miembros de la OTAN se llevan un 49% del total de las armas españolas, y los Estados miembro de la Unión Europea el 43%.

Sin embargo, el principal destino de las armas españolas es el Golfo Pérsico, con un 24,5% (911 millones de euros), y en especial Arabia Saudí, que acumula compras de armas españolas por 546 millones de euros –dos aviones de reabastecimiento de vuelo, un avión de transporte, piezas, granadas y municiones–, y Omán (161 millones de euros correspondientes a dos aviones de transporte y repuestos de aeronaves), Egipto (106 millones de euros) e Irak (85 millones de euros por seis vehículos blindados con brazo de robot y municiones).

Leer más: Patrick Cockburn: “El Estado Islámico es hijo de la guerra”

“Estas exportaciones pueden considerarse ilegales si nos atenemos a la propia legislación española y europea sobre comercio de armas debido a la situación de inestabilidad existente en la región de Oriente Medio, y en concreto por la influencia regional de países como Arabia Saudí o Emiratos Árabes Unidos en tanto que dan apoyo a una parte del conflicto en Siria y en otros países como Libia, Egipto o Yemen”, explica el informe del Centre Delàs.

En este informe destacan tres casos preocupantes relacionados con las exportaciones de armas desde España. Por un lado, la relación establecida con Arabia Saudí, convertido en el principal comprador de armamento español en la región y que, entre 2006 y 2015 ha comprado armamento por valor de 1.299 millones de euros. También el intento de exportación de 21 toneladas de explosivos de la empresa Maxam a través de su filial turca a Amán, atravesando territorio sirio, donde el comprador era una empresa fantasma con fuertes sospechas de que estuviera relacionada con alguna de las milicias de la zona, como ISIS. Por último, desde Delás advierten de que en Yemen se han detectado lanzacohetes C-90 y granadas de mano producidas por la empresa española Instalaza, y procedentes de Arabia Saudí, en manos de la insurgencia huti, sin que esto haya supuesto el bloqueo de exportaciones a Arabia Saudí.

Aumento de las exportaciones en los próximos años

“Si analizamos el comportamiento entre el material de defensa autorizado y el material de defensa español exportado de los últimos cuatro años, cabe predecir que las exportaciones de 2016 serán más elevadas que las de 2015”, explica el informe de Delàs. En el año 2012 se exportaron el 25% de las armas autorizadas, el resto fueron exportadas en los años siguientes. Lo mismo está sucediendo en el 2015, cuando sólo se exportaron el 35% de las armas autorizadas, por lo que el resto serían exportadas a partir de 2016.

En la última década se han autorizado exportaciones de material de defensa por el doble de las ventas realizadas, lo que indica que “hay un buen número de contratos por realizar y que el volumen de exportaciones seguirá siendo con toda probabilidad muy elevado durante los próximos años”, concluye el informe.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA